Rostros cubanos en tallas propias del arte chino

Por Flor de Paz * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El cubano Fidel Alay Sánchez trae en sus genes el talento para las artes y el empeño distintivo de la cultura asiática. Como nieto de chinos, con la habilidad de sus manos imprime sobre la madera —a través de la talla, el pirograbado y la policromía, entre otras técnicas— las más diversas expresiones de la cultura de ese país del cual tiene referencias desde sus cimientos genealógicos y donde ha vivido algunos años.

Era apenas un adolescente cuando su talento ya impelía una capacidad creativa tempestuosa de la que emergieron obras pródigas. Comenzaron a faltar entonces espacios en su casa donde colocar una producción cada vez más amplia, diversa y cuidada. Paredes, mesas, aparadores, vitrinas le cedieron espacios al artista; mientras, el balcón terraza del pequeño apartamento habanero devino taller.

Pero ha llovido desde entonces. Y a sus 35 años, Fidelito, graduado de Artes plásticas, tiene casi una decena de exposiciones personales y otro tanto colectivas. Asimismo, en China se especializó en la caligrafía del idioma y, a la par, desarrolló este arte mediante la talla de sellos en diferentes soportes.

Su dominio de la técnica del calado en madera ha fructificado en hermosos sables y otras armas, en cofres, lámparas, en cuadros tallados donde paisajes y caracteres protagonizan las composiciones.

Con las miniaturas, otro de sus mundos, también ha presentado exposiciones. Uno de sus trabajos en este campo, José Martí con Pilar, el personaje de Los zapaticos de rosa, fue parte de una muestra en el memorial habanero del mismo nombre. Otros motivos recurrentes en la obra de Fidelito son los animales relacionados con la cultura china como el buho, el elefante, las grullas y el dragón.

No desperdició el artista su reciente estancia en Cuba para dejar a punto una exposición en la Casa de Artes y Tradiciones Chinas, en la calle Salud 313 esquina a Cerrada del paseo, Centro Habana.

La muestra Héroes en la memoria fue inaugurada el reciente 22 de julio, en homenaje a la fecha histórica, y agrupa una colección que dos años antes Fidel Alay Sánchez presentó en la Embajada de Cuba en el país asiático.

Se trata de un conjunto de rostros de héroes cubanos cuya manufactura está sustentada en una fusión de técnicas de la talla de sellos chinos propios del arte de la caligrafía de ese país. La exposición puede visitarse durante casi todo el mes de agosto.

(*) Periodista cubana especializada en temas científicos y Directora de Cubaperiodistas.

Fotos: Archivo familiar.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.