Brujas: Mujeres al Sur estrena episodio 31

Por Mujeres al Sur.

A un lado dejamos la escoba, el sombrero y los gatos negros para buscar el colorido latinoamericano en las voces de mujeres conectadas con la Pachamama, las energías, el fuego, las hierbas y los cuarzos.

Este lunes 23 de octubre, Mujeres al Sur estrena su episodio 31 dedicado a las Brujas de nuestra Patria grande, esas mujeres irreverentes, incomprendidas, adelantadas a su época, defensoras de cuerpos y territorios.

En Guatemala, uno de cada tres partos es asistido por comadronas. Hoy llegan a nuestro capítulo las historias de esas mujeres que tienen el don y la misión de asistir los nacimientos en las comunidades, desde las voces de Angelina Sakbajá y Magdalena Cholotío, abuelas comadronas del Movimiento Nim Alaxik.

Por otra parte, el periodista cubano Carlos Caparrós, egresado de la Facultad de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, nos invita a sentir los tambores y los cantos Arará.

Este apasionado de las religiones afrocubanas descubrió, a raíz de su tesis de licenciatura, la historia de la sacerdotisa Pilar Fresneda, una mujer leyenda que vive en la memoria de sus ahijados y transmite su sabiduría a través de los ritos.

Desde México, los espíritus de su abuelo y un video en YouTube hicieron que Frida Arvayo descubriera el tarot. Su alter ego en Instagram es Amatista Lunar y tiene más de 100 mil seguidores. Cuando buscaba respuestas las encontró en la magia de autoconocerse y guiar a otros en su camino espiritual.

En esta ocasión, la mujer que hace la historia, contada por Verónica García Valeiron, es la esclava Inés, condenada al garrote vil y cuyos restos fueron arrojados a la hoguera. Su asesinato, en 1703, fue el primer caso de hechicería registrado en la historia argentina.

Durante siglos, las mujeres consideradas brujas fueron víctimas de una persecución organizada, financiada y ejecutada por Iglesias —católica y protestantes— y Estados en buena parte de Europa occidental. Esto traspasó fronteras con la colonización de América.

En el llamado Nuevo Mundo la quema de brujas no alcanzó la masividad europea; sin embargo, varias mujeres fueron sentenciadas por la Inquisición que llevaron los españoles a Lima, México y Cartagena de Indias.

Cuando la persecución y la caza de brujas alcanzó su máximo auge en la América colonial, ya se había producido una sincretización de creencias indígenas, afroamericanas y españolas.

Guión: Julieta García Ríos, Ana Fernández y Patricia María Guerra.

Edición: Lisandra Ronquillo Urgellés.

Diseño: Yusmilis Dubrosk.

Tomado de Mujeres al Sur.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: