Seis preguntas y respuestas sobre el dengue y cómo tratarlo

La red de Salud de Cuba, Infomed, ha puesto a disposición de la ciudadanía un portal especial dedicado al dengue, cuya transmisión a nivel nacional conllevó la aplicación en todo el país, desde julio, de un plan de refuerzo para el enfrentamiento al mosquito Aedes aegypti, su agente transmisor.

La enfermedad –según dio a conocer el Ministerio de Salud Pública– presenta por estos días una alta incidencia en 11 provincias, 23 municipios y 33 áreas de Salud de la nación, lo que hace imprescindible que las personas conozcan los detalles para reducir el impacto que puede tener en nuestra población.  

En la dirección web https://blogs.sld.cu/dengue/, los especialistas de Infomed han publicado seis preguntas y respuestas sobre dengue, sus mecanismos de transmisión, signos y síntomas, diagnósticos, tratamientos y prevención.

 

–¿Cuáles son las fases de la enfermedad del dengue?

–El dengue tiene un periodo de incubación de entre cuatro y diez días, y su cuadro clínico se divide en tres fases: febril (días 0 a 5 de la enfermedad), crítica (del 5to. al 7mo. día de la enfermedad) y etapa de recuperación (luego del 7mo. día).

–¿Qué pasa si no se guarda reposo?

–Ante la sospecha de la enfermedad, los pacientes deben guardar reposo y seguir el tratamiento sugerido por su médico de asistencia. El dengue hemorrágico o grave es bastante peligroso, puede requerir de hospitalización y es capaz hasta de causar la muerte.

–¿Cómo recuperarse rápido?

–Para tratar los síntomas se puede tomar paracetamol, abundantes líquidos y guardar reposo. No existe ningún medicamento en la actualidad dirigido a combatir el virus del dengue, por lo tanto, solo se pueden aliviar los síntomas.

–¿Dónde puede ocurrir un brote de dengue?

–Los brotes ocurren, sobre todo, en zonas donde viven los mosquitos Aedes aegypti, que es en la mayoría de las áreas urbanas tropicales del mundo. El virus también puede ser introducido por viajeros que se infectaron mientras visitaban zonas tropicales en las que la enfermedad es común.

–¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de contraerlo?

–No existe una vacuna, razón por la cual –explica Infomed– la mejor medida preventiva es eliminar los lugares donde el mosquito pueda poner sus huevos, sobre todo los recipientes con agua.

Donde se recoge agua de lluvia o se almacena el líquido (por ejemplo, vasijas plásticas, tanques de 55 galones, cubos o gomas usadas de autos) debe taparse adecuadamente o desecharse.

Los bebederos de mascotas y otros animales y los búcaros con flores naturales deben vaciarse y limpiarse (para eliminar los huevos) al menos una vez a la semana.  

El uso de aire acondicionado o mallas en las ventanas y puertas reduce el riesgo de que los mosquitos, entren a los espacios interiores, añaden.

 La aplicación apropiada de repelentes contra mosquitos, que contengan entre un 20 % y un 30 % de deet como ingrediente activo sobre la piel expuesta y la ropa, reduce el riesgo de ser picado por mosquitos.

En condiciones normales, el riesgo de infección con dengue para los viajeros internacionales parece ser bajo, pero el mismo aumenta cuando ocurre una epidemia o los visitantes se hospedan en lugares sin aire acondicionado ni mallas en las ventanas y puertas.

–¿Cómo se puede prevenir una epidemia de dengue hemorrágico?

–La principal medida para la prevención del dengue es el control sostenible, integrado y comunitario del mosquito, con poca dependencia de los insecticidas (larvicidas y adulticidas químicos), explican los especialistas.

 La prevención de enfermedades epidémicas requiere un esfuerzo coordinado de la comunidad, dirigido a elevar los conocimientos sobre el dengue y su variante hemorrágica, así como las formas de reconocerlos, y cómo controlar al mosquito que los transmite. 

 

Tomado de Granma  / Foto de portada: Reuters.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.