Desde Puerto Rico José Martí, Nuestra América: El equilibrio del mundo en el siglo XXI

Corresponsalía Resumen Latinoamericano-Cuba / Fotos: Yaimi Ravelo.

La Habana, 25 de enero de 2023.- En la sala 4 del Palacio de las Convenciones de la Habana, Julio  Muriente Pérez, catedrático de la Universidad de Puerto Rico y Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) de Puerto Rico expresó en la sesión de la mañana el privilegio  de poder dirigirse en la V Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo “Con todos y para el bien de todos”.

Dedicó sus palabras a “la querida compatriota puertorriqueña Ana Belén Montes que ha encarnado el espíritu Martiano en su dimensión más trascendental y comprometida; que ha creído de veras que –como bien nos dice la poetisa Lola Rodríguez de Tio— Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas; que tuvo la osadía de penetrar en lo más profundo de las entrañas del monstruo para defender por muchos años la dignidad y el decoro de la Revolución Cubana; que ha pasado más de dos décadas en las cárceles imperiales, sometida a imperdonables vejámenes, con la frente en alto y los principios bien plantados; quien, para alegría nuestra acaba de salir de prisión el pasado 8 de enero y que requiere de nosotros y nosotras la solidaridad mayor, el cariño mayor, el reconocimiento mayor, quien con su ejemplo extraordinario nos inspira hoy a continuar la lucha por la libertad y la justicia” . También a quienes luchan por la independencia y la justicia social en Palestina, Las Malvinas y la Patria Saharaui.

En su disertación Muriente rememoró: “Me encontraba aquí, en este mismo lugar, el 28 de enero de 1983; hace exactamente cuarenta años. Ese día se conmemoraba el aniversario 130 del natalicio del Apóstol, José Martí. Había llegado a La Habana varios meses antes, designado por el Partido Socialista Puertorriqueño (PSP) como Delegado de la Misión de Puerto Rico en Cuba.

Recibí una invitación del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) para participar en el evento que se efectuaría en homenaje a Martí. Para mi sorpresa, se me pidió que presentara una ponencia”.

He regresado a este lugar, cuarenta años después; como quien visita altares, a rendir honores y a reafirmar principios y convicciones. Convencido de que Martí sigue siendo fuente inagotable de ideas y propósitos para quienes seguimos dando la batalla en el siglo veintiuno, con el mismo entusiasmo. Y con más entusiasmo”.

Luego de explicar el contexto histórico que unen a las luchas independentistas de Cuba y Puerto Rico, y el rol fundamental de José Martí desde que ambas eran colonias de España, el representante del MINH expresó:

“Puerto Rico asume a Martí, como pocos pueblos, en primera persona, con la intimidad inevitable de una de aquellas dos Antillas españolas con cuya independencia se abriría camino al equilibrio del mundo y que eran el primer muro de contención frente al imperialismo que amenazaba ayer como amenaza hoy en Nuestra América. Le asumimos de la misma manera, con el mismo amor y compromiso con que Martí asumía a Puerto Rico. No por casualidad son similares nuestras banderas. No por casualidad los creadores de la nuestra, el 22 de diciembre de 1895, marcharon luego presurosos a la lucha y a la muerte gloriosa en la manigua, por la independencia –el gran denominador de nuestros sueños– de las dos islas, que para Martí como para Betances, eran una sola”.

“Hoy Puerto Rico y Cuba siguen siendo ese muro de contención, enfrentando desde la Revolución y desde la lucha anticolonial al enemigo del Norte. Seguimos siendo la utopía del porvenir que se va haciendo carne. Porque en nuestras islas y en nuestro Caribe se sigue decidiendo la independencia nuestramericana, solidaria y antiimperialista, y ha de abrirse palmo a palmo un proceso equilibrador en América y el mundo.

En el siglo veintiuno le ha correspondido a América Latina y el Caribe ser el escenario principal de luchas diversas, complejas y contradictorias, todas ellas enfrentando desde sus singularidades la pretensión imperialista de que prevalezca el desequilibrio del mundo.  La gran inspiración ha sido Cuba. Y con Cuba, Martí.

Procesos políticos y sociales para el equilibrio del mundo

Julio Muriente aseveró: “Desde la dimensión nuestramericana, 1892, 1895, 1898, 1953 y 1959 constituyen una gran aportación hacia la gran utopía, el equilibrio del mundo. Como lo constituyen también los procesos políticos, sociales y humanos que van ocurriendo en esta región del planeta desde hace un cuarto de siglo. Sobre todo a partir de la victoria electoral del querido presidente Hugo Chávez Frías en Venezuela, en 1998 y la fundación de la República Bolivariana de Venezuela.

El también catedrático expresó: “Ha de ser el equilibrio que forjen la solidaridad, la libertad, el respeto a la autodeterminación e independencia, la paz, el amor a la vida y la hermandad entre nuestros pueblos; que dé fin al desequilibrio existente entre los débiles, los pequeños y los explotados de una parte, y los grandes, poderosos y explotadores de otra”.

Ser conscientes de los grandes desafíos

“Somos conscientes de que al igual que en 1898 y siempre, las fuerzas retardatarias de la historia intentarán impedir que ese proceso avance. Sabemos que el quiebre del desequilibrio planetario prevaleciente significa el enfrentamiento a muerte contra fuerzas fabulosas, agresivas y promotoras de la guerra y la explotación.

Somos conscientes también de que el avance de los grandes valores y propósitos que han de distinguir en el futuro –que va siendo presente–  ese equilibrio americano y mundial que incansablemente nos predica Martí, es extraordinariamente accidentado. Que nuestras luchas en el siglo veintiuno arrastran las consecuencias nefastas de la Revolución Industrial y el desarrollo del capitalismo con el calentamiento global y el cambio climático, que ya golpea a muchos pueblos. Que las fuerzas del fascismo y la guerra se reagrupan y atacan sin piedad, con el afán de retrotraer a la humanidad a tiempos tenebrosos que se pensaban superados. Que los tambores de guerra no dejan de sonar y la explotación y el saqueo planetario campean por sus respetos”.

Martí y Bolívar: Libertadores y Apóstoles

“En muchos sentidos Martí representó para nuestros pueblos en las postrimerías del siglo diez y nueve lo que Bolívar representó en las primeras tres décadas de ese mismo siglo. Ambos, con sus muertes prematuras y sus vidas trascendentales, merecen el título de Libertadores y Apóstoles”, afirmó el pensador puertorriqueño y dirigente del MINH.

Martí y Bolívar, presente y futuro

“Por eso, nosotros y nosotras nos proclamamos hoy martianos y bolivarianos. Porque ahí están ambos hoy…vigilantes y ceñudos…calzadas aun las botas de campaña en el siglo