Réplica de Cuba en la ONU: Estados Unidos desvirtúa su guerra de bloqueo con acusaciones falaces

«Este tema de la agenda no debería desvirtuarse con acusaciones falaces por parte de la delegación de Estados Unidos, cuando de manera abrumadora esta asamblea ha enviado un mensaje inequívoco sobre la urgencia de poner fin al bloqueo contra Cuba”, dijo este jueves ante el plenario de la Asamblea General Pedro Luis Pedroso Cuesta, representante permanente de Cuba ante las Naciones Unidas.

Al ejercer el derecho de réplica minutos después del turno del representante de Estados Unidos, Pedroso Cuesta dijo que “en su intervención, el representante de Estados Unidos planteó que se sienten preocupados por el pueblo cubano. ¿Cómo puede justificar su Gobierno el haber utilizado la pandemia de la covid para reforzar su inhumano bloqueo contra Cuba e impedir el acceso a tratamientos?”. El diplomático cubano denunció que durante esa emergencia sanitaria mundial, el Gobierno de Estados Unidos intensificó el bloqueo a Cuba, obstaculizando el acceso del país al oxígeno medicinal y a la adquisición de insumos para el desarrollo de las vacunas y ventiladores pulmonares, entre otros.

“Los Estados Unidos dicen abogar por las libertades individuales en Cuba y no han revertido las restricciones que perjudican directamente a los emprendedores cubanos en áreas como el desarrollo de software, hostelería o servicios. “Si al Gobierno de EE.UU. le interesaran realmente el bienestar, los derechos humanos y la libre determinación de los cubanos, podría levantar el bloqueo y colaboraría con la cooperación internacional”. Denunció que Cuba ha sido objeto de una campaña sucia dirigida por el Gobierno de Estados Unidos y por políticos de ese país, y que “la mentira ha sido uno de sus componentes fundamentales”.

“Es falso decir que se detuvo, juzgó o reprimió a las personas que se manifestaron pacíficamente el 11 de Julio de 2021. A quienes cometieron delitos como parte de estos disturbios, se les procesó con todas las garantías legales, de forma limpia y transparente. No se ha procesado a nadie por expresar su opinión. “Es inadmisible que pretendan señalarnos por hacer valer nuestro orden constitucional cuando precisamente en este país [Estados Unidos], se ha detenido a más de de 800 personas por los sucesos del 6 de enero del 2021 en la Casa Blanca. ¿Acaso EE.UU. es el único país del mundo con derecho a defender su institucionalidad?

“Como cualquier otro país haría, no vamos a permitir que se quebrante la legalidad o que se intente subvertir, al servicio de una agenda externa de cambio de régimen, el orden constitucional y el sistema político que los cubanos hemos escogido libremente. “Continuaremos fortaleciendo nuestro marco jurídico institucional para la promoción y protección de los derechos humanos, incluyendo el derecho de asociación, al tiempo que se continuará velando por la aplicación estricta y el respeto a nuestras leyes”. Señaló que, para justificar la hostilidad hacia Cuba, EE.UU. tergiversa y trata de enfocar el tema hacia los menores de edad. “En Cuba no se aplica, bajo ninguna circunstancia, responsabilidad penal a menores de 16 años”, recalcó.

“Las únicas detenciones arbitrarias y confinamiento penitenciario por largos periodos que se producen en territorio cubano son los que ejecuta el Gobierno de Estados Unidos en la Base Naval de Guantánamo. “No puede hablar de elecciones y democracia el representante de un país en cuyas campañas electorales no hay límites éticos, se promueven el odio, la división, el egoísmo, la calumnia , el racismo, la xenofobia y la mentira; en el que el dinero y los intereses corporativos son los que definen quien será electo o no. “Cuba no necesita lecciones sobre democracia y derechos humanos, menos provenientes de EEUU. No aceptaremos cuestionamientos, menos si se esgrimen para justificar medidas coercitivas unilaterales”.

Sostuvo que EE.UU. debería preocuparse por los niveles de pobreza, racismo, falta de igualdad de género, los asesinatos de cientos de afroamericanos a manos de la policía. “EE.UU. es el único país que no es parte de la Convención de los Derechos del Niño, y que condena a cadena perpetua a menores de edad”.

Denunció que “en lugar de promover la cooperación y las relaciones cordiales hacia Cuba, EE.UU. busca la confrontación y patrocina un cambio político en el país. “Miente la delegación de EE.UU. cuando cita cifras elevadísimas de ayuda humanitaria a Cuba. Usa cínicamente los montos que la USAID destina a la subversión en Cuba, así como los paquetes que los emigrados cubanos envían a sus familias, o mediante donaciones. “Existen pruebas de que el bloqueo obstaculiza vías oficiales para el envío de ayuda al país”, como sucedió durante el enfrentamiento de la Isla a la Covid-19.

Tomado de Cubadebate/ Video: CNC.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: