Fiscales de Brasil reanudarán el caso de fraude y robo contra un congresista electo de EEUU

El recién electo congresista republicano estadounidense George Santos, hijo de brasileños, que ha sido acusado de mentir en su currículum y cuya financiación de campaña está bajo escrutinio, se enfrenta a un nuevo reto para su biografía.

Las autoridades de Brasil planean reanudar los cargos de fraude contra el político por una chequera robada en 2008, caso que lleva más de una década suspendido porque los investigadores no podían localizar al sospechoso.

Ahora que el paradero de Santos se conoce, se podrá presentar una solicitud formal al Departamento de Justicia de EEUU para notificar al legislador sobre los cargos que pesan en su contra, un requisito necesario para que avance el caso, según ha afirmado a The New York Times la portavoz de la Fiscalía de Río de Janeiro.

El medio cita documentos judiciales del país sudamericano, según los cuales el que haría historia por convertirse en el primer miembro republicano abiertamente gay entró en una tienda de ropa en un suburbio de Río de Janeiro un mes antes de cumplir 20 años y gastó unos 700 dólares usando una chequera robada y un nombre falso.

Tanto Santos como su madre confesaron a la Policía en 2010 que el joven había robado la chequera al empleador de su progenitora.
Un juez aprobó los cargos en septiembre de 2011 y ordenó a Santos que respondiera ante las autoridades, por lo que podría enfrentar hasta cinco años de cárcel, pero el mes siguiente él ya se encontraba en Nueva York, según registros laborales.

Recientemente, Santos rechazó en declaraciones a The New York Post cualquier antecedente criminal: «No soy delincuente, ni aquí ni en Brasil ni en ninguna jurisdicción del mundo».

El abogado del político, Joe Murray, afirmó el lunes que está buscando asistencia jurídica local para abordar esta posible acción contra su cliente.

Por otra parte, Santos está bajo escrutinio de los fiscales federales de EEUU debido a sus declaraciones financieras ante los cuestionamientos sobre los más de 700.000 dólares que gastó en su exitosa campaña durante las elecciones de medio término de este año.

Al mismo tiempo, la Fiscalía del distrito del condado de Nassau está investigando los detalles falsos sobre el pasado del político. 

En diciembre de 2022, Santos admitió haber mentido sobre algunos aspectos de su vida, después de que una investigación publicada por The New York Times revelara inconsistencias en su currículum.

Durante su campaña, el político se presentó a sí mismo como la «encarnación del sueño americano», un hijo de migrantes brasileños que trabajó en firmas financieras como Citigroup y Goldman Sachs y que además ayuda a organizaciones benéficas de rescate de animales. No obstante, el medio neoyorquino, tras revisar documentos políticos y judiciales tanto de EEUU como de Brasil, no pudo confirmar su experiencia en servicios financieros, su formación académica, obras de caridad, entre otra información personal.

Tomado de RT / Foto de portada: Mary Altaffer / AP.
 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: