Habla Manolo de los Santos, uno de los organizadores de la Cumbre de los Pueblos: «El imperialismo no solo afecta a los pueblos del resto del mundo sino también al pueblo norteamericano»

Por Carlos Aznárez / Resumen Latinoamericano Argentina.

Esta semana se celebran en Los Ángeles, Estados Unidos, dos cumbres diferentes. Una, la convocada por el presidente Joe Biden, puede caracterizarse como la “Cumbre de la exclusión”, y la otra es la Cumbre de los Pueblos que se va a desarrollar a partir de este miércoles 8.  Cuando hablamos de exclusiones nos referimos a que Washington, muy arbitrariamente, dejó afuera a Cuba, Venezuela y Nicaragua y eso abrió una gran polémica viene porque son muchos los gobiernos que decidieron no enviar a sus presidentes rechazando las exclusiones. Para hablar de todo esto entrevistamos a Manolo de los Santos,  integrante de la Asamblea Internacional de los Pueblos (AIP) y uno de los organizadores de la Cumbre de los Pueblos.

-Háblanos de qué se trata la Cumbre de los Pueblos.

-En realidad a la Cumbre de los Pueblos por la Democracia no la vemos solo como una cumbre contraria, sino que es la verdadera cumbre donde van a participar los excluidos, que no solamente son Cuba, Venezuela y Nicaragua, sino que los excluidos son los millones  de personas, incluso dentro de Estados Unidos. que no tienen el derecho a participar en los procesos políticos que se llevan a cabo. Biden ha llamado a una cumbre de amigos, entre sus amigos están no solamente ciertos países que asumen una política neocolonial y de servidumbre hacia Estados Unidos, sino también sus amigos los empresarios, los políticos locales que lucran con el malestar de nuestros pueblos. Por lo tanto, esta Cumbre es de los Pueblos, es para definir juntos qué puede significar la lucha por la democracia hoy en día, una democracia que se tiene que distinguir mucho de la barbarie que existe actualmente dentro de Estados Unidos.

-¿Cuéntame quienes son los invitados de la Cumbre de los Pueblos?

-Se ha invitado a una diversidad de actores sociales y figuras, personalidades,  intelectuales, artistas de todo nuestro continente, desde Argentina hasta Alaska, van a estar participando diferentes movimientos sociales y políticos, hemos invitado de Argentina por ejemplo a Ofelia Fernández, la joven feminista diputada en Buenos Aires, también  a los lideres del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, hemos invitado a luchadores sociales del Congreso de los Pueblos y la Marcha Patriótica de Colombia, y a los lideres de Morena en México y diversas figuras del Caribe también. Invitamos a 25 cubanos entre ellos científicos, artistas, músicos e intelectuales, pero se les negó la visa para poder venir a participar directamente en Estados Unidos. Por lo tanto, van a estar participando por vía digital. Hemos invitado a figuras y artistas de Venezuela. Va a ser una cumbre que no sólo reúna a figuras latinoamericanas sino también a figuras estadounidenses. Van a estar participando líderes y lideresas del Movimiento por las Vidas Negras de Estados Unidos, del movimiento  de migrantes, además se sumarán los principales sindicatos del estado de California, los trabajadores del servicio público, los trabajadores del transporte, los trabajadores del sector de servicio aquí en la ciudad. Va a ser una cumbre más diversa e inclusiva que se puede dar en Estados Unidos. 

-A propósito de esa participan norteamericana en esta Cumbre de los Pueblos, nos llama la atención últimamente, estamos  recibiendo la información y la estamos visibilizando, que hay un proceso de sindicalización bastante importante, de  sectores, que hasta ahora han sido golpeados por las crisis, perseguidos, que se les ha impedido sindicalizarse y que ahora, de alguna manera, están uniéndose.  Ejemplo Amazon, los trabajadores de las multinacionales de bares o cafés y este tipo de empresas que también tienen  filiales en Latinoamérica.

-Precisamente hemos notado que en este periodo de los últimos años, por la misma crisis social y económica tan fuerte que existe en Estados Unidos ha habido un resurgimiento de las luchas sindicales y más precisamente de los trabajadores que menos derechos tienen, lo que menos salarios cobran y por eso tienen muchas razones para seguir luchando. Por eso los estamos incluyendo en  el programa de la Cumbre de los Pueblos. Es que la mayoría de estos procesos sindicales  se están dando ahora por jóvenes sindicalistas, son casi siempre jóvenes sin experiencia, no son veteranos de largas luchas sindicales como en otra época. Son procesos multirraciales y multinacionales, por primera vez hace mucho tiempo vemos en Estados Unidos procesos sindicales donde se unen trabajadores negros, latinos, asiáticos y por que no decirlo, también los trabajadores blancos que siguen siendo muchos en Estados Unidos. Todo esto apunta a que la nueva unión que se está dando en estos procesos sindicales, en relación a los procesos políticos de masas en el país, puedan tener un impacto positivo más allá de la Cumbre, en lo que suceda acá en Estados Unidos.

-¿En la Cumbre de los Pueblos va a haber participación de organizaciones indígenas?

-Si, va a haber una gran participación de organizaciones indígenas de Estados Unidos, entre ellos los movimientos indígenas de la isla de Hawai,  que casi nunca se habla de ellos y sus luchas, un país que ha sido colonizado por Estados Unidos durante más de 100 años  y que plantean ahora mismo  una lucha contra la crisis ambiental, resultado de la permanencia de las bases militares norteamericanas en el territorio colonizado de Hawái. Va a haber una comunidad indígena de Dakota del norte, de otra parte, del país que lucha no solo por la soberanía indígena sino por defender la tierra de las empresas petroleras que quieren imponer su agenda financiera y económica sobre sus pueblos. Es parte de la diversidad de voces que van a estar participando, diría que lo importante no es solo que van a estar participando como indígenas, sino que lo harán en búsqueda de una unidad con otros procesos sociales y políticos en el país.

-¿Cuantos días va a durar y en qué va a consistir?

-Tenemos un programa a partir del 8 de junio, el 8, 9 y 10 de junio estaremos sesionando en un espacio universitario en el centro de la universidad de Los Ángeles, apenas a un kilómetro y medio de donde será la Cumbre oficial de las exclusiones. Estaremos allí haciendo paneles, talleres, sesiones organizativas, actos culturales, todas la noches habrá conciertos y también tendremos sesiones plenarias donde van a participar grandes dirigentes de las luchas sociales de nuestro continente. El día 10, el ultimo día, el viernes que es también el ultimo día de la cumbre oficial de las exclusiones vamos a tener una movilización masiva en la ciudad, que va a ser dirigida por los sindicatos de la ciudad de Los Ángeles. Al frente de esa movilización van a estar los choferes de Uber que están en un proceso de iniciar una huelga en contra de esa  multinacional en la ciudad en Los Ángeles, todo esto como parte de una gran movilización política y en contra de la Cumbre. También invitamos a quienes no van a estar con nosotros directamente en California a que vivan  y experimenten todo, porque se van a transmitir en vivo todos los paneles, todas las actividades culturales, todas las actividades de la Cumbre de los Pueblos, por YouTube.

-¿Cómo estás viendo la cumbre de la exclusión, como se ve desde allí, cómo se siente desde la militancia luchadora norteamericana este encuentro hecho a la medida de Biden?

