Rusia nombra 8 razones por las que la Unión Europea no tiene derecho de suministrar armas a Ucrania

El Ministerio de Exteriores de Rusia ha declarado este lunes que la Unión Europea ha ignorado los ocho criterios de la posición común del Consejo de la UE sobre el control de las exportaciones de armas que «prohíbe directamente los suministros de armas y equipos militares» de Europa en determinadas situaciones.

Según la Cancillería rusa, financiar a Ucrania y apoyarla en materia de defensa va en contra de los siguientes puntos del bloque europeo:

  1. «Incumplimiento de las obligaciones internacionales por parte del país de destino (Kiev ignoró sus obligaciones en virtud del paquete de medidas de Minsk refrendado por la resolución 2202 del Consejo de Seguridad de la ONU);
  2. Incumplimiento de los derechos humanos, incluido el riesgo de utilizar las armas suministradas para represiones internas (Kiev cometió un genocidio en Donbass);
  3. Conflicto armado en el país de destino y los riesgos de su escalada debido a los envíos de armas;
  4. Amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad regional, incluida la probabilidad de un conflicto armado con un tercer país;
  5. Riesgo para la seguridad nacional de los países de la UE (las armas suministradas pueden ser utilizadas en contra de los intereses de los países de la UE);
  6. La política del país receptor, incluido el cumplimiento del principio de no utilizar la fuerza, el derecho internacional humanitario, así como el régimen de no proliferación en el ámbito del control de armas (no creemos que Kiev haya sido ejemplar en el cumplimiento de estas obligaciones, incluso en vista de los casos conocidos de esquemas ‘grises’ de comercio de armas desde Ucrania);
  7. El riesgo de que las entregas de armas caigan en manos equivocadas, incluidas las organizaciones terroristas (dada la distribución incontrolada de armas a la población en Ucrania, hay una probabilidad casi garantizada de que algunas de ellas acaben en el mercado negro);
  8. Mantenimiento del equilibrio entre la militarización y el desarrollo económico del país receptor (creemos que Kiev debería preocuparse más por la economía ucraniana que por la represión de los que están en su contra por la fuerza)».

Tras acusar a los países de la UE de haber participado «en los espectáculos de Kiev que ponen en entredicho la integridad territorial de la Federación de Rusia», el Gobierno ruso ha aseverado que los ciudadanos y las estructuras europeas vinculadas con el envío de armas letales y combustibles a Kiev «serán responsables de cualquier consecuencia de estas acciones en condiciones de una continua operación militar especial».

Además, el Ministerio de Exteriores ha afirmado que «finalmente queda desmentido otro mito propagado por la UE, que sus restricciones unilaterales, ilegítimas según el derecho internacional, no están dirigidas contra el pueblo ruso».

«Los funcionarios de Bruselas, que hasta hace poco se posicionaban como ‘socios estratégicos’ de nuestro país, ya dicen —sin precisamente ocultarlo — que pretenden infligir el ‘máximo daño’ a Rusia, ‘golpear sus puntos débiles’, ‘destruir su economía en serio’ y ‘suprimir el crecimiento económico del país», indica el comunicado.

«Queremos asegurarles de que no será así. Las acciones de la Unión Europea no quedarán sin una dura respuesta. Rusia seguirá persiguiendo la implementación de sus intereses nacionales vitales sin tener en cuenta las sanciones y sus amenazas. Es hora de que los países occidentales comprendan que su dominio absoluto en la economía mundial quedó en el pasado hace mucho», concluye el mensaje del ministerio.

Tomado de RT/ Foto de portada: Nikolay Denisov / Legion-Media.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.