Ian afectó más de 700 objetivos económicos del comercio, según datos preliminares

Según datos preliminares, el sistema de Comercio Minorista y Mayorista fue impactado en más de 700 objetivos económicos, incluidos bodegas, almacenes, tiendas de materiales para la construcción y establecimientos de gastronomía, informó el Ministerio de Comercio Interior (Mincin).

Consultados por la Agencia Cubana de Noticias, sus principales directivos subrayaron que todos los recursos disponibles del sector están en función de la recuperación, con una mirada especial a Pinar del Rio, territorio más afectado al cuantificarse 580 instalaciones dañadas, la inmensa mayoría unidades minoristas del Comercio de la subordinación local, entre las que se reportan derrumbes parciales y totales de techos.

También el sistema mayorista de alimentos tiene afectaciones en los almacenes de la Unidad Empresarial de Base (UEB) 108, de la cabecera provincial, con pérdidas de techo y cercados perimetrales, y en sentido general los daños son cuantiosos.

En Artemisa hay afectaciones en 108 instalaciones; el municipio de mayor cantidad de instalaciones perjudicadas es Bahía Honda, con 38 bodegas, dos tiendas de materiales para la construcción, dos mercados Ideales, y cinco establecimientos de gastronomía.

De acuerdo con la información del MINCIN en La Habana suman 25 los establecimientos afectados, de ellos, 17 de la red minorista, mientras en el Municipio Especial de la Isla de la Juventud se cuantifican daños en nueve unidades minoristas y en Matanzas un establecimiento.

Desde los Consejos de Defensa se trabaja en la creación de facilidades temporales, que favorezcan proteger los recursos y mantener la vitalidad de los servicios.

Se cuantifican los recursos necesarios para la recuperación, y particularmente en la red de bodegas afectadas se han buscado alternativas de su reubicación en otras instalaciones, e incluso en viviendas de los propios vecinos, con el objetivo de mantener los servicios con vitalidad.

En los almacenes mayoristas se retoma el proceso de distribución a la red minorista y el consumo social, en condiciones de campaña.

La estrategia de recuperación tiene varios principios, el primero, aun con las afectaciones estructurales, es mantener la vitalidad en los servicios y restablecer en los almacenes mayoristas la distribución, y en el caso de Pinar del Río evitar afectaciones de los productos de los establecimientos con afectaciones de cubierta y paredes.

Excepto en esa provincia, en los restantes territorios del occidente no se afectó ningún producto, lo cual corrobora la efectividad del cumplimiento de los planes de reducción de riesgos y la aplicación práctica de las experiencias de eventos anteriores, señalaron directivos del Ministerio de Comercio Interior a la ACN.

Tras reiterar que todos los recursos disponibles del sector están en función de la recuperación, con una mirada especial a Pinar del Rio, se subraya que desde el organismo central, integrado al Órgano Económico-social del Consejo Defensa Nacional, se les da tratamiento a todas las incidencias reportadas y están designados los principales cuadros por territorios.

Están activadas comisiones de trabajo del organismo y entidades nacionales y para facilitar los trabajos de recuperación se crearon brigadas de apoyo constructivo, con funcionarios de varias provincias y con experiencias en eventos climatológicos, y de especialistas en Logística.

Asimismo se han diseñado y se trabaja en los aseguramientos logísticos que permitan vitalidad en los almacenes como plantas eléctricas, extensiones, cintras métricas, utensilios de limpieza, mantas destinadas al tapado de mercancías, avituallamientos, agua, carpas y casa de campaña, entre otros.

De igual manera se apoya con camiones de refuerzo para las labores de recuperación.

Actualmente en la provincia de Pinar del Rio laboran personal de La Habana, de Cienfuegos, Villa Clara, de la empresa ASEGEN y de las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) de Alimentos e industriales.

En coordinación con otros organismos de la Administración Central del Estado se garantizan también recursos logísticos como transporte, alimentos y grupos electrógenos.

Es una prioridad mantener ofertas de alimentos elaborados en la gastronomía y centros de elaboración, con destino a la población evacuada, para el personal que interviene en las acciones de recuperación y la población, que actualmente tiene limitaciones en la cocción de alimentos.

A partir de los inventarios disponibles, las donaciones, los arribos de módulos de donativos de alimentos y el pre posicionamiento de recursos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) se diseñan y concretan acciones para proteger a la población afectada, diferenciando los grupos vulnerables.

En cuanto a la Operación puerto-transporte-economía interna, desde el miércoles se restablecieron las operaciones portuarias y en los centros de carga y descarga de ferrocarriles, con lo cual se da continuidad a la distribución de los productos de la canasta familiar y el consumo social, según las fuentes consultadas por la ACN.

Están establecidos los sistemas de evaluación del comportamiento de la distribución con los sistemas de audio-conferencias con medios alternativos, o sea, grupos electrógenos de emergencia, y se trabaja en el abasto de agua a la red de gastronomía que, por afectaciones del fluido eléctrico, no le llega por la red habitual.

Desde antes del paso del huracán estaba diseñada la estrategia para garantizar la distribución de los productos de la canasta familiar normada, y en tal sentido se realizó la venta anticipada en los municipios de mayores riesgos en Pinar del Río, Artemisa y Matanzas.

Ya con el paso y las afectaciones, se han puntualizado los inventarios que se habían situado en las bodegas y continuamos la distribución para garantizar los consumos pendientes de extracción por la población, de septiembre y los correspondientes a octubre, precisaron los funcionarios del MINCIN.

Todas las operaciones que actualmente se desarrollan, y las realizadas antes del paso del huracán, deben garantizar comenzar el 1ro de octubre con la venta de la canasta familiar normada y mantener vitalidad en el resto de los servicios, no solo los vinculados a los alimentos, sino también los no alimenticios.

Al unísono se integran a la cadena todos los recursos que irán solventando las afectaciones a las infraestructuras y otras decisiones que se adopten desde el gobierno cubano, en tanto está coordinado con las cadenas de tiendas atender diferenciadamente los territorios afectados, subrayaron los directivos del Ministerio del Comercio Interior.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Roberto Molina Santos.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: