Estados Unidos obliga a pedir visa de ese país a los poseedores de pasaportes europeos que visiten Cuba

Los europeos y los cubanos con doble nacionalidad, que hayan viajado a Cuba deberán solicitar una visa de ingreso antes de visitar Estados Unidos, según las disposiciones del Gobierno de ese país.

Usualmente los ciudadanos de la Unión Europea están exentos de visado y solo necesitan un permiso de entrada que pueden solicitar en
linea en el portal del Sistema Electrónico para la Autorización de Viajes (ESTA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, como parte de las acciones de reforzamiento de la hostilidad y el bloqueo contra Cuba, una visita a la nación caribeña complicaría el proceso.

“Si se comprueba que un viajero ha visitado un país designado como Estado Patrocinador del Terrorismo, el viajero dejará de ser elegible para participar en el Programa de Exención de Visa y debe solicitar una visa para ingresar a los Estados Unidos”, advierte el portal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP).

Recientemente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de España compartió información relevante sobre la medida poco conocida. En su página web se lee que los requisitos son “aplicables incluso para viajes realizados a Cuba y EEUU de forma separada y en distintos momentos”.

El Ministerio informó que las personas deberán solicitar el visado en el Consulado General o Sección Consular de la Embajada de Estados Unidos de su lugar de residencia. Turistas provenientes de España, Alemania, Francia e Italia son parte del influjo más grande de viajeros europeos que recibe Cuba, según los datos más recientes publicados por Tourism Analytics.

La medida que impacta al turismo norteamericano se debe a que Cuba fue designada espuriamente como Estado Patrocinador del Terrorismo por la
administración del expresidente Donald Trump. El gobierno de Joe Biden, el pasado mayo, volvió a incluir a la isla en la lista negra junto a países como Venezuela, Irán, Corea del Norte y Siria.

La clasificación ha recibido duras críticas por parte de ciudadanos así como figuras políticas cubanas. “Incluso, hablando con funcionarios del
gobierno (de EEUU), ellos no encuentran ninguna razón por la que Cuba deba estar en la lista. Afirman que es políticamente difícil para ellos”, alegó el
viceministro de Asuntos Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, en referencia al gobierno estadounidense.

Tomado de Cubadebate.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.