Cuba: Avanza proyecto entre el gobierno japonés y Unicef para fortalecer el sistema sanitario

El proyecto Fortalecimiento de la capacidad del Sistema Nacional de Salud para la crisis de covid-19, financiado por el gobierno de Japón y ejecutado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) con la participación de autoridades cubanas, avanza con buenos resultados luego de un año de implementación, afirmaron representantes de ese organismo internacional.

La doctora Odalys Rodríguez Martínez, oficial del programa Cada niño sobrevive y prospera, de Unicef, señaló que esta colaboración se extiende hasta abril de 2024, con el propósito de garantizar la seguridad humana durante la emergencia sanitaria, mediante el apoyo al sistema de salud, la campaña de vacunación y la educación sanitaria.

Insistió en que el proyecto incluye equipamientos y suministros médicos y la mayor parte de ellos han sido adquiridos o están en proceso de arribo al país para favorecer, de conjunto con la capacitación de especialistas, a la atención materno-infantil, de niños y adolescentes y al programa de inmunización.

Esta contribución beneficia la cadena de frío de 255 policlínicos de Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Camagüey, Granma, Santiago de Cuba, Guantánamo y el Municipio Especial Isla de la Juventud; además, fortalece capacidades institucionales de 13 hospitales vinculados a la atención materno-infantil con la adquisición de 447 refrigeradores precalificados por la Organización Mundial de la Salud.

También robustece la cadena de frío del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y el Instituto Finlay de Vacunas, productores de los inmunógenos cubanos contra el SARS-CoV-2.

Como parte de la colaboración, ocho hospitales pediátricos de la capital recibieron accesorios de oxigenoterapia y a tres hospitales pediátricos y dos ginecobstétricos se les entregó equipos de ultrasonidos de altas prestaciones.
Kenji Hirata, embajador de Japón en Cuba, agradeció a Unicef y al Ministerio de Salud Pública (Minsap) por el acompañamiento, y manifestó que para su país es muy importante que la donación, que viene de la recaudación de su pueblo, sea utilizada de forma eficaz y consolide la asistencia médica de los cubanos.

Alejandra Trossero, representante de Unicef en Cuba, destacó la confianza de la nación asiática y su población en ellos para implementar el proyecto, y reconoció la alianza entre ese organismo internacional y el Fondo de Población de las Naciones Unidas en la capacitación de los profesionales.

Este apoyo se recibe en un momento en el que el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos se ha recrudecido e influye en la adquisición de recursos para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, expresó Reinol García Moreiro, viceministro de Salud Pública.

En nombre del Minsap resaltó el respaldo de Japón y Unicef a la salud cubana a lo largo de los años, e insistió en que la solidaridad y la cooperación internacional son vitales en situaciones de emergencias.

El proyecto, el cual asciende a 326 millones de yenes japoneses, equivalentes a 2 970 297 dólares estadounidenses, se encuentra alineado al Plan nacional de respuesta del Gobierno cubano para el control y contención de la COVID-19 y al Plan de Respuesta de Emergencia del organismo internacional para el sector.

 

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: ACN.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: