Noam Chomsky, en The Belmarsh Tribunal organizado por The People’s Forum

En contra de décadas de evasivas, hay una ilustración dramática de la tortura a Cuba durante sesenta años, incluyendo la guerra terrorista de John F. Kennedy contra Cuba, que casi desemboca en una guerra nuclear en 1962 y el aplastante bloqueo, al que fuertemente se opone prácticamente todo el mundo, incluso la gran mayoría de los estadounidenses.

Cuando la Unión Soviética se derrumbó y retiró su limitado apoyo a Cuba, la ilusión errónea se derrumbó con ella, y Estados Unidos impuso medidas aún más brutales para aplastar a Cuba con Clinton y Bush.

Las falsas justificaciones fueron diseñadas para convencer al público en general y se encuentran en documentos internos, que son admirablemente francos sobre las razones reales de la tortura a Cuba, las cuales se explican en los documentos clasificados de los años 1960 de Kennedy y Johnson.

El crimen de Cuba se llama «su exitoso desacato a las políticas estadounidenses que se remontan a la Doctrina Monroe de 1823», la cual declaró el derecho de Washington a dominar el hemisferio, un principio que se extendió mucho más luego de la Segunda Guerra Mundial.

Acabamos de conmemorar el 20 aniversario de uno de los mecanismos utilizados para estrangular a Cuba, el control de las instalaciones navales de la Bahía de Guantánamo, vitales para el desarrollo de Cuba. Guantánamo fue robada a Cuba a punta de pistola en 1903 como parte del sistema para mantenerla como una colonia virtual, luego de que Estados Unidos interviniera para impedir la liberación de Cuba del dominio español.

Los esfuerzos de Cuba por recuperar Guantánamo han sido ignorados. Durante muchos años, se utilizó de forma ilegal para retener a los asiáticos que huían del terror y la miseria generada por Estados Unidos. Hace veinte años, la Administración Bush lo convirtió en una de las cámaras de tortura más horrendas del mundo, que sigue reteniendo a víctimas torturadas y sin cargos.

La información sobre todo esto y otros innumerables asuntos fue proporcionada a los estadounidenses y al público mundial por WikiLeaks, un crimen que no será perdonado, ya que el poder empieza a evaporarse cuando se expone a la luz del sol.

Sesión Íntegra del Tribunal Belmarsh donde habló Chomsky

Tomado de The People’s Forum.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.