Enriquito de La Hata: Fe y Cultura en Guanabacoa

Por Víctor Villalba Gutiérrez / Fotos: Roberto Chile / Video: Víctor Villalba Gutiérrez / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

El 17 de diciembre un equipo de la Corresponsalía de Resumen Latinoamericano se acercó a Guanabacoa, al barrio La Hata, con el  propósito de testimoniar en imágenes la conmemoración religiosa que rinde tributo a San Lázaro. El Santo de la religión católica que se sincretiza en el panteón africano con Babalú Ayé, hacedor de milagros para restituir la salud, cuyos fieles hacen promesas durante el año que cumplen el día 17 de diciembre.

El reloj marcaba las 4 de la tarde cuando comenzaron a concentrarse una gran cantidad de vecinos frente a una casa que lucía en su portal una gran imagen de San Lázaro. La casa de Enrique Hernández Armenteros conocido como “Enriquito de La Hata” y “Tata Nganga”, sacerdote de las religiones afrocubanas, Hijo Ilustre de Guanabacoa.

Alguien dijo que comenzaría la procesión de inmediato y era el momento de sacar el San Lázaro, todo ocurría bajo el sonido de los tambores y cánticos religiosos.

Comienza la procesión y todas las personas del barrio siguen a cuatro hombres que cargan al Santo en sus hombros en una especie de caja con dos maderos, todo muy bien dispuesto al máximo detalle.

Mientras los tambores tocan de forma constante, los cantos van de boca en boca hasta resonar en jóvenes y niños que se suman lentamente.

El humo del tabaco impregna con su aroma, crece la multitud que comienza a bailar en marco apretado. Algunos dejan  ver sus pies desnudos, otros muestran al viento sus atuendos de color violeta que identifica al Santo. La fe de los ancestros se viste también de amarillo, collares artesanales adornan sus pechos. Se siente la carga espiritual de ese momento esperado.

La procesión recorrerá todo el barrio y a su paso sumará cientos de vecinos que junto al acto de fe, se unen en fiesta comunitaria.

De reporteros pasamos a ser testigos privilegiados de genuinas manifestaciones de hermandad religiosa, culto a las buenas prácticas y valores humanos que se construyen desde el hogar y la comunidad, respetando todas las creencias de las familias.

Buscando la imagen que pueda expresar el fervor que estamos presenciando, un hombre se nos acerca en medio de la multitud de nombre Jorge Enrique y nos comenta su participación en proyectos vinculados a las raíces africanas.

Qué le parece la procesión,  cuál es su origen, cuéntenos de “Tata Nganga”, le preguntamos.

-La gran cantidad de participantes crece cada año. Por la significación de la imagen patrona de la comunidad es que Enriquito, Tata Nganga, en el año 2001 pide permiso a las autoridades para sacarla a las calles del barrio, y es a partir del 17 de diciembre del 2001 a las 4 de la tarde que sale acompañada de tambores y cánticos de origen Congo.

¿Cómo se vincula con el mundo espiritual de la comunidad su trabajo?

-Me vinculo como promotor y miembro de la UNEAC en el barrio, desarrollando el proyecto de acción comunitaria Peña Folclórica Enrique Hernández Armenteros, sacando a la calle festividades de la casa templo:

– 19 de febrero nacimiento de Enriquito.

– 24 de junio creación de Los  hijos de San Lázaro .

– finales de Noviembre Wemilere en el barrio.

La espiritualidad que se manifiesta, se refleja también en lo cultural?

-Por supuesto, todo lo espiritual es también expresión cultural, los beneficios que trae a la comunidad la práctica afrocubana posibilitan mantener los valores de la casa templo y ya está incluida en la lista de Patrimonio cultural de la nación. 

La iglesia de San Lázaro está ubicada en el municipio de Boyeros, en El Rincón.

En todo el país se rinde culto al Santo al que la tradición popular le ruega por la salud, el bienestar familiar y se aleje todo lo malo.

Tras dos años de pandemia, eventos de la naturaleza y accidentes que causaron profundo dolor a tantas familias cubanas, la celebración de San Lázaro deviene con mayor fuerza en agradecimiento a la vida y esperanza para el nuevo año.

Agradecemos a los amigos que nos invitaron a presenciar y dejar testimonio  de la celebración de la fe, la espiritualidad y la cultura.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: