El primer ministro de Sri Lanka confirma su dimisión

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickramasinghe, confirma que dimitirá y dará paso a un «gobierno de todos los partidos» tras el asalto del palacio presidencial por los manifestantes.

«Para garantizar la continuidad del Gobierno, incluyendo la seguridad de todos los ciudadanos, acepto la mejor recomendación de los líderes de los partidos hoy, para dar paso a un Gobierno de todos los partidos. Para facilitarlo, dimitiré como primer ministro», escribió Wickramasinghe en su cuenta de Twitter.

Según el portal local Newswire, el primer ministro tomó esta decisión en vista de la reanudación de la distribución de combustible por toda la isla esta semana, la visita del director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU y la presentación en breve del Informe de Sostenibilidad de la Deuda del país para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Wickremesinghe convocó antes una reunión extraordinaria de los líderes de los partidos del país a causa de las protestas que han estallado este 9 de julioen la capital, Colombo. Los manifestantes que han tomado las calles para expresar su insatisfacción por la crisis económica que vive el país, lograron tomar bajo control la residencia del presidente, Gotabaya Rajapaksa, quien fue evacuado.

Tras esa reunión Rauff Hakeem, jefe del partido Congreso Musulmán de Sri Lanka, declaró que el presidente del Parlamento de Sri Lanka, Mahinda Yapa Abeywardena, se convertirá en el presidente interino del país, mientras que los líderes de los partidos políticos en una reunión de emergencia han pedido la dimisión del primer ministro y del presidente del Estado.

«Hay una reunión urgente de los líderes del partido en la residencia del presidente. Varios otros líderes, incluido el primer ministro [Ranil Wickramasinghe] … asistieron a través de Zoom. Decidió pedir al presidente y al primer ministro que dimitieran. El presidente de la Cámara se convierte en presidente interino según la Constitución. Los líderes de los partidos deberían acordar inmediatamente un gobierno de todos los partidos», escribió Hakeem en Twitter, publicando una foto de la reunión.

Sri Lanka está viviendo la peor crisis económica desde que obtuvo la independencia en 1948. La crisis se debió a la escasez de divisas extranjeras, originada por la disminución del flujo turístico, motivado por las restricciones impuestas por el COVID-19.

Como resultado, el país no puede adquirir combustible en cantidades suficientes para cubrir su demanda, así como experimenta escasez de víveres y artículos de primera necesidad, en muchas regiones se producen cortes del suministro de electricidad.

Las autoridades anunciaron en abril el impago de la deuda exterior, en espera de la reestructuración de ésta de acuerdo con un programa de reforma económica, apoyado por el Fondo Monetario Internacional.

La deuda exterior de Sri Lanka se estima en 51.000 millones de dólares.

Tomado de Sputnik / Foto de portada: AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: