Pueblo ecuatoriano a la espera del crecimiento económico prometido

Por Liset García* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

A pocas horas de terminarse el año 2022, en Ecuador crece la incertidumbre y las tensiones frente a una crisis económica que recicla la desigualdad, mientras el presidente Guillermo Lasso promete crecimientos económicos que no llegan al pueblo ecuatoriano, esperanzado en un año nuevo mejor.

Lo que parecía ser un punto en las soluciones que necesita el país, impulsado por la bancada de Unión por la Esperanza (UNES), de derogar la Ley Tributaria, propuesta que fue aprobada en la Asamblea Nacional con 100 votos a favor, ha quedado en un limbo, tras el veto total del Gobierno a esa derogatoria.

A propósito, la senadora Noemi Cabrera @NoemiCabreraCh, por UNES, denunció en su cuenta de la red social Twitter que el Gobierno vetó la Ley y con eso pretenden seguir metiendo la mano en el bolsillo de las familias ecuatorianas, haciendo caso omiso a los pedidos de las grandes mayorías.

De acuerdo con el trámite que señala el reglamento, el Ejecutivo tenía 30 días para vetar la normativa o entregar sus observaciones al Parlamento. Sin embargo, en la misma Asamblea ya se conocía que el mandatario vetaría totalmente el proyecto de ley, algo que hizo casi inmediatamente.

Tal votación se dio a un año de que la normativa entrara en vigencia, y si la Corte llegase a suscribir que es “inconstitucional e inconveniente”, como asegura el presidente Lasso, deberá pasar un año para que la Asamblea pueda votar sobre insistir o no en la misma, para lo que requeriría de 92 votos.

Al parar en seco el intento de la Asamblea de dar de baja a la referida reforma, que aumentaría la recaudación tributaria, reforma el cálculo del impuesto a la renta, impulsa un nuevo impuesto al patrimonio, entre otras medidas, Lasso hace recaer la crisis económica sobre los ecuatorianos de clase media, señalaron los legisladores de UNES.

Además, insistieron en que no por gusto la Corte Constitucional emitió una sentencia que determina que ciertos aspectos del Decreto-Ley de la reforma tributaria contravienen el principio de unidad de materia, por lo que la Corte la había declarado parcialmente inconstitucional.

A partir del veto del mandatario, volverá al fuero de esa Corte la decisión de si es constitucional la derogatoria de la reforma tributaria, aprobada en la Asamblea, para lo cual tendrá 30 días. El compás de espera lo pone un pueblo agobiado por la pandemia que lo castigó con desatención sanitaria, falta de empleos, bajos salarios y otras penurias, situación que continúa para muchos.

Mientras tanto, el presidente solicitó el pasado 14 de diciembre otro préstamo al FMI, de 700 millones USD, para seguir endeudando al país, incrementar la dependencia y subordinación a las imposiciones que suponen tales prestaciones, que no van a generar desarrollo. Así lo han corroborado varios economistas, al declarar que tal conducción de las finanzas no ha contribuido ni contribuirá al crecimiento.

Sin embargo el presidente comentó que las mejoras se verían a  finales de 2022. Todavía los analistas se preguntan qué realidad está viendo, si la de la mesa de su mansión o la que viven los ecuatorianos. Promete disminuir la desnutrición infantil y reduce el presupuesto destinado a ese fin para  2023. ¡Vaya prioridad!

Elabora un plan de distribución de medicamentos, pero muchos preguntas cuáles, porque no hay. ¿Es que acaso no fue la falta de medicamentos e insumos médicos en los hospitales a nivel nacional, la que llevó a las protestas de los sindicatos de médicos?

Y ni hablar de los pacientes con enfermedades crónicas, cuyo presupuesto de atención también fue reducido, al igual que los salarios del personal de salud. Muchos pacientes con cáncer, entre ellos menores, han fallecido por falta de medicamentos.

Por ese camino, y el de la inseguridad de los ciudadanos, la reducción del presupuesto universitario, incremento de precios de productos básicos y otros desbarajustes en los sectores públicos y bancarios, de los que Lasso se hizo experto cuando fue ministro de Economía (1998-99), conseguirá seguir teniendo el 1 en hacer quebrar la economía, en especial, las instituciones públicas.

Sin olvidar el despojo de los derechos de los ecuatorianos, que jura defender.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: