Rusia denuncia en la ONU el incumplimiento de EEUU y Ucrania del convenio sobre armas biológicas

La delegación rusa ante la ONU ha presentado ante el Consejo de Seguridad del organismo un proyecto de resolución para crear un comité que investigue la actividad de los biolaboratorios de Estados Unidos en Ucrania.

El representante permanente de Moscú ante la ONU, Vasili Nebenzia, ha dirigido una carta al respecto al secretario general de la organización, António Guterres, y al presidente del Consejo de Seguridad, Michel Xavier Biang (Gabón). Nebenzia solicitó avisar sin demora a todos los miembros del ente sobre esta iniciativa, recoge RIA Novosti.

El documento pretende establecer si ha habido infracciones por parte de Washington y Kiev a la Convención sobre Armas Biológicas, que prohíbe el desarrollo, la producción y el almacenamiento de armas bacteriológicas y toxínicas, y sobre su destrucción. De acuerdo al proyecto ruso, todos los miembros del Consejo de Seguridad podrían participar en la indagación.

«De conformidad con el artículo 6 de la convención, Rusia envía al Consejo de Seguridad una queja formal, la cual incluye todos los testimonios posibles que fundamentan su consistencia, y vuelve a solicitar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el 27 de octubre de 2022 para mirar el proyecto de resolución propuesto», reza la carta.

Se prevé que el comité en cuestión presente un informe con los resultados de la investigación para el 30 de noviembre de 2022 y se convoque a una conferencia de revisión de los Estados miembros, que podría celebrarse entre el 28 de noviembre y 16 de diciembre en Ginebra (Suiza).

  • Semanas después del comienzo de la operación especial militar rusa en Ucrania, en marzo pasado, especialistas rusos en defensa radiológica, química y biológica estudiaron varios documentos incautados que pusieron al descubierto un proyecto secreto de EEUU y la OTAN que investigaba la transmisión de enfermedades de animales a los humanos.
  • En abril, el Kremlin denunció que los laboratorios biológicos «trabajan no solo en patógenos, microbios, virus, etc., extremadamente peligrosos, sino también en proyectos para crear nuevos tipos de armas biológicas dirigidas a determinados grupos étnicos».
  • El jefe de las Tropas de la Defensa Radiactiva, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kirilov, informó en junio que decenas de laboratorios financiados por el Departamento de Defensa estadounidense fueron utilizados para estudiar virus que pueden ser transmitidos por mosquitos, como la fiebre del dengue, enfermedad de la que se produjeron varios brotes en Cuba en la década de 1980.
  • Rusia, China, Bielorrusia, Venezuela, Nicaragua, Cuba, Siria y Zimbabue exhortaron el pasado 18 de octubre, en una declaración conjunta a la ONU, a recurrir al mecanismo estipulado en el artículo 6 de la mencionada convención, en relación con las actividades biológico-militares que realiza Washington en Ucrania.

Tomado de RT / Foto de portada: Keystone Press Agency / Lev Radin.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: