Rusia denuncia vínculos de Alemania con «actividades biomilitares» en Ucrania

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, denunció este sábado en una entrevista con RT que Alemania ha estado involucrada en «actividades biomilitares» en Ucrania. 

«Junto con Estados Unidos, la propia Alemania ha estado y probablemente sigue estando intensamente implicada en actividades biomilitares en Ucrania durante muchos años», expresó la vocera.

Al responder si hay más información sobre las actividades militares y biológicas del país europeo en Ucrania, la secretaria de prensa precisó que desde 2013 el Gobierno alemán ha estado realizando el programa nacional de bioseguridad, «en el marco del cual se está llevando a cabo una asociación con agencias gubernamentales y organizaciones de investigación en los países objetivo». Según Zajárova, Ucrania fue incluida en la lista de estos países en 2014. 

La representante oficial del Ministerio de Exteriores ruso citó la información difundida por la Cancillería alemana e indicó que entre 2020 y 2022 «ya se realiza la tercera fase» del programa, que incluye «recopilación de ‘información epidémica sensible’ en terceros países, incluso mediante el uso de tecnologías de datos masivos», así como el «desarrollo de la infraestructura de los países asociados para trabajar con los agentes biológicos peligrosos».

 

«Burdo intento de las autoridades estadounidenses de desviar la atención del público»

Zajárova señaló que la Casa Blanca «lanzó otra campaña de propaganda«, afirmando que los intentos de Rusia de «llamar la atención de la comunidad internacional a las actividades de los biólogos militares estadounidenses en territorio ucraniano no es más que una ‘cortina de humo’ informativa, con la que Moscú intentará encubrir» el uso de armas biológicas y químicas.  

La vocera calificó esos señalamientos de un «burdo intento de las autoridades estadounidenses de desviar la atención del público del explosivo tema de los laboratorios biológicos bajo su control» e indicó que actualmente Rusia sigue investigando los documentos respecto al tema. «La escala del trabajo realizado [por Washington] sugiere que una parte importante […] de la información sobre este programa militar estadounidense permanece oculta a la opinión pública internacional«, agregó. 

Asimismo, la secretaria de prensa de la Cancillería rusa aseveró que la tentativa de Washington de desviar la atención de sus laboratorios fue «apoyada activamente por los dirigentes políticos alemanes», lo que «se destaca por su particular cinismo» tomando en cuenta su actividad biomilitar.

En este contexto, Zajárova instó a las autoridades alemanas a «dejar de difundir inmediatamente falsedades sobre la supuesta intención [de Moscú] de utilizar armas prohibidas por el derecho internacional en el marco de la operación especial militar de las Fuerzas Armadas de Rusia». «Tales declaraciones solo pueden animar a los batallones neonazis ucranianos a llevar a cabo terribles provocaciones, cuya responsabilidad moral por las trágicas consecuencias recaerá, entre otros, en Berlín», destacó. 

Tomado de RT/ Foto de portada: AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.