Asesinan a una firmante de paz y a tres líderes sociales en Colombia

La ola de violencia continúa en Colombia con el asesinato de una excombatiente, firmante de los acuerdos de paz de 2016, Yolima Pérez, y tres líderes sociales, José Danilo Agudelo, Wilmer Hernández y John Jairo Esquivel, respectivamente; hechos ocurridos en varias regiones del país.

El Consejo Nacional de Reincorporación denunció el feminicidio de Yolima Pérez Olaya, una firmante de la Paz que fue asesinada a sus 34 años, quien, según una nota al respecto «fue hallada sin vida en su vivienda en la madrugada de hoy, abril 18 de 2022».

Pérez Olaya hacía parte de la organización social “Chocolate entre amigas” y la Veeduría de mujeres en Mesetas. Su trabajo para la reincorporación se basaba en darle seguimiento a la implementación del Acuerdo de Paz.

El líder del partido Comunes, Rodrigo Londoño, denunció que «con ella son once las mujeres firmantes asesinadas impunemente ante la mirada impávida del gobierno Duque», al tiempo que pidió «su solidaridad para detener estos asesinatos».

Asimismo, la agrupación de mujeres y diversidades del propio partido, Mujer Fariana, al denunciar el hecho, dijeron que «las vidas de las exguerrilleras está en constante peligro en medio del patriarcado capitalista colonial en Colombia y la falta de garantías para la reincorporación integral».

En otro orden, en Briceño fue asesinado el exalcalde José Danilo Agudelo, la noche de este lunes, quien fue atacado a disparos en una vía pública, presuntamente por sicarios.

El Departamento de Policía Antioquia confirmó que Agudelo estaba afuera de una barbería, en zona urbana, cuando fue abordado por dos sujetos que, sin mediar palabra, le dispararon.

Asimismo, fue asesinado también Wilmer Hernández, en Tame, Arauca. Hernández era miembro del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos y era un desplazado por la violencia, desde enero de este año. 

En la zona donde fue encontrado su cuerpo, hacen presencia diversos grupos paramilitares y se había emitido una alerta temprana que señalaba el recrudecimiento de la violencia producto de confrontaciones entre tales estructuras paramilitares.

Por otra parte, fue asesinado John Jairo Esquivel, en Saravena, Arauca, quien pertenecía a la Guardia Campesina local, en un área donde se entrecruzan grupos paramilitares involucrados en el narcotráfico internacional.

Con estos casos, suman 57 los líderes sociales asesinados en lo que va del año 2022.

Tomado de Telesur / Foto de portada: @indepaz.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.