Pedro Castillo disuelve el Congreso y anuncia un «gobierno de excepción»

El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció este miércoles el establecimiento de un Gobierno de excepción en el país suramericano.

«En atención al reclamo ciudadano, a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un Gobierno de excepción orientado a restablecer el estado de derecho y la democracia», dijo en un mensaje a la nación.

De acuerdo con el mandatario, la medida comprende:

  • Disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un «gobierno de emergencia excepcional».
  • Convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses.
  • Se decreta toque de queda a nivel nacional desde las 22:00 horas hasta las 04:00 del día siguiente. La medida rige desde este miércoles.
  • Se declara en reorganización al Sistema de Justicia: Poder Judicial, Ministerio Público, Junta Nacional de Justicia y el Tribunal Constitucional.

Castillo explicó que a partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso de la República se gobernará mediante «decretos leyes».

«Única agenda del Congreso»

El anuncio fue hecho a apenas horas antes de enfrentar una nueva moción de vacancia en el Parlamento por «incapacidad moral».

Esta sería la tercera vez que el Congreso buscaba destituir al mandatario. La primera fue desestimada en diciembre de 2021, mientras que la segunda fue rechazada en marzo pasado.

Castillo acusó en su mensaje de una «nefasta labor obstruccionista» a la mayoría de congresistas, identificados con «intereses racistas y sociales en general».

Añadió que estos «han logrado crear el caos con el fin de asumir el Gobierno al margen de la voluntad popular y del orden constitucional».

«Llevamos más de 16 meses de continua y obcecada campaña de ataques sin cuartel a la institución presidencial, situación nunca antes vista en la historia peruana», enfatizó, al señalar que la «única agenda del Congreso», desde el 29 de julio de 2021, «ha sido y es la vacancia presidencial, la suspensión, la acusación constitucional o la renuncia a cualquier precio».

Para esa mayoría de congresistas que, dijo, representan los intereses de los grandes monopolios y oligopolios, «no es posible que un campesino gobierne al país y lo haga con preferencia a la satisfacción de acuciantes necesidades de la población más vulnerables».

Castillo señaló que desde el Ejecutivo hubo reiterados llamados al Legislativo para resolver sus «desencuentros» mediante el diálogo, la mayoría de los legisladores se ha negado y «no se han detenido en su objetivo de destruir la institución presidencial».

«El Congreso ha destruido el estado de derecho, la democracia, la separación […] Modificando la Constitución con leyes ordinarias, con el fin de destruir al Ejecutivo e instalar una dictadura congresal», expresó.

Llamado a «respaldar» la decisión

En su mensaje, el mandatario peruano también dijo que la Policía Nacional, con el auxilio de las Fuerzas Armadas, dedicarán todos sus esfuerzos al combate real y efectivo de la delincuencia, la corrupción y el narcotráfico; para lo cual se les dotará de los recursos necesarios.

Castillo llamó a todas las instituciones de la sociedad civil, asociaciones, rondas campesinas, frentes de defensas y a todos los sectores sociales a «respaldar estas decisiones» que, a su juicio, permitirán «enrumbar» al país «hacia su desarrollo, sin discriminación alguna».

El mandatario comentó que en este «interregno» se «respetará escrupulosamente el modelo económico, basado en una economía social de mercado, que se sustenta en el principio que señala ‘tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario'».

Es decir, indicó, «se respeta y garantiza la propiedad privada, la iniciativa privada, la libertad de empresa con una participación activa del Estado en protección de los derechos de los trabajadores, la prohibición de los monopolios, oligopolios y toda posición dominante, conservando el medioambiente y protección de las poblaciones vulnerables».

Castillo, además, señaló que están comunicando a la Organización de Estados Americanos (OEA) la decisión tomada.

Renuncian sus ministros

Luego que Castillo ofreciera su mensaje, varios ministros presentaron sus renuncias.

Hasta ahora han dimitido César Landa, de Relaciones Exteriores; Kurt Burneo, de Economía y Finanzas; Alejandro Salas, de Trabajo; Félix Chero, ministro de Justicia y Derechos Humanos; y Willy Arturo Huerta, del Interior.

También lo han hecho Wilbert Rozas, de Ambiente; Richard Tineo, de Transportes; Rosendo Serna, de Educación; Silvana Robles, de Cultura; Heidy Juárez, de la Mujer; y Roberto Sánchez, de Comercio Exterior y Turismo.

A ellos se suma Manuel Rodríguez Cuadros, quien renunció a su cargo de embajador de Perú ante Naciones Unidas.

Reacciones

Francisco Morales, presidente del Tribunal Constitucional, dijo que «nadie debe obediencia a un gobierno usurpador y el señor Pedro Castillo ha dado un golpe de Estado ineficaz».

Según el Tribunal Constitucional, el mandatario «se ha puesto al margen de la Constitución y la ley» y, por ende, el Congreso deberá actuar y la vicepresidenta del país, Dina Boluarte, asumir la Presidencia del país.

Por su parte, la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, rechazó la medida del mandatario, que calificó como un «quebrantamiento del orden constitucional».

La Procuraduría General de la Nación emitió un comunicado en el que señala que Castillo «ha violado flagrantemente la Constitución.

Por tal motivo, el procurador general, Daniel Soria Luján, «interpondrá denuncia penal» ante la fiscal de la Nación.

Los congresistas opositores han denunciado un «golpe de Estado» y uno de ellos, José Cueto, de Renovación Popular, ha emplazado a las Fuerzas Armadas para «defender la democracia».

Vladimir Cerrón, líder del partido Perú Libre, con el que Castillo llegó a la Presidencia, comentó en su cuenta en Twitter que el mandatario «se ha precipitado», puesto que «no habían votos para la vacancia» en el Congreso.

Más temprano, calificó como un «golpe de Estado en marcha» el procedimiento que se llevaría a cabo en el Parlamento.

¿Qué dicen las FF.AA.?

En un comunicado conjunto, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional llamaron a la ciudadanía a mantener la calma y «confiar en las instituciones del Estado legalmente establecidas».

Hacen referencia al artículo 134 de la Constitución del país, que señala que «el presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros».

«Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido, constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú», dice el comunicado.

Tomado de RT / Foto de portada: Martin Mejia / AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: