Maher El-Adawy: Muy buenas las relaciones Cuba-Egipto

Por Hedelberto López Blanch* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

 

Las relaciones entre Cuba y Egipto son muy buenas y van en la dirección correcta, afirmó el Embajador de esa nación árabe en La Habana, Maher El-Adawy.

El diplomático significó que Egipto apoya a Cuba en todos los foros internacionales, en su lucha contra el bloqueo y recalcó que esas relaciones son históricas pues El Cairo fue el primero del continente africano y árabe en establecer lazos diplomáticos con la Isla del Caribe las cuales se hicieron efectivas el 5 de septiembre de 1949

Durante estos 73 años, señaló, se han alcanzado importantes logros en materia de concertación política e intercambio en disímiles campos de interés mutuo, en las esferas cultural y educativa.

En el último año, entre nuestras naciones se han firmado varios acuerdos en los campos del comercio y la cultura a la par que se realizaron encuentros virtuales entre las dos Cámaras de Comercio.

Asimismo, dijo, se celebraron recientemente encuentros sectoriales, y se organizaron visitas de empresarios egipcios en busca de áreas de cooperación en salud, turismo y minería.

Al referirse al desempeño de la economía egipcia, enfatizó que antes, durante y después de la pandemia se superaron las expectativas, pues las exportaciones egipcias en el sector agrícola aumentaron significativamente, así como algunos materiales manufacturados. Durante este período, se desarrollaron muchas infraestructuras esenciales, por ejemplo: redes de carreteras para facilitar la transportación de las mercancías, y el establecimiento de nuevas ciudades en todo el país para acomodar el gran aumento de población durante las últimas décadas, entre estas ciudades, la Nueva Capital Administrativa.

Para el diplomático, el problema que enfrentan ahora es la consecuencia del conflicto desatado en Europa, ya que Egipto importa una gran cantidad de trigo de estos dos países beligerantes.

Una gran parte del desarrollo económico de Egipto está asentado en el servicio que presta el Canal de Suez a las naciones del orbe.

Es una ruta directa entre el Atlántico Norte y el Índico Norte a través del mar Mediterráneo y el mar Rojo, evitando el Atlántico Sur y el Índico Sur y reduce enormemente la distancia desde el Mar Arábigo. Por ejemplo, en un viaje desde el Mar Arábigo a Londres se acorta 8 900 kilómetros aproximadamente.

El canal se extiende desde el extremo septentrional de Puerto Saíd hasta el extremo meridional de Port Tewfik en la ciudad de Suez. Su longitud es de 193,30 kilómetros, incluidos los canales de acceso norte y sur. En 2020, más de 18 500 barcos atravesaron el canal (una media de 51,5 al día).

Hace cinco años se hizo una ampliación para que los buques de ida y vuelta pudieran transitar sin interrupciones pues antes el canal era de una sola vía. Debido a los dragados que se realizaron, este año por el Canal pasó el Ever Art, el más grande del orbe con 221 000 toneladas y capacidad para transportar 24 000 contenedores.

Por ahí se realiza casi todo el comercio del Medio Oriente, países del Golfo y Asia con Europa y viceversa. Actualmente forma parte del comercio de China en el nuevo camino de la llamada Ruta de la Seda.

El diplomático explicó que los servicios que se prestan son  muy importantes para Egipto que fue inaugurado hace casi siglo y medio (el 17 noviembre de 1869), y forma parte de la cultura de la nación, la cual esta abierta al mundo.

Argumentó Maher El-Adawy que también se construyó un túnel a 37 metros por debajo del canal con una extensión de 2,8 kilómetros de largo y cuatro carriles de 3,75 metros cada uno, que conecta la península del Sinaí de Asia con la ciudad de Suez, por donde transitan diariamente alrededor de 2 000 autos y camiones.

En cuanto a los desafíos que en estos momentos enfrenta su país, el diplomático señaló que son los de la vida y la muerte representadas en las guerras, como el actual conflicto en Ucrania así como las pandemias mundiales crecientes, el coronavirus y la viruela del mono, y por supuesto, los cambios climáticos.

En este aspecto y por el interés de Egipto en esos temas, informó que se llevará a cabo en noviembre de 2022, en Sharm El Sheikh, Egipto, la Conferencia Climática de las Naciones Unidas, en la cual están trabajando para que participe un gran número de países con el fin de encontrar una solución a ese problema que constituye uno de los principales retos para los países en desarrollo.

 

(*)  Periodista cubano. Escribe para el diario Juventud Rebelde y el semanario Opciones. Es el autor de «La Emigración cubana en Estados Unidos”, «Historias Secretas de Médicos Cubanos en África» y «Miami, dinero sucio», entre otros.

 

 

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: