Cuba registra una tasa de mortalidad infantil de 7,5 por mil nacidos vivos en 2022

Tras casi dos años de enfrentamiento a la COVID-19, en 2022 el Sistema Nacional de Salud se enfrascó en mantener el control de la pandemia en Cuba, la recuperación de las actividades sanitarias y en mejorar los indicadores de programas priorizados.

Uno de los más sensibles y determinantes para el futuro del país es el Programa de Atención Materno Infantil (PAMI), que contó con el respaldo del Gobierno y el Ministerio de Salud Pública (Minsap) en aras de garantizar el bienestar de niños, gestantes y puérperas.

La doctora Noemí Causa Palma, jefa nacional del PAMI, afirmó que entre las acciones adoptadas estuvieron la implementación de medidas para el perfeccionamiento del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia y la elaboración del plan de desarrollo de las especialidades de Obstetricia y Ginecología, Neonatología, Pediatría, Terapia Intensiva Pediátrica, Cirugía Pediátrica y Medicina General Integral.

Nuevas medidas se incorporaron para reducir la prematuridad y el retardo en el crecimiento intrauterino, se realizó una evaluación integral al funcionamiento de los hogares maternos para incrementar el índice ocupacional, se cumplieron las actividades docentes y de superación profesional y se fortaleció la calidad de los procesos asistenciales en los servicios de Neonatología, Pediatría, Ginecobstetricia y Terapia Intensiva Pediátrica.

Asimismo, se intensificó el vínculo entre los organismos del Estado, las organizaciones políticas y de masas y los medios de difusión para transmitir mensajes que contribuyeran a prevenir el embarazo en la adolescencia, indicador que disminuyó de 18% en el 2021 a 17,8% en el 2022.

A pesar de los esfuerzos del personal sanitario, el PAMI no alcanzó los resultados deseados. Al cierre del año, la Dirección de Registros Médicos y Estadísticas del Minsap refiere, como datos preliminares, que en la Isla se reportaron 95 mil 402nacidos vivos, tres mil 694 menos que el año anterior, y la nación registró una tasa de mortalidad infantil de 7,5 por mil nacidos vivos, con 39 fallecidos menos que en 2021, cuando se reportó una tasa de 7,6.

Los territorios con mejores tasas fueron Cienfuegos con 4,3; Holguín con 4,5; Sancti Spíritus con 4,7; Matanzas con 5,0; Artemisa con 5,4; Pinar del Río con 5,9 y el municipio especial Isla de la Juventud con 2,6. El resto de las provincias tuvieron números superiores: Ciego de Ávila con 6,2; Granma con 6,6; Las Tunas con 7,0; Villa Clara con 7,3; Camagüey con 9,1; La Habana con 9,5; Guantánamo con 9,7; Santiago de Cuba con 9,9 y Mayabeque con 12,2.

No se reportaron fallecidos menores de un año en 21 municipios, y por provincias tuvo el siguiente comportamiento:

  • Pinar del Río (3): Mantua, Minas de Matahambre y San Luis
  • Artemisa (2): Guanajay y Candelaria
  • Mayabeque (2): Melena del Sur y Quivicán
  • Matanzas (3): Perico, Pedro Betancourt y Unión de Reyes
  • Villa Clara (1): Corralillo
  • Cienfuegos (2): Lajas y Cruces
  • Sancti Spíritus (2): Yaguajay y La Sierpe
  • Ciego de Ávila (1): Primero de Enero
  • Camagüey (2): Jimaguayú y Najasa
  • Holguín (1): Cueto
  • Granma (2): Media Luna y Cauto Cristo

Las causas principales de mortalidad infantil en el menor de un año fueron las afecciones perinatales, relacionadas fundamentalmente con el bajo peso al nacer, la prematuridad y el retardo del crecimiento intrauterino, además de las malformaciones congénitas y la sepsis.

En los últimos siete años la tasa de transmisión materno infantil del VIH ha sido igual o menor al 2% y se mantienen las condiciones que acreditaron a Cuba como primer país que eliminó la transmisión materno infantil de VIH-Sida y sífilis en la región.

¿Cómo se comportó la mortalidad infantil por defectos congénitos?

La mortalidad infantil por defectos congénitos registró una tasa de 0.96 por mil nacidos vivos y al cierre de 2022 pasó de ser la segunda a la cuarta causa de muerte en el menor de un año. A su vez, el porcentaje de defunciones respecto al total de fallecidos menores de un año continúa por debajo del 13%.

Causa Palma puntualizó que el trabajo integrado de la red nacional de centros, laboratorios y servicios de genética médica, desde la Atención Primaria de Salud hasta el nivel terciario, se consolidó y distingue a Cuba a nivel internacional.

De forma similar, las coberturas en términos asistenciales del Programa Nacional de Diagnóstico, Manejo y Prevención de Enfermedades Genéticas y Defectos Congénitos mantuvieron resultados favorables:

• El pesquizaje de alfafetoproteínas en suero materno alcanzó una cobertura superior al 98% de las embarazadas.

• ‌El ultrasonido del primer trimestre tuvo una cobertura superior al 93%.

• ‌Los ultrasonidos de segundo y tercer trimestre lograron un indicador superior al 99%.

• ‌La pesquisa neonatal de cuatro enfermedades metabólicas culminó con una cobertura del 99,7%, similar a la del 2021.

Mortalidad Materna, ¿cuál fue el comportamiento con relación a años anteriores?

Durante 2021 ocurrió un incremento desproporcionado de la mortalidad materna, en la que incidió la pandemia de COVID-19, y se registró una tasa de 176,6 por 100 mil nacidos vivos. A partir de ese resultado se llevó a cabo un reordenamiento en las estrategias para el control de este importante indicador.

Al comparar en números absolutos el año que concluyó con relación al 2020 hubo tres defunciones maternas menos (39 vs 42) y comparado con 2019, dos muertes maternas menos (39 vs 41). Al analizarlo con respecto al 2021, se registraron 136 defunciones menos (39 vs 175), las muertes directas disminuyeron en 19 (26 vs 45) y las indirectas no covid en 23(13 vs 36). Mientras que la tasa de mortalidad materna total fue de 40,9 por 100 mil nacidos vivos y Matanzas, Cienfuegos y el municipio especial Isla de la Juventud no tuvieron defunciones en 2022.

Con relación a la incidencia de COVID-19, desde el comienzo de la enfermedad se han confirmado nueve mil 874 casos positivos de SARS-CoV-2 en gestantes y puérperas, siendo de ellas unas ocho mil 614 gestantes y mil 260 puérperas. Luego de iniciada la vacunación con Abdala, el 29 de julio de 2021, se redujo significativamente el número de casos graves y críticos y la última defunción ocurrió el 19 de octubre de 2021, para una letalidad de 0,9.

El Doctor en Ciencias Danilo Nápoles Méndez, profesor titular yjefe del Grupo Nacional de Ginecología y Obstetricia, explicó que las acciones desarrolladas para la reducción de la mortalidad materna estuvieron dirigidas principalmente a la preparación y actualización de los profesionales.

Detalló que se efectuó el Curso Internacional Virtual de Formación de Instructores en Simulación para la Enseñanza en Emergencias Obstétricas y el Curso Internacional Virtual sobre Cuidado Prenatal y Atención de Emergencias Obstétricas, en los que fueron certificados ginecobstetras del país y el municipio especial Isla de la Juventud.

Otra de las acciones estuvo relacionada con el incremento de la vigilancia de la morbilidad en la materna extremadamente grave, con la discusión de cada caso y el énfasis en la prevención.

Reproducción asistida en Cuba adquirió nuevos desafíos en 2022

Durante 2022 el Programa de Atención a la Pareja Infértil transitó hacia el Programa de Reproducción Asistida y se publicó en la Gaceta Oficial de la República el nuevo reglamento. En ese año también se aprobó la política para el aseguramiento logístico de las personas que requieren esas técnicas de reproducción fuera de su territorio y necesitan un amparo para el transporte, el hospedaje y la alimentación.

Respecto a las estadísticas, se evaluaron por primera vez 15 mil 679 parejas, todas por infertilidad, contra 15 mil 444 vistas en el 2021, en las consultas municipales se atendieron 10 mil 953 parejas contra nueve mil 263.

Unos cinco mil 912 embarazos se obtuvieron en 2022 contra seis mil 199 en el 2021, esta disminución se debe a que no se lograron gestaciones por alta tecnología en los centros territoriales, resultado que sí se alcanzó en 2021 con el desarrollo de 316.

En los servicios provinciales se incrementó el número de embarazos que fue de dos mil 113 contra mil 819 en 2021. La inestabilidad de algunos medicamentos influyó en la disminución de los embarazos concebidos desde las consultas municipales, donde se gestaron tres mil 799 contra tres mil 998 en 2021.

PAMI en 2023por mayor salud y felicidad para las familias cubanas

En aras de mejorar los indicadores del PAMI, el doctor Julio Guerra Izquierdo, director nacional de Atención Médica, dijo que para 2023 se dará continuidad a las medidas para el perfeccionamiento del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, se consolidarán los planes de desarrollo de especialidades afines al Programa y se fortalecerán los comités de prevención y control de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria en las maternidades y los hospitales pediátricos.

De igual forma, se garantizará la actualización de los profesionales del sistema que intervienen en los procesos de atención materno infantil y se prevé crear un centro de referencia nacional para enfermedades autoinmunes en gestantes, teniendo en cuenta el impacto de estas afecciones en el componente de la morbilidad y mortalidad materna, apuntó el médico.

Como parte de las acciones se incorporarán dos especialistas para la atención a la paciente obstétrica crítica en el Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, previa realización del diplomado en Terapia Intensiva, y se perfeccionará el trabajo con el riesgo reproductivo desde la Atención Primaria de Salud.

Igualmente, se fortalecerán temas relacionados con la intersectorialidad, con mayor énfasis a la prevención del embarazo en la adolescencia y el aborto, la planificación familiar, la prematuridad, así como para incrementar la lactancia y la ocupación en hogares maternos, la prevención de infecciones en la infancia y los cuidados para controlar la hipertensión arterial en la mujer en edad fértil y la enfermedad tromboembólica en las embarazadas.

Mejorar los resultados del PAMI en 2023 constituye un gran reto para los trabajadores del Sistema Nacional de Salud, que se traduce en vidas salvadas, mejor salud de niños, niñas, gestantes y puérperas, y mayor felicidad para las familias cubanas.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Minsap.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: