Organizaciones en Estados Unidos rechazan fallo antiimigrante de Corte Suprema

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que migrantes detenidos para deportación no tienen derecho a una audiencia de fianza después de meses detenidos, decisiones que, según defensores de los derechos de los indocumentados, podrían permitir que el Gobierno los mantenga tras las rejas indefinidamente.

El fallo, en un par de decisiones, anuló los tribunales inferiores que habían ordenado una audiencia de fianza para un migrante indocumentado de México después de haber estado detenido durante seis meses, y para otros que habían presentado con éxito demandas colectivas exigiendo audiencias de fianza en tales casos.

El primer caso fue devuelto a la corte inferior para determinar si existe un derecho de debido proceso a una audiencia de fianza, pero activistas de derechos de los migrantes dijeron que si se permite que los fallos se mantengan, “prolongarían la detención bajo custodia de inmigración” con “consecuencias que amenazan la vida”.

Así se pronunció la portavoz de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Arizona, Marcela Taracena, en un comunicado el cual dice que “el fallo de la Corte Suprema efectivamente ha facilitado que el gobierno detenga a inmigrantes durante años sin otorgarles una audiencia de fianza”.

En ese sentido Taracena dijo: “Esto es injusto, especialmente con el historial largamente documentado de abuso, negligencia y muerte en los centros de detención del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas)».

Por su parte, el presidente de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, Allen Orr dijo que los fallos del lunes podrían conducir a una detención continua a largo plazo que podría hacer que los no ciudadanos sean retenidos durante años sin una audiencia de fianza, incluso cuando no hayan cometido delitos graves:

«El concepto de que debido a que alguien no es estadounidense, no tiene los mismos derechos humanos fundamentales básicos que veríamos en cualquier otra persona detenida es un problema”, dijo Orr.

Taracena estuvo de acuerdo y dijo que los fallos agravan el problema para los migrantes que “enfrentan dificultades increíbles para acceder a un abogado mientras están detenidos” y apostilló: «La política inhumana del gobierno de detenciones interminables debe terminar”.

Los casos llegaron a la corte en un momento en que los jueces tienden a fallar en contra de los migrantes.

El año pasado, una Corte Suprema dividida requirió que el presidente Joe Biden restableciera una controvertida política de migración de la administración de exmandatario Donald Trump que requiere que los migrantes esperen en México mientras los funcionarios estadounidenses procesan sus solicitudes de asilo.

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: @ACLU_SoCal/ Twitter.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.