La impronta de periodistas y fotorreporteros cubanos ante explosión del Hotel Saratoga

Por Yaimi Ravelo / Video: Víctor Villalba Gutiérrez / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 25 de mayo.- Cuando los píxeles lloran es el nombre de la muestra fotográfica presentada en la mañana de hoy por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), que recoge más de trescientas imágenes digitales realizadas por fotorreporteros/as cubanos tras la explosión del Hotel Saratoga el pasado 6 de mayo, en La Habana.

La exposición fotográfica muestra al público 35 instantáneas impresas tras una difícil curaduría realizada por Ricardo López Hevia, destacado fotorreportero del periódico Granma, miembro de la presidencia de la UPEC.

“Aunque a los pies del Hotel Saratoga cada cubano registró su imagen en esa rojísima caja negra, a menudo llamada corazón, varios de los mejores fotorreporteros de nuestra prensa tensaron el alcance de sus lentes y su sensibilidad para plasmar en instantáneas profesionales la conmoción de un pueblo que se unió aún más en el dolor”, expresó en la presentación de la muestra Jorge Legañoa, vicepresidente de la UPEC.

Las imágenes expuestas en la casa de la prensa cubana constan como homenaje a las víctimas del accidente y a todos los profesionales que no descansaron ante la necesidad de brindarle al pueblo cubano la noticia apegada a la realidad del doloroso acontecimiento.

Una emergencia como la del Hotel Saratoga que se presenta intempestivamente y desgarradora para todos los cubanos, requiere de un alto grado de compromiso y profesionalismo hacia la veracidad de los hechos por parte de los medios de comunicación.  Posterior a la muestra fotográfica- esta fue la matriz de debate en el taller realizado por la UPEC con la participación de varios de los profesionales cubanos que dieron cobertura periodística al fatídico suceso.

“Situaciones como éstas muestran la capacidad que tiene el sistema de comunicación pública cubano para dar una respuesta oportuna ante este tipo de acontecimientos”, -refirió Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la UPEC en la apertura del encuentro.

Sobre la capacidad de respuesta de los profesionales de prensa cubanos ante el accidente acontecido en medio de la capital –Ronquillo destacó- , “todos debemos sentirnos orgullosos de la forma en que actuó nuestro sistema de prensa frente a éste hecho, se probó la inmensa capacidad de los medios de prensa cubanos para el trabajo en redes sociales, recurso que en otros momentos fue motivo de crítica» –acotó.

El presidente de la UPEC también destacó el papel que jugaron las trasmisiones directas en las redes sociales, rompiendo el esquema tradicional comunicacional de los medios de comunicación en la isla.

Ronquillo informó mediante un análisis realizado por la periodista e investigadora Rosa Miriam Elizalde-, que el impacto de la noticia del Saratoga en los EEUU registró uno de los picos más altos de interés de esa audiencia en los últimos tiempos, con la peculiaridad de que en esta ocasión fueron de carácter favorable al gobierno cubano, donde primó el lenguaje de solidaridad hacia Cuba y su pueblo.    

La repercusión a nivel internacional del accidente en el Hotel Saratoga desde los medios de comunicación cubanos se traduce en la perspicacia y sentido periodístico por parte de sus profesionales.

Debo destacar que la prensa cubana fue la primera en llegar al lugar de los hechos”, reconoció Jorge Legañoa, periodista y vicepresidente de la UPEC.

El taller entre los periodistas y fotorreporteros estuvo primado por un intercambio directo de experiencias ante una cobertura periodística indeseable, que a su vez muestra la calidad como profesionales y los obstáculos a superar ante este tipo de eventos.

Detrás de los lentes y la información

Ricardo López Hevia desvió de su ruta el carro que lo transportaba cuando ocurrió la explosión. Sus desgarradoras imágenes fueron las primeras de tipo profesional en publicarse por los medios de prensa.

“Salía de otra cobertura de prensa –para el periódico Granma- en el camino me entero que había acabado de ocurrir una explosión. Iba por el Túnel de la Habana.”

“La primera información que recibo es de un sabotaje -lo que después se verificó ser un accidente. Rumbo al Capitolio veo a personas corriendo, despavoridas, rostros sin explicación, y me tiré, algo está pasando aquí” –pensó en medio de la “estampida” provocada por el pánico.   

“Era tanto la multitud que no podía avanzar, cuando llego y veo el desastre de la edificación me doy cuenta que era el Saratoga, no se veía, estaba envuelto en una nube blanca. Cuando yo llegué aun el hotel no se veía”.

Dairon Caballero Heredia es un joven periodista de Radio Habana Cuba, fue el primer reportero en llegar al lugar de los hechos. Permaneció más de cuarenta horas transmitiendo información entre los rescatistas y bomberos.

Las historias contadas por Dairon transmitieron la humanidad de los hombres y mujeres que estaban a los pies del Saratoga buscando esperanza de vida.

Lázaro Manuel Alonso, periodista del Sistema Informativo Cubano se encontraba en la provincia de Villa Clara, en poco más de dos horas llegó a la capital –siendo este un recorrido por lo general de cuatro horas.

Sus reportes en la TV cubana eran esperados por la población. Lázaro fue para muchos en la teleaudiencia vocero de lo novedoso ante la noticia, en cada emisión del Sistema Informativo aportaba lo «último» en materia información.

Así fueron llegando periodistas y fotorreporteros de Cubadebate, Bohemia, ACN, Juventud Rebelde, Juventud Técnica, Trabajadores, Tribuna de la Habana, Canal Habana y todos los medios cubanos.

Los profesionales de la prensa nacional permanecieron a los pies del Saratoga hasta el día de la Vigilia en pleno Duelo Nacional, como tributo a las víctimas a la terrible explosión que conmocionó a Cuba y al mundo.  

Fotos: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.