Iron Mountain: Revocan el sobreseimiento a las personas imputadas

Por Alejandra Paredes.

Con la quema de los archivos en Iron Mountain, la historia documental en Argentina queda signada por la impunidad y la tragedia humana. Sin responsables por los daños materiales y de vidas, el hecho aguarda por una serie investigación judicial.

Como consecuencia del siniestro, ocurrido en la mañana del 5 de febrero de 2014, murieron nueve integrantes de diferentes cuerpos de bomberos y un rescatista de Defensa Civil.

En el marco de la investigación por el incendio del galpón de la firma Iron Mountain, en el que fallecieran diez bomberos y personal de Defensa Civil, la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, por mayoría, confirmó los procesamientos de las 17 personas imputadas.

Asimismo, revocó los sobreseimientos de tres de los involucrados, por lo que procesó a uno de ellos, y dictó la falta de mérito en relación a los dos restantes. En las audiencias intervinieron la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°37, Romina Monteleone, y su colega de la Fiscalía General N°1 ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Joaquín Gaset.

El caso

Alrededor de las 8.00 de la mañana del 5 de febrero de 2014 se disparó la alarma de incendio de dos sectores del depósito que la firma Iron Mountain tenía en la calle Azara 1245, en el barrio porteño de Barracas. Tres personas que se encontraban en el lugar intentaron combatir el fuego, pero ante la magnitud del incendio dieron aviso al servicio de emergencias 911, que movilizó a distintas dotaciones de bomberos, móviles de las seccionales N°26 y 30 de la Policía Federal y de la Prefectura Naval Argentina y de Defensa Civil.

Tras comenzar las tareas para extinguir el incendio, un grupo de bomberos ingresó al predio por la entrada de la calle Azara, mientras que otro grupo trabajaba sobre el acceso de la calle Melchor Gaspar de Jovellanos. Pasadas las 9 de la mañana, la pared de la calle Jovellanos se desplomó encima del comisario inspector Leonardo Day; la subinspectora Anahí Garnica; los cabos primero Eduardo Adrián Conesa y Damián Véliz; el cabo Maximiliano Martínez; y del agente bombero Juan Matías Monticelli, quienes fallecieron en el acto junto a los bomberos voluntarios José Luis Méndez Araujo, del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Villa Domínico; Sebastián Campos, del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Vuelta de Rocha; y el rescatista Pedro Báricola, de Defensa Civil del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Asimismo, resultaron gravemente heridos los bomberos Daniel Díaz Gauna, Juan Manuel López Gaggiotti y Facundo Ambrosi. Este último murió días después, el 17 de febrero, como consecuencia de múltiples traumatismos.

El 28 de abril de 2014, personal de la Guardia de Auxilio y Emergencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó a desmantelar los escombros del depósito. Las labores se extendieron por varios meses, dado que se realizó “por capas”, mientras se enviaba a peritar el material colectado. En febrero de 2015, peritos de la División Siniestros de la Policía Federal Argentina y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) presentaron sus informes periciales, en los que se concluía que el incendio podría haber sido intencional. Sin embargo, restaba el estudio de los facultativos de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que fue entregado a mediados de 2016, tras lo cual se efectuó una inspección ocular en las ruinas del predio.

El 2 de febrero de 2017, la fiscal Monteleone, requirió la indagatoria de los entonces 32 imputados, las cuales comenzaron en mayo de ese año. Simultáneamente, el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°18, Pablo Ormaechea, formó incidentes de prescripción respecto de dos funcionarios de la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal Argentina y el apoderado de la firma, y corrió vista a la fiscal, quien se opuso a ello.

Finalmente, el 5 de marzo de 2018, el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°18, Pablo Ormaechea, dispuso el procesamiento y sobreseimiento de varios imputados. La decisión fue apelada por la representante del Ministerio Público y parte de las defensas, celebrándose una serie de audiencias ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional.

La decisión de la Sala VI

Al resolver la cuestión, los camaristas Ignacio Rodríguez Varela, Ricardo Matías Pinto y Magdalena Laiño Dondíz -quien votó en disidencia- confirmaron los procesamientos de 17 personas y los embargos oportunamente dispuestos.

La medida alcanza al empleado que se desempeñaba como personal de seguridad del depósito, en el momento del siniestro, el gerente y el encargado de seguridad e Higiene de Iron Mountain,  el gerente general de la firma y el Director Técnico de la empresa “Climate, Controls & Security S.A.” (ex Kidde Argentina S.A.) quien debía garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones fijas contra incendio dispuestas en el depósito.

También se confirmaron los procesamientos de cuatro funcionarios de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGGyC) del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quienes en distintas oportunidades inspeccionaron las condiciones de funcionamiento, seguridad e higiene del predio siniestrado, sin consignar anomalía alguna. Igual temperamento se adoptó respecto del Jefe del Departamento de Actividades Generales Críticas, del Director de Industrias y Otros Locales, de la Directora General de Fiscalización y Control, de la Jefa del Departamento de Programación Operativa, posteriormente renombrado como Subgerencia Operativa de Programación Operativa.

Finalmente, los camaristas también mantuvieron los procesamientos de los dos encargados de la Dirección General de Fiscalización y Control y de los dos responsables de la Dirección de Administración y Gestión Operativa del G.C.B.A.

Por otra parte, los camaristas revocaron el sobreseimiento y decretaron la falta de mérito respecto del inspector de la División Prevención de la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal Argentina (SFBPFA) y del gerente de Operaciones de Iron Mountain, al tiempo que anularon la decisión previa en relación a un funcionario de la Dirección General de Habilitaciones y Permisos (DGHyP) del GCBA y lo  procesaron en orden al delito de incendio culposo seguido de muerte en concurso ideal con el delito de lesiones culposas.

Tomado de Infobaires24.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: