El lavado de dinero en Argentina

Por Hedelberto López Blanch* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Una perfecta trama de lavado de dinero pudo ser destapada por un lamentable suceso en el que perecieron diez bomberos argentinos al tratar de controlar un incendio intencional ocurrido en un enorme almacén de la compañía Iron Mountain que se dedica a resguardar archivos de grandes compañías y corporaciones

El documental “En cumplimiento del deber” presentado en la 43 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana resulta en primer lugar un homenaje a los 10 bomberos argentinos que perecieron en ese siniestro y en segundo lugar destapa cómo la compañía Iron Mountain oculta y preserva las numerosas actas de corrupción y lavado de dinero que realizan empresas, bancos e individuos millonarios por todo el mundo.

El largometraje documental de Jorge Gaggero cuenta con la narración de Cecilia Roth, en una coproducción del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y la Universidad Nacional de Quilmes.

El film narra que el 5 de febrero de 2014 siete dotaciones de bomberos acudieron a la calle Azara 1225, en el barrio porteño de Barracas para tratar de mitigar el fuego en un almacén de la firma Iron Mountain y a los pocos minutos de desplegado el operativo, se derrumbó un muro sobre la vereda de la calle Jovellanos que causó la muerte instantánea de 10 personas  (8 bomberos y 2 agentes de Defensa Civil) y meses después, otros dos bomberos presentes en el siniestro se suicidaron por los daños psicológicos causados.

El peritaje realizado demostró que el fuego fue iniciado intencionalmente y los documentos que se guardaban en el local resultaron afectados y en su mayor parte destruidos, entre ellos, los de 29 empresas argentinas que estaban siendo investigadas por lavado de dinero y otras maniobras ilegales.

Jorge Gaggero quién viajó a Cuba para presentar el documental refirió que “El origen del proyecto era la de hablar y contar sobre el lavado de dinero en Argentina. Cuando empezamos a investigar y a juntar casos y a ver qué había, qué casos podíamos contar, lo que apareció en la investigación es que casi todo se juntaba y se concentraba en Iron Mountain, con el agregado lamentable de que además de lavado de dinero, diez personas murieron.

Entonces, la investigación dio un giro y utilizamos el caso Iron Mountain para explicar cuáles son las consecuencias y cómo funciona el mundo del lavado de dinero.

Cuando los autores del documental cruzaron la información de las empresas que tenían papeles en Iron Mountain con las que tenían causas abiertas por lavado de dinero aparecieron una serie de coincidencias muy importantes.

Entre las compañías que “perdieron” papeles están el Banco Patagonia, el HSBC, BNP Paribas, JP Morgan, el Grupo Macri, las cuales enfrentaban causas judiciales que no pudieron avanzar porque el material estaba guardado ahí y se quemó. Gaggero señala que “después conocimos que varias de esas empresas estaban vinculadas a las offshore que manejaba Mauricio Macri en ese momento jefe de Gobierno”. 

“Se llevaron diez vidas para encubrir lo que es el saqueo de las naciones porque básicamente el lavado de dinero, es la última etapa de la ruta del dinero obtenido de forma irregular o mal declarado, que luego se reintroduce en el sistema legal por algún mecanismo. Todo eso está condensado en esta historia”, enfatizó.

La relación entre Iron Mountain y el macrismo es altamente amigable. La empresa continúa siendo parte del Distrito Tecnológico de Parque Patricios, pese a que sus servicios no tienen nada de tecnológico. En el padrón de empresas correspondiente a 2021, la compañí­a sigue disfrutando de la exención impositiva por contar con una sede dentro del área delimitada. También fue premiada por Mauricio Macri en 2009, por ser una de las tres primeras firmas en el Registro de Empresas TIC de la CABA (Ciudad de Buenos Aires). Carlos Pirovano, exsubsecretario de Inversiones de la Ciudad durante el gobierno de Macri, y que ocupó diversos cargos en el banco HSBC entre 1994 y 2007, fue el ideólogo del plan que otorgó exenciones impositivas a la Iron Mountain.

Pirovano fue gerente de Máxima AFJP, la administradora de fondos de jubilación y pensiones HSBC, multinacional británica de banca y servicios financieros con sede en Londres. El banco guardaba en el depósito de Barracas 25 mil cajas con archivos que se esfumaron bajo las llamas en el momento en que habí­a estallado el escándalo por las 4040 cuentas reveladas por el ex informático Hervé Falciani. Más de una veintena llevaban el rótulo «lavado de dinero», «lavado de dinero premier» y «blanqueo».

En las causas por evasión, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Comisión Nacional de Valores le solicitaron legajo pertinente al banco. La respuesta oficial fue que «la documentación requerida se encontraba en Iron Mountain» y no contaban con una constancia de lo perdido, ni tampoco con un backup (copia que se realiza a los datos, archivos o información crítica). José Sbatella, ex titular de la UIF, denunció que el verdadero motivo del incendio fue borrar los comprobantes de movimientos bancarios sospechosos.

Sideco Americana, una de las más grandes firmas de Franco Macri en el país (padre del expresidente Mauricio), tenía entre las cajas quemadas una con el rótulo «Coimas Perú». Luego aclaró en la justicia federal que esa información se encontrarí­a a salvo en otro depósito. También se supo que el Banco Interfinanzas guardaba documentación en el depósito mientras era investigado por lavado de dinero. El banco fue sorpresivamente adquirido en 2016 por Fabio Calcaterra, primo de Ángelo y Mauricio Macri.

La lista de empresas con material en custodia en el explosivo almacén incluye a Cablevisión, Edenor, IRSA, Alto Palermo, Swiss Medical, Banco Patagonia, Banco Santander, Monsanto, Telered Imagen, Banco BNP Paribas, Deloitte, GlaxoSmithKline y Exxel Group, Pago Fácil, entre otras.

Los jóvenes bomberos que perdieron la vida en el intento de sofocar el fuego intencional en la nave de Iron Mountain, no supieron nunca que apagaban las llamas de los archivos bancarios del mundo turbio que generan las grandes empresas y corporaciones dueños de la economía del planeta.

En Argentina ninguno de los culpables de las muertes de los bomberos en el incendio provocado ni de los funcionarios, compañías y hombres de negocios corruptos han sido sancionados.

Los familiares de las víctimas aún esperan una respuesta mientras millones de argentinos se preguntan adónde fueron a parar los 45 000 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional le prestó al régimen de Macri.

(*)  Periodista cubano. Escribe para el diario Juventud Rebelde y el semanario Opciones. Es el autor de «La Emigración cubana en Estados Unidos”, «Historias Secretas de Médicos Cubanos en África» y «Miami, dinero sucio», entre otros.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: