¿Cómo son los sistemas de protección contra rayos en Cuba?

Los Sistemas de Protección contra Rayos (SPCR) son proyectados y ejecutados por personas y empresas cubanas que cuentan con la Certificación correspondiente de la Agencia de Protección contra Incendio (APCI), afirmó en La Habana un especialista en la materia.

Incluso cumplen con las normas de carácter obligatorio en el país y con las de aplicación internacional, explicó en exclusiva a la ACN, Reniel E. Suáres Pérez,del Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA), con más de 40 años de experiencia en investigaciones sobre el particular.

Agregó que el SPCR comprende principalmente tres subsistemas: el de Tierra Física, el de Supresores de Sobretensión y el de Pararrayos, y de ser necesario el de Aviso o alerta temprana.

Cada uno de ellos está diseñado de conjunto con el proyecto eléctrico correspondiente y armonizado con todos los que estén presentes en la edificación en cuestión, de datos, comunicaciones, hidráulicos, gas y otros, ejemplificó.

Confirmó que su diseño e instalación están en correspondencia con las Normas Internacionales y Nacionales de referencia.

Señaló que en el caso de la eléctrica contempla la facilidad de conexión de todos los dispositivos que lo necesiten y el aterramiento correspondiente a partir del Centro General de Distribución de Baja Tensión (CGDBT).

Es obligatorio ponerlos en práctica de acuerdo con las Normas Cubanas y de la Comisión Electrotécnica Internacional (NC IEC, NC y otras, dijo.

Enfatizó en que el SPCR contiene el sistema de puesta a tierra y su similar equipotencial, el de supresores de sobretensión, el de pararrayos, el de tanques de almacenamiento de petróleo y sus derivados.

Además, las conexiones e instalaciones de NC 9638-1983 y otras de aplicación internacional, y el de aviso de tormentas.

Suáres Pérez se refirió también al primer incendio de envergadura provocado por un rayo en Cuba, que data del 30 de 1741, cuando causó una explosión en el navío Invencible que estaba surto en el puerto de La Habana.

Un grupo de 16 personas constituyeron las primeras víctimas mortales de aquel hecho del siglo XVIII, rememoró en una especie de recuento preliminar sobre la conmoción de tales fenómenos

Entonces hubo 21 heridos y daños en techos de viviendas cercanas y en la iglesia parroquial, debido a que el barco transportaba 400 quintales de pólvora, puntualizó.

Citó los casos de otras estructuras impactadas por descargas eléctricas, solo en La Habana, y mencionó en 2014 la del Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, al igual que la del Cristo de La Habana, una majestuosa y colosal estatua que se encuentra a la entrada del puerto de La Habana, declarado Monumento Nacional el seis de noviembre de 2017.

Con posterioridad hubo otras en la Fundación del nuevo cine latinoamericano, creada 1985 y presidida por el escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982.

Algo similar ocurrió en Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, como la Facultad de la Universidad de La Habana que comenzó a funcionar en el curso 2007-2008.

El más reciente de los incendios por el estremecimiento de un rayo, desde el viernes pasado, persiste en la Base de Supertanqueros de Matanzas, donde equipos de Cuba, México y Venezuela ayudan a sofocarlo.

En video, historia de la Base de Supertanqueros de Matanzas

Tomado de Cubadebate/ Video: Canal Caribe / Foto de portada: Alexandre Meneghini / Reuters.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.