Petro pide perdón a nombre del Estado por masacres en Colombia

El presidente Gustavo Petro, en nombre del Estado colombiano pidió el miércoles perdón a las víctimas por dos masacres cometidas por paramilitares en la década del 90 del siglo pasado en el noroeste del país.

“En nombre del Estado colombiano les pido a las víctimas perdón; el Estado colombiano reconoce que los muertos no eran enemigos de nadie, era gente humilde y trabajadora, que los mataron porque sí, por designio del poder, y que en sus muertes en La Granja y en El Aro estuvo el Estado presente y fue cómplice del asesinato”, expresó el jefe de Estado colombiano.

Gustavo Petro calificó de genocidio las masacres cometidas en los sectores de La Granja y El Aro en Ituango, departamento de Antioquia.

El mandatario subrayó que el Estado, a través de funcionarios públicos, pagados con los impuestos de la sociedad colombiana, ordenó matar y quiso ocultar a los autores del hecho criminal.

En el acto de reconocimiento realizado ante los familiares de las víctimas en el Museo Casa de la Memoria de Medellín, el presidente dio cumplimiento a la sentencia dictada el 1 de julio de 2006 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Petro lamentó que tuvieran que pasar 16 y 17 años para reivindicar a las víctimas y reconocer los hechos, pero remarcó que «a pesar de esa demora, hoy cumple» y se compromete a hacer «lo posible» para que el Estado colombiano «indemnice» a las víctimas de la violencia.

La Corte declaró la responsabilidad del Estado por los hechos de tortura y asesinato de pobladores en los zonas rurales antes citadas y, además, por la falta de investigación para esclarecer estos hechos y sancionar a los responsables.

Petro recordó que en 2006 la Corte IDH condenó al Estado colombiano por estos hechos y obligó, entre otras cosas, a investigar a los responsables de la matanza cometida por paramilitares.

Gustavo Petro prometió que hará todo lo posible para que las víctimas de ambas masacres sean indemnizadas y para que las acciones de reparación, de justicia, de verdad se encaminen al gran propósito de la paz y de la reconciliación de toda la sociedad.

También explicó la importancia de no olvidar los sitios en los que ocurrieron este tipo de hechos de violencia y llamó para que sean transformados en espacios de memoria de las víctimas.

Al final del acto Gustavo Petro develó las placas conmemorativas con los nombres de las víctimas, las cuales serán ubicadas en los corregimientos de La Granja y El Aro.

Tomado de Telesur / Foto de portada: @petrogustavo.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: