Liberan sin cargos a un ciudadano afgano que estuvo 15 años preso en Guantánamo

Un ciudadano afgano ha quedado en libertad tras pasar 15 años en el centro de detención estadounidense de Guantánamo sin haber sido juzgado, informó este viernes en su cuenta de Twitter Zabihullah Mujahid, portavoz de los talibanes y actual ministro de Información y Cultura del Emirato Islámico de Afganistán (EIA).

«Es un inmenso placer anunciar que uno de nuestros detenidos, Assadullah Haroon, fue liberado de la prisión de Guantánamo y entregado al Emirato Islámico», reza el texto, que atribuye el logro a los esfuerzos del actual Gobierno afgano y a su «interacción directa y positiva» con EEUU.

Asimismo, Mujahid subrayó que el EIA considera su deber liberar a sus compatriotas detenidos en otros países, detallando que se están realizando esfuerzos por garantizar que ningún afgano permanezca oprimido en otra nación y por liberar pronto a los que aún siguen privados de libertad en el extranjero.

«Como resultado de los esfuerzos de la EIA, hoy somos testigos de la liberación de Assadullah Haroon de la prisión de Guantánamo y del reencuentro con su familia años después», continúa. «También nos gustaría dar las gracias a nuestro país hermano Catar por allanar el terreno en este sentido», concluye.

Pronto volará a Kabul

Suhail Shaheen, un alto funcionario de los talibanes en Doha (Catar), explicó a AP que Haroon fue detenido por las fuerzas estadounidenses en la ciudad afgana de Jalalabad en 2007. Asimismo, precisó que pronto volará a Kabul, capital de Afganistán.

Desde el grupo de derechos humanos Reprieve, con sede en Reino Unido, aseguran que el hombre quedó en libertad sin cargos. «Su familia temía que hubiera muerto y, durante los primeros nueve años de su cautiverio, no tuvo acceso a un abogado, pese a los numerosos intentos para obtener representación legal», afirmaron en un comunicado.

EEUU abrió el centro de detenciones de Guantánamo en enero de 2002, durante la presidencia de George W. Bush, a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre del año anterior y la invasión de Afganistán. En él se interrogaba y mantenía reclusos a sospechosos de mantener lazos con Al Qaeda o los talibanes. Se registraron varias denuncias sobre la tortura de prisioneros en sus instalaciones.

Tomado de RT / Foto de portada: Alex Brandon / AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.