-Hay dos perspectivas principales, una es que ha sido una gran vergüenza ser testigo de este desorden organizado por la administración de Biden, porque creo que se perdió una tremenda oportunidad para armar un tremendo diálogo entre los países de la región. Creo que hubiera tenido un impacto masivo tener la presencia de Cuba, Venezuela y Nicaragua y de todos los presidentes progresistas de la región participando juntos en una cumbre acá en Los Ángeles. Hubiera dado una oportunidad única para millones de personas en Estados Unidos, a quien se le niega la oportunidad de escuchar estas voces. Y así pudieran aprender algo, fueran educados en algo, por la presencia de estos compañeros y dirigentes tan especiales que tenemos en la región. Y segundo para el pueblo de Los Ángeles, para quienes  viven en California, esta Cumbre ha sido en un sentido real y muy concreto un desorden para sus vidas, porque ha significado la militarización  de la ciudad, la policía por si sola ha recibido más de 15 millones de dólares para cubrir los gastos de la Cumbre, solo en  cuanto a seguridad, en una ciudad que es la que más desempleo tiene, más desamparados sociales tienen en la calle, en una ciudad que vive una contradicción real al ver eso de esta Cumbre oficial que simplemente quiere crear un ambiente de lujo para los amigos de Biden. 

-¿Cómo están jugando los medios frente a la Cumbre de la exclusión y la Cumbre de los pueblos? ¿en el caso de ustedes tienen prensa, se ha visibilizado esto o solo cuentan con los medios alternativos, como habitualmente ocurre?

-Creo que estamos en una situación bastante difícil, porque los medios oficiales como el New York Time y otros  ya han declarado que la Cumbre oficial ha sido un fracaso para la administración Biden. Por lo tanto, la administración Biden está a la defensiva para ver como arregla y como le da la vuelta mediática a la Cumbre oficial. En cuanto a la Cumbre de los Pueblos enfrentamos el bloqueo mediático de siempre. Muchos medios, tienen ciertos miedos y aprensiones a publicar noticias y material informativo sobre lo que se está construyendo en la Cumbre de los Pueblos.  Y es que realmente no se ha visto nunca en la ciudad de Los Ángeles, que más de 200 organizaciones sociales, sindicales, se unan en una actividad política más allá de las diferencias políticas e ideológicas y por encima de las diferencias raciales que es algo que acá tiene mucho peso en la sociedad norteamericana.

–Hay algo que no puedo dejar de preguntarte, porque estás viviendo en un país que más allá de su población su gobierno vive creando guerras en cada parte del mundo y ahora está en una guerra con la OTAN contra Rusia, y no le va tan bien como ellos pensaban inicialmente. Tú estás al tanto de los avances que está produciendo Rusia en la guerra defensiva y además todo lo que va a significar esta guerra para quienes apoyan a Estados Unidos en su nueva cruzada anticomunista de nuevo estilo, ¿Cómo vive la gente de a pie los efectos de la guerra y esta embarcada que ha hecho Biden a la paz, en nombre de la democracia?

-Más allá de la guerra caliente que se vive en Ucrania hoy, se vive una guerra ideológica mucho más fuerte dentro del seno de la sociedad norteamericana y se ha querido forzar por todas la fuerzas posibles un consenso a favor del proyecto de la OTAN, del proyecto de guerra imperialista contra Rusia, de crear consenso en apoyo a las sanciones. Pero más allá de eso, es importante remarcar que esta guerra ha traído consecuencias letales para el pueblo de Estados Unidos, porque este gobierno no solamente se satisface en observar como  el pueblo de Ucrania se mate en una guerra con Rusia sino que sigue derrochando miles de millones de dólares del presupuesto del Pentágono para subsidiar esta guerra contra Rusia. ¿A costa de qué? a costa de que en Estados Unidos la pobreza se sigue incrementando, los servicios sociales se siguen cortando, no hay ayuda para las personas que no pueden pagar el alquiler porque han sido desempleados durante los últimos dos años. El gobierno norteamericano de Biden sigue insistiendo que desangrar a Rusia es más importante que darle de comer al pueblo. Hay una crisis ahora mismo de que no hay comida para bebés, hay escasez de comida para las infancias, pero el estado, el gobierno norteamericano y Biden, insisten que es muy importante meter plata contra Rusia. Esto dice mucho de la capacidad humana, pero también muestra cuál es realmente la política del gobierno norteamericano. Tenemos que entender que el imperialismo no solo afecta a los pueblos del resto del mundo sino también al pueblo norteamericano.

Transcripción: Julia Mottura.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.