¿De qué se trata la Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica que propuso Biden para Latinoamérica?

El miércoles, durante la ceremonia inaugural de la IX Cumbre de las Américas, que se celebra en Los Ángeles (California), el presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció su propuesta de crear la Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica.

«Estoy anunciando una nueva asociación económica que se basa en todo el trabajo que hemos hecho con la región y guiará nuestro compromiso en el futuro», dijo el mandatario estadounidense en el Microsoft Theater de Los Ángeles, donde se realizó el acto de apertura de la Cumbre.

El anuncio se dio en un evento que está marcado por la exclusión que hizo EE.UU. de algunos de los países de la región, como Venezuela, Cuba y Nicaragua, que provocó la solidaridad de mandatarios de otros Estados, los cuales no acudieron de la cumbre, incluyendo al mexicano Andrés Manuel López Obrador.

En su discurso, Biden añadió: «Juntos, tenemos que invertir para asegurarnos de que nuestro comercio sea sostenible y responsable y crear cadenas de suministro que sean más resistentes, más seguras y más sostenibles».

En este sentido, señaló que, en primer lugar, esa Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica «ayudará a las economías a crecer de abajo hacia arriba y del medio hacia afuera, no de arriba hacia abajo».

Con ello, añadió el mandatario, buscarán aumentar las oportunidades y disminuir la inequidad persistente.

En segundo lugar, según Biden, la alianza «fomentará la innovación y ayudará a los gobiernos a cumplir con su propia gente».

Y tercero, la alianza abordará la crisis climática trabajando, según el presidente estadounidense, en la transición hacia una economía verde, que incluye el desarrollo y despliegue de energía limpia, descarbonización de la economía y protección de la biodiversidad; cuestiones que, a su juicio, se traduce en empleos «bien remunerados y de alta calidad».

El plan de EE.UU. también propone revitalizar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), incluso mediante reformas. Al respecto, Biden comentó que EE.UU. está listo para aportar más capital a los préstamos del sector privado del banco, BID Invest, para ayudar a «capitalizar el flujo crítico de capital privado hacia la región».

Según un funcionario de la administración de Biden, citado por Reuters, la alianza es una plataforma con la que buscan contrarrestar la creciente influencia de China en América Latina. Así, inicialmente se centrará en «socios de ideas afines» con los que EE.UU. ya tiene acuerdos comerciales.

«Nuevo acuerdo histórico»
El Departamento de Estado de EE.UU., en una nota de prensa, también brinda información sobre lo que sería esa Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica. 

La institución define a la alianza como «un nuevo acuerdo histórico» para «impulsar la recuperación y el crecimiento de la economía» del hemisferio y ofrecer resultados a los trabajadores.

El Departamento de Estado reitera, como señaló Biden, que EE.UU. busca con esta alianza profundizar en la cooperación económica con sus socios, reforzar las cadenas de suministro, fomentar la innovación en los sectores público y privado, y abordar la crisis climática.

Informa que una vez concluida la Cumbre de las Américas, EE.UU. celebrará consultas iniciales con sus socios en el hemisferio y las partes interesadas sobre las siguientes áreas de interés:

  • Revitalizar las instituciones económicas regionales y movilizar la inversión.
  • Hacer que las cadenas de suministro sean más resilientes.
  • Actualizar la negociación básica.
  • Crear empleos de energía limpia para el avance de la descarbonización y la biodiversidad.
  • Asegurar un comercio sostenible e inclusivo.

Migración
En el plan no se deja de lado el tema migratorio, ante el aumento de personas que se desplazan en el continente en busca de mayores oportunidades. «Trabajaremos para apoyar a los países que acogen a un gran número de migrantes o refugiados, o que quieren hacer reformas ambiciosas que estén en línea con los objetivos de la alianza», dice el texto del Departamento de Estado.

«La migración segura y ordenada es buena para todas nuestras economías, incluido EE.UU. Puede ser un catalizador para el crecimiento sostenible. Pero la migración ilegal no es aceptable», señaló Biden en la ceremonia.

El mandatario adelantó que en la Declaración de Los Ángeles, que recogerá los puntos más importantes de la cumbre y se dará a conocer el viernes, incluirá «un nuevo enfoque innovador e integrado para gestionar la migración y compartir la responsabilidad en todo el hemisferio».

Ello, dijo, significará «un compromiso mutuo» de invertir en soluciones regionales que mejoren la estabilidad, aumenten las oportunidades para una migración segura y ordenada a través de la región y se tomen medidas enérgicas contra el tráfico de personas y criminales que se aprovechan de las personas desesperadas.

Este compromiso migratorio, sin embargo, se produce en ausencia de los mandatarios de El Salvador, Guatemala y Honduras, que han declinado asistir al encuentro y que representan a tres de los países más afectados por la emigración, así como del presidente de México. 

Tomado de RT/ Foto de portada: Evan Vucci / AP.
 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.