Rusia reitera que impedirá a Ucrania tener armas nucleares

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, reiteró este miércoles que la operación militar especial de su país para proteger a la población del Donbás tiene el propósito de desmilitarizar y desnazificar Ucrania, e impedir que dicho país obtenga armas nucleares y amenace la seguridad de Rusia y sus ciudadanos.

En declaraciones a un medio internacional, Lavrov calificó de inaceptable la presencia de armas nucleares de Estados Unidos (EEUU) en Europa e instó a retirarlas.

Hizo hincapié en que Occidente se ha negado a cumplir las exigencias de Rusia para la seguridad europea, en particular lo concerniente a la expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia el este y la militarización de Ucrania, que suponen amenazas para Moscú.

También expresó que Moscú está preparada para la segunda ronda de negociaciones con Kíev, prevista para la tarde de este miércoles en la localidad de Belovezhskaya Puscha, Belarús.

Sin embargo, denunció que presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, está demorando el proceso negociador por órdenes del Gobierno de EEUU.

El Canciller ruso subrayó que el tema de la pertenencia de Crimea no está en discusión y recordó que ese territorio forma parte de Rusia.

Valoró que, de suceder, una tercera guerra mundial será nuclear y devastadora, con lo cual se refirió a palabras recientes sobre este tema del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Reiteró que su país estaba preparado para el paquete de medidas restrictivas unilaterales impuesto por Occidente, y rechazó que afecten a deportistas, intelectuales, actores y trabajadores de los medios de comunicación.

Este martes, durante su discurso ante la Conferencia de Desarme de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, Lavrov dijo que la presencia de las armas nucleares de EEUU en Europa supone una amenaza de golpe nuclear a su país, además de ser contraria al Tratado de No Proliferación y a lo acordado entre las partes.

El pasado 19 de febrero, Zelensky dijo que su país podría reconsiderar sus compromisos en virtud del Memorando de Budapest, el cual previó su renuncia a las armas nucleares a cambio de garantías de seguridad.

Firmado entre varias potencias nucleares en la capital de Hungría en diciembre de 1994, el referido acuerdo político previó que Ucrania cediera su arsenal nuclear a cambio de garantías de seguridad.

Autoridades rusas han reiterado que la operación militar especial lanzada el pasado 24 de febrero no busca ocupar Ucrania ni se enfoca en poblaciones civiles, sino en inutilizar la infraestructura militar de Kíev y enjuiciar a los responsables de los ataques de las fuerzas armadas ucranianas contra la población del Donbás, que desde 2014 hasta la fecha provocaron que 14.000 personas perdieran la vida.

Tomado de Telesur / Foto de portada: TASS.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.