“Revolución es la Palabra”, un libro imprescindible

Por Pablo González Justo.

 

La periodista y escritora argentina Mariana Dufour se encuentra de gira en Europa presentando el libro «Revolución es la Palabra» (Ed. Lenguamadre), como ella afirma para celebrar la vida y la obra de Osvaldo Bayer y sus amigos poetas y escritores.

El día 22 de septiembre, en la embajada de la República de Argentina en París, asistí a la presentación de esta obra imprescindible para los pueblos de Nuestra América y para todos aquellos que sueñan con un mundo mejor.

Mariana es una comunicadora excepcional y, de una manera amena, acompañando su exposición con materiales audiovisuales, va cautivando incluso a aquel asistente que desconozca la historia de Argentina y de personajes como Osvaldo Bayer.  

Le comenté a la autora – que en minutos se convirtió en amiga – que me parecía muy interesante que ese libro se presentara en Cuba y otros países de nuestra Patria Grande; le propuse que escribiera una nota y me la enviara para su publicación en las ediciones de Resumen Latinoamericano en Cuba.

Esta fue la nota que me envió Mariana Dufour:   «Hace un tiempo largo que recorro este continente viejo llevando la Palabra de Osvaldo Bayer y la de los poetas y escritores celebrados por él. Sus amigos, “los mejores de todos”, como le gustaba decir.

Ellos fueron parte de una juventud que supo luchar por una Argentina justa y soberana gracias al compromiso y la solidaridad que sentían para con este país, al sur de los sures.

Así, de la mano de Revolución es la Palabra recorro estas tierras extrañas (para mi) pero en las que voy encontrando amigxs y compañerxs que, al calor de las charlas y los abrazos, se me han hecho necesarixs. Imprescindibles.

Porque, como expreso cada vez que presento este trabajo producido junto al amado anarquista, en Argentina no solo nos faltan los 30.000. Nos faltan sus hijxs, sus nietxs y las y los exiliados. Lxs exiliadxs y sus hijxs…..

“Nos faltan ustedes”. Esa es una verdad tan profunda que, al compartirla en cada encuentro, puedo sentir la conmoción que provoca. “Nos faltan ustedes y sus sueños. Sus ganas de vivir en un país mucho mejor”.

Es que el enemigo es certero. Siempre lo fue. Por eso, hoy estamos acá, caminando este continente: para tejer una larga manta de poesías y pensamientos libres, solidarios, como fueron los de Osvaldo, los de Gelman, Walsh, Urondo y Tejada Gómez. Con palabras soñadoras y despiertas como las de Lima Quintana, Galeano y Soriano. Y con esos versos inmensos que Atahualpa nos legó, junto a Zitarrosa y Dávalos.

Necesariamente, el Che Guevara es uno de los nombrados en este libro. Un luchador que supo entender la poesía como punta de lanza para la revolución. Como protagonista. “Si algo tenía en claro el Che es esta idea de que el estado más alto del ser humano es el ser revolucionario”, nos enseñó Fernando Buen Abad en casa de Bayer.

¿Poesía versus lucha armada? ¿Poesía versus sublevación contra el tirano? Una carta escrita a sus padres en 1965 devela la convicción del guerrillero: «Creo en la lucha armada como única solución para los pueblos que luchan por liberarse». Particular mirada que no hizo del Che un hombre menos amador de la poesía.

Pero, como la primer Palabra avasallada en el continente que habito fue la de los Pueblos Originarios, es a ellos a quienes Bayer les dedica dos capítulos esenciales de este trabajo. Las Culturas Originarias son ricas en pensamiento. Por lo tanto, ricas en metáforas. En creación poética. Con ella resisten. Con ella “memorian” sus rituales, sus saberes, sus derechos.

«Como educadora intercultural que soy, hablar de este tema -como lo hicimos en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid- fue una experiencia importantísima y urgente.  Europa sigue sin reconocer el genocidio que cometió en America, nuestra AvyaYala. Lo prueba el material didáctico que aún hoy entregan a los visitantes de sus museos.

Transitar estas ciudades llevando el mensaje de los poetas amados por Osvaldo Bayer abrió en mí una dimensión de la vida nunca imaginada. Y, por eso, siempre le estaré agradecida. A él. A sus poetas celebrados. A las y los compañeros que visitaron El Tugurio para compartir sus memorias, sus vivencias y sus aprendizajes. Y, muy especialmente, a las y los compañerxs que me reciben tan cálidamente en estas “tierras extrañas”.

¡Ojalá algún día cercano tengamos el placer de disfrutar en Cuba de “Revolución es la palabra” presentado por su autora Mariana Dufour!

Foto de portada: Ministerio de Cultura / Argentina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: