Por qué las averías en los gasoductos Nord Stream «benefician claramente» a EE.UU, Rusia lo explica ante la ONU

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, insistió que para Rusia «no tiene sentido destruir con sus propias manos» unos gasoductos en los que fueron inyectó «enormes cantidades de inversión».

Las averías ocurridas esta semana en los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2, cuyo tendido discurre por el fondo del mar Báltico, «benefician claramente» a EE.UU, destacó este viernes el representante de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, durante una reunión del Consejo de Seguridad.

El alto diplomático enfatizó que Moscú convocó la reunión del Consejo debido a los actos de «sabotaje» que ya están siendo investigados por la Fiscalía General de Rusia en relación con terrorismo internacional, al tiempo que propuso relacionar los hechos previos a las fugas de gas.

En este sentido, recordó las palabras del presidente estadounidense, Joe Biden, que amenazó a primeros de febrero, poco antes del inicio de la operación militar rusa, con acabar con el Nord Stream 2. «Si Rusia invade, quiero decir que si sus tanques y tropas vuelven a cruzar la frontera con Ucrania, entonces no habrá Nord Stream 2. Le pondremos fin», citó Nebenzia las palabras de Biden.

Ejercicios con drones submarinos

Paralelamente, se refirió a los ejercicios a gran escala que la OTAN llevó a cabo el pasado mes de junio en la isla Bornholm, cerca de la cual han tenido lugar ahora las fugas de gas. El representante ruso hizo mención a una publicación del medio estadounidense SeaPower, según el cual «una de las principales tareas de los simulacros fue el ensayo de drones submarinos», siendo las aguas en torno a la isla «las más adecuadas» para ello.

Nebenzia resaltó que, una vez concluidos los ejercicios, el buque de desembarco estadounidense USS Kearsarge no abandonó las aguas del mar Báltico y permaneció cerca de Bornholm hasta el 20 de septiembre.

«Lo más interesante es que el grupo de helicópteros del buque empezó a patrullar sistemáticamente la zona en torno a Bornholm ya desde finales de agosto, mientras que la trayectoria de vuelos coincide  sorprendentemente con la ruta de los gasoductos. Quiero subrayar que son datos abiertos sobre la geolocalización del transporte marítimo y aéreo que se recogen con la información que llega desde transpondedores. Es decir, EE.UU. no ocultaba su presencia en la región realizó sus maniobras de forma demostrativa y deliberada», resaltó el representante.

Entre otros elementos, el jefe de la misión rusa hizo alusión al tuit ya eliminado del excanciller polaco y actual eurodiputado Radoslaw Sikorski, en el que mostraba su agradecimiento a Washington por las fugas en los gasoductos. 

«Proveedor poco fiable»

Por otra parte, Nebenzia considera «poco probable» que las emergencias en el sistema de Nord Stream conlleven algún beneficio para los países europeos, ya que de esa forma «caen en dependencia de los suministros de un proveedor poco fiable», dijo en referencia a EE.UU»¿Beneficia lo ocurrido con Nord Stream a EE.UU? Por supuesto. Los proveedores del gas natural licuado de EE.UU deberían celebrar el aumento múltiple de los envíos al continente europeo», señaló.

Mientras, señaló que Washington no parece preocupado por el hecho de que las naciones europeas se vean abocadas a pasar «un invierno muy oscuro, frío y largo» en medio de la actual crisis energética.

Finalmente, Nebenzia dijo que Moscú aboga por llevar a cabo una investigación integral de los sabotajes en torno a los gasoductos y destacó que cualquier pesquisa internacional solo será objetiva si Rusia está involucrada en el proceso.

800 millones de metros cúbicos

Por su parte, el representante oficial del gigante energético ruso Gazprom, Serguéi Kupriánov, comunicó a Naciones Unidas que en el momento de producirse las averías unos 800 millones de metros cúbicos de gas se encontraban en los tres ramales dañados. «A modo de comparación, es el consumo de Dinamarca en tres meses. Los datos sobre una brusca caída de las presión y fugas de gas permiten sugerir con certeza que se debieron a daños físicos», sostuvo.

Además, informó que Gazprom ya procedió a buscar vías para reanudar el funcionamiento del Nord Stream 1, si bien actualmente no se puede fijar los plazos. «Lo que sí es cierto es que es una tarea técnica muy compleja», resaltó.

  • Este lunes se registraron bruscas caídas de presión en uno de los ramales del Nord Stream 2 y luego en dos tramos del Nord Stream 1 y dos días después se reportaron un total de cuatro fugas de gas. Las estaciones sismológicas de Suecia y de Dinamarca detectaron potentes explosiones submarinas en las zonas donde se produjeron las fugas. Los gobiernos de ambos países consideran que la situación fue resultado de «un acto de sabotaje», de «acciones deliberadas» y no de un accidente.
  • La Guardia Costera de Suecia indicó que las fugas «probablemente» ocurrieron debido a una acción de sabotaje. Sin embargo, acentuó que de momento «es demasiado pronto» para concluir quién estaría detrás.
  • El jueves, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, afirmó que las emergencias ocurrieron en una zona controlada por servicios secretos de EE.UU.
  • Desde Washington, al igual que en algunos países europeos, instaron a realizar una investigación. El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, calificó el miércoles las averías como «aparente sabotaje».

Tomado de RT / Foto de portada: AFP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: