Sistema de Naciones Unidas dona planta potabilizadora de agua para damnificados del huracán Ian en Pinar del Río

Como parte de la respuesta a la emergencia luego del efecto devastador del huracán Ian en el occidente de Cuba y de manera particular en la provincia de Pinar del Río, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la Oficina de la Coordinadora Residente (OCR) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Cuba juntaron esfuerzos para la adquisición de una planta potabilizadora Kit Watsan No. 5.

Este equipo móvil será trasladado a Pinar del Río para atender las necesidades urgentes de agua y saneamiento de la población más afectada por el paso del huracán Ian y permitirá a las autoridades del país poder desplazarla para llevar hasta 15.000 litros de agua tratada por día hacia las comunidades que más lo necesitan. Esto facilitará el acceso a agua segura de manera regular para muchas familias.

La planta que cuenta además con un kit de materiales para la promoción de hábitos de higiene y para atender las necesidades más urgentes de saneamiento, fue canalizada en coordinación con el Ministerio del Comercio y la Inversión Extranjera (MINCEX) y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Sobre este importante aporte Consuelo Vidal, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas expresó:

“El Sistema de Naciones Unidas continuará redoblando las acciones para ayudar y reforzar los esfuerzos del Gobierno de Cuba en la respuesta a la emergencia del huracán Ian y en las acciones de recuperación para mejorar las condiciones de vida de las personas afectadas, de manera particular, de las más vulnerables”.

Esta solución sostenible a largo plazo -la planta tiene una vida útil de 20 años- apoya los esfuerzos de recuperación de las comunidades afectadas y mejora la capacidad de recuperación del país ante los desastres naturales.

  • Cerca de 3.2 millones de personas en las provincias de Pinar del Río, Artemisa, La Habana y el municipio especial de Isla de la Juventud fueron afectados por el severo impacto del huracán Ian en la región occidental de Cuba.
  • Se estima que un millón de personas precisan de apoyo. Cerca de 636 218 niños, niñas y adolescentes de cero a 18 años viven en las provincias impactadas, de ellos 223 000 residen en los municipios más vulnerables.
  • 47 000 personas aún no tienen acceso a agua potable en Pinar del Río y en la mayoría de los lugares en los que se brinda el servicio se hace por medio de camiones cisterna.
  • El Sistema de Naciones Unidas en Cuba apoya los esfuerzos de recuperación con intervenciones en los sectores de Agua, Higiene y Saneamiento, Educación, Seguridad Alimentaria, Vivienda y Salud.

 

Tomado de Unicef/ Foto de portada: Victor Villalba Gutiérrez/ Archivo Resumen Latinoamericano.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: