Cuba: Consejo de Ministros define prioridades del plan de la economía cubana para 2023

Por Yaima Puig Meneses.

“Tenemos que llevar al país, partiendo de nuestro propio esfuerzo, de nuestro propio talento, de nuestra propia inteligencia, a una situación diferente en lo económico y en lo social, y eso debe tener un reflejo en el plan que vamos a trabajar para el 2023, y en lo que estamos haciendo desde ahora para ir a una mejor situación”.

Tales ideas condujeron el hilo de las reflexiones compartidas este miércoles por el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al referirse en la reunión del Consejo de Ministros a las indicaciones del Gobierno para iniciar el proceso de elaboración del plan de la economía y el presupuesto del Estado para el 2023.

Porque nosotros, dijo, tenemos que tener capacidad para darle respuesta a un grupo de problemáticas que tiene nuestra población, que tiene nuestra sociedad.

Lo que se nos está proponiendo –precisó el mandatario previo a la aprobación por parte del Consejo de Ministros de ese importante documento– nos permite trabajar el plan para la economía del próximo año con tiempo, de manera coordinada, atemperado a las condiciones actuales y a las exigencias de las complejidades que tenemos en estos momentos. Además, implica hacer un ejercicio, con el mayor adelanto posible, a partir de todos los estudios, de las valoraciones que se han hecho del contexto actual.

A trabajar con mucha seriedad, responsabilidad y profundidad, todos los elementos del plan, y hacerlo de la manera más realista posible, fue el llamado hecho por el Jefe de Estado durante el encuentro, que estuvo dirigido por el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

En medio de la presente situación, condicionada por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos, ratificó que Cuba no cederá en sus principios, ni habrá negociaciones para “facilitar que digan que le quitan presión al bloqueo a base de que nosotros cedamos en principios; aquí los temas de bloqueo se discuten en una posición de igualdad”.

El bloqueo se aplicó de manera unilateral, recordó, y nosotros no tenemos que ceder nada a cambio, quien tiene que resolver la manera unilateral en que se aplicó, es el Gobierno de los Estados Unidos, sin nada a cambio, y esas posiciones se siguen ratificando.

Como otro elemento que debe ser atendido de manera diferenciada para este plan, enfatizó en la crisis global alimentaria que se avecina y fue anunciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Habrá escasez de alimentos, van a subir desorbitadamente los precios de los alimentos y la mayoría de los gobiernos y los estados no van a tener dinero para comprar los alimentos que necesita su población, tampoco la población tendrá suficientes ingresos para adquirirlos, detalló.

Por tanto, potenciar el Programa de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional de nuestro país, y apoyar la nueva Ley que aprobamos sobre ese tema en la Asamblea Nacional del Poder Popular, es decisivo.

Para avanzar más en la implementación de este programa, Díaz-Canel insistió en la importancia de capacitar adecuadamente y de inmediato a todos los que intervienen en él: desde el polo productivo hasta el productor de la última finca.

Potenciar la inversión extranjera y el turismo fueron otros dos temas esenciales a los que hizo alusión el Presidente cubano. De manera particular sobre el último de ellos, reiteró la necesidad de seguir fortaleciendo y elevando la calidad de los servicios.

De importancia cardinal –para garantizar el éxito del proceso de elaboración del plan de la economía del 2023– fue considerada por el presidente Díaz-Canel la participación de los trabajadores en todos los organismos y entidades. Que las personas propongan, dijo, pues están viviendo las problemáticas que tenemos en el país y tienen propuestas.

Por ello su énfasis en crear los espacios adecuados, en cada institución, para que el proceso de conformación del Plan tenga participación de nuestros trabajadores; que las personas opinen y se analicen sus propuestas, así luego, cuando se apruebe el Plan y se discuta otra vez en los colectivos de trabajadores, ellos vean que han hecho aportes. Estoy convencido, señaló, que ese mecanismo puede enriquecer muchísimo lo que nos estamos proponiendo.

Esencial en el trabajo de cada organismo, consideró también el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, tiene que ser la búsqueda constante de acciones que permitan garantizar lo mínimo necesario a la población, desde las vías más económicas posibles. Se refirió a ámbitos como los alimentos, medicamentos, servicios de transporte, salud, educación, cultura, deporte, seguridad y atención social, servicios comunales, abasto de agua, tratamiento de residuales,  electricidad y otros.

Imprescindible en el camino para avanzar en el desarrollo de la economía consideró igualmente el fortalecimiento de la empresa estatal. Hay que definir dónde es necesario hacer cambios de dirección y dónde debemos promover personas jóvenes que se han ido desarrollando en los diferentes sistemas empresariales, comentó.

Insistió en la necesidad de darle todas las facultades posibles al sistema empresarial para diversificar producciones y servicios, de manera que las empresas produzcan todo lo que puedan y así dar respuesta a demandas de la población, asociadas a determinados bienes y servicios.

Llamó la atención sobre la nueva función de la empresa estatal, a la cual corresponde propiciar la atención, la relación y el encadenamiento con el sector no estatal, para que se aprovechen todas las potencialidades que existen entre ambos y a su vez se logre una participación directa del sector no estatal en los principales programas económicos y sociales.

El mandatario hizo alusión a otros temas decisivos en la economía como el programa de inversiones, el cual debe concebir la solución de problemas que tiene la población. Sobre ese asunto fue enfático al plantear que las nuevas inversiones tienen que concebirse con su solución energética a partir del empleo de fuentes renovables de energía.

Además, se refirió a la necesidad de implementar con agilidad las propuestas que se han aprobado para enfrentar la inflación; así como seguir potenciando el desarrollo local y el proceso de transformación digital de la sociedad cubana.

Son todas tareas urgentes, cosas que hay que implementar ya, valoró.

Al referirse a este tema, el primer ministro recordó que las propuestas tienen que estar en correspondencia con la estrategia de desarrollo local. Aun cuando estamos conscientes de que no se pueden resolver en el presupuesto de un año todos los problemas del municipio, dijo, en ese presupuesto tienen que estar reflejadas soluciones a los principales problemas de la población, considerando los recursos para el trabajo que se desarrolla en los barrios en situaciones de vulnerabilidad.

Estas directivas –dijo– no solo son diferentes e innovadoras, con un grupo de flexibilidades, sino que además la manera en que se han concebido nos permitirá trabajar con antelación en la elaboración de los proyectos de plan y presupuesto.

Como uno de los elementos que aporta profundidad a la concepción de esos proyectos, destacó que por primera vez los mismos se aprueban en la asamblea municipal, lo que constituye una oportunidad para que sus delegados participen de manera activa y logren, desde el inicio, un reflejo de sus problemáticas e intereses en las comunidades, en los barrios.

Quienes elaboran las propuestas, enfatizó, tienen la alta responsabilidad de expresar las soluciones a esos problemas en ellas. Que cada vez más el presupuesto se parezca al municipio y en él estén representados sus intereses.

Entre otros aspectos que no se pueden ignorar, el primer ministro insistió en la importancia de recuperar el verdadero concepto de mantenimiento; lograr que el presupuesto que se destina al barrio se dedique realmente a una transformación; y aprovechar mejor las potencialidades en la producción local de materiales de la construcción.

Estamos hablando, aseguró, de directivas novedosas para elaborar un plan y un presupuesto diferentes a como lo hemos hecho hasta ahora. El primero de enero de 2023 todos los municipios de este país amanecerán con un presupuesto ya aprobado, de manera oficial, por sus asambleas municipales, subrayó.

De la economía y otros desafíos de la nación

Reunión del Consejo de Ministros sobre el proceso de elaboración del plan de la economía y el presupuesto del Estado para el 2023. Foto: Estudios Revolución.

Como es habitual en estas reuniones del máximo órgano de Gobierno, el viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, informó sobre el comportamiento de la economía al cierre del mes de abril, periodo también de muchas complejidad para el país.

Los ingresos, explicó, están por debajo de lo previsto en el plan y se han incrementado los precios por encima de lo diseñado, sobre todo de combustible y alimentos. Esa realidad, aseguró, no implica que estemos renunciando en estos momentos al crecimiento económico que hemos proyectado en el año 2022.

Al comentar algunos de los principales indicadores de la economía, destacó el desarrollo de la actividad turística. Si bien en los primeros cuatro meses del año habían arribado al país 447 714 visitantes, lo cual representa un 71.3% del plan, de manera particular en el mes de abril tuvimos 133 226 visitantes y el plan alcanzó un 100.7%. A pesar de las complejidades, aseveró, no renunciamos a la cifra de 2.5 millones de visitantes en el año.

Por otra parte, se refirió a los incumplimientos que se manifiestan en la entrega de diferentes productos al balance nacional como es el caso del arroz, la carne bovina y el huevo. Particularmente sobre el plan de construcción de viviendas explicó que en abril se terminaron 1 983 viviendas, lo cual representa un cumplimiento del 63% de lo previsto para ese mes.

Nos queda mucho todavía para trabajar en el 2022, en función de alcanzar las principales metas que hemos previsto en el plan de la economía, valoró Gil Fernández.

También como parte de la agenda de la reunión, el ministro de Economía y Planificación informó sobre el comportamiento de la empresa estatal y los principales impactos que han significado las transformaciones acometidas, así como nuevas propuestas para continuar avanzando en su fortalecimiento.

Es este un asunto de elevada prioridad para el Gobierno cubano, teniendo en cuenta el papel que corresponde desempeñar a la empresa estatal socialista, principal actor de la economía. Como tendencia, afirmó, se aprecia un impacto positivo con las medidas aplicadas, aunque se continúa la evaluación constante de cada una de ellas.

Todavía queda mucho por hacer para realmente convertir a la empresa estatal en actor fundamental de la economía, de ahí la necesidad de trabajar más aceleradamente, con transformaciones más profundas, concluyó.

La jornada de trabajo incluyó, además, la aprobación de los planes de ordenamiento urbano de los sectores C, D y F de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y del marco legal de las actividades productivas, de servicios y de comercialización del Ejército Juvenil del Trabajo, en interés del desarrollo económico-social del país. También se evaluaron las acciones desarrolladas como parte de la Operación Lucha Contra Coleros y las propuestas para su fortalecimiento.

Finalmente, la viceministra de Salud Pública, Tania Margarita Cruz Hernández, actualizó sobre la situación epidemiológica del país, signada por el enfrentamiento a la COVID-19 y a otras enfermedades que se mantienen bajo estricta vigilancia.

Específicamente acerca de la hepatitis B aguda en Cuba, precisó que los casos oscilan entre los 50 y 60 anualmente, y no se reporta en menores de cinco años.

A partir de las alertas emitidas recientemente por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud sobre la aparición en varias naciones de casos de hepatitis aguda grave de causa desconocida en niños, subrayó, en Cuba se activó inmediatamente el sistema de vigilancia para la enfermedad y en estos momentos no se reporta ningún paciente en el país.

Como ya se había informado el propio miércoles por nuestros medios de prensa, al concluir la reunión del Consejo de Ministros el presidente de la República enfatizó en temas de vital trascendencia para el país. De manera particular se refirió a la compleja situación electroenergética nacional y a las acciones del Gobierno norteamericano para excluir a varias naciones de la IX Cumbre de las Américas, una cita a la cual, aseguró, no asistirá.

Tomado de Presidencia de Cuba / Foto de portada: Presidencia de Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.