Desarrollan en Cuba tecnología para el diagnóstico de bacteria que afecta el estómago

Por Flor de Paz* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El Centro de Inmunología y Productos Biológicos, de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, en la provincia de Camagüey, incorporó a sus servicios asistenciales la formulación de una prueba rápida de ureasa para el diagnóstico de la enfermedad gástrica provocada por la bacteria Helicobacter pylori.

La importancia de este desarrollo científico-tecnológico radica en que Cuba no cuenta con métodos serológicos ni pruebas rápidas para diagnosticar la presencia del microorganismo en el sistema digestivo, que hasta el momento solo podía detectarse mediante muestras tomadas para biopsias en la mucosa gástrica a través de examen endoscópico.

De acuerdo con una publicación del periódico Granma, la directora del centro, Elizabeth Nicolau Pestana, explicó que decidieron “hacer una formulación propia, con una mínima cantidad y variedad de reactivos, sin que afectara su función y que fuera fácil y económica su preparación”.

Añadió que el test obtenido por el Centro de Inmunología y Productos Biológicos, que ostenta la categoría de unidad de desarrollo e innovación, mereció al cierre de 2021 el Premio Provincial de Ciencia, Tecnología y Medioambiente, en reconocimiento a los resultados favorables del empleo del producto por los servicios de gastroenterología en la red de hospitales y policlínicos del territorio.

Al ofrecer otros detalles, la investigadora subrayó que al producto se le realizaron las pruebas correspondientes de estabilidad. Estas puntualizan en qué condiciones deben ser procesadas y almacenadas las materias primas, los productos semielaborados o terminados, así como establecen el tiempo de almacenamiento, de uso clínico y la fecha de vencimiento.

Hasta el momento, el test solo se produce en pequeña escala en dicha institución científica. Pero, “ha demostrado su efectividad en la comprobación de los niveles de colonización de la Helicobacter pylori en el estómago”.

El propósito de la investigación —acotó Nicolau Pestana— ha sido poner en manos de los gastroenterólogos un medio diagnóstico que permita prescribir de forma temprana el tratamiento adecuado, de manera que pueda erradicarse la bacteria del estómago y que este recupere su mucosa normal.

En relación con el diagnóstico, la investigadora agregó que se cuenta con el apoyo del Laboratorio Nacional de Referencia e Investigaciones del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en la persona del doctor Rafael Llanes Caballero.

Para sobrevivir en el medio ácido del estómago, la bacteria Helicobacter pylori —que se calcula alberga casi dos tercios de la población mundial y que es causa principal de enfermedades como úlceras gástricas y duodenales, y cáncer gástrico— desarrolla mecanismos de adaptabilidad como la secreción de una enzima llamada ureasa, la cual convierte la urea química en amoniaco. Así, la producción de amoniaco en su derredor neutraliza la acidez del estómago.

Por otra parte, su forma de espiral le permite penetrar en la capa mucosa, que es menos ácida que el espacio interior y también adherirse a las células que revisten la superficie interna del estómago.

Se cree que la bacteria Helicobacter pylori se propaga por medio de los alimentos y del agua contaminados y por contacto directo de boca a boca.  En la mayoría de las poblaciones, se adquiere en la niñez.

(*) Periodista cubana especializada en temas científicos y Directora de Cubaperiodistas.

Foto de portada: Diario AS.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.