Cuatro décadas atrás: Cuando Juantorena corrió por Fidel

Hay un video de Alberto Juantorena que eriza la piel, por mucho que pase el tiempo y por más que uno lo contemple. Se trata de la carrera final del relevo de 4×400 metros planos en los Juegos Centroamericanos de La Habana 1982.

En la última parte de la competencia, donde el Comandante Fidel Castro estaba presente, el equipo cubano realizó el cambio muy tarde y los jamaiquinos sacaron gran ventaja. Fue entonces cuando ocurrió lo impensable y Juantorena, con el corazón en la mano, ganó la carrera para dedicar la medalla de oro como regalo a Fidel, por su cumpleaños.

Hoy se cumplen 40 años de aquel suceso deportivo, y Cubadebate lo recuerda con el fragmento de una entrevista que hace un quinquenio le hiciera la ACN a la gloria deportiva.

Sin titubeos y con gran claridad en sus palabras, el bicampeón olímpico de Montreal 1976, confiesa con orgullo su estrecha relación con el líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz.

Recuerda que los Juegos Centroamericanos y del Caribe de La Habana 1982 lo marcaron para siempre. 

“Fíjate que el 12 de agosto era el cierre de la competencia y al día siguiente era el cumpleaños de Fidel, entonces le dije a mis compañeros de la cuarteta, vamos a dedicarle la medalla de oro al Comandante como regalo por su onomástico.

“Aquello fue una inspiración para nosotros y reconozco que todos hicimos un esfuerzo tremendo para ganar la carrera, porque los jamaicanos nos llegaron a sacar como 30 metros, pero al final pude remontar y lograr la victoria, explicó Juantorena.

“Acto seguido lo saludé con el batón y me mandó a buscar para preguntarme qué seña le estaba haciendo, entonces le dije: no compadre que mañana es tu cumpleaños y te queríamos regalar la medalla de oro.

“Inmediatamente su reacción fue echarse a reír. Esas son de las cosas lindas que he tenido con Fidel, sin él, sin su magisterio, sin la Revolución, no hubieran existido las glorias deportivas que tanto enorgullecen a este pequeño país”, afirmó con alegría.

Y es que Fidel, como hombre de pueblo con alma de deportista, estuvo en todo momento cercano a los atletas de una pequeña nación que, poco a poco, se hizo gigante en el escenario competitivo internacional.

Incansable defensor del deporte como derecho del pueblo y máximo inspirador de los triunfos deportivos de Cuba en las últimas cinco décadas, el Comandante en Jefe dejó una huella imborrable en el movimiento atlético de la Isla.

Sin él, hubiera sido muy difícil alcanzar todas las medallas olímpicas y mundiales que hoy exhibe con orgullo el movimiento deportivo cubano, que ha contado con exponentes de la talla de Teófilo Stevenson, Félix Savón, Ana Fidelia Quirot, Javier Sotomayor, Mijaín López y el propio Juantorena, entre otros.

Tomado de Cubadebate.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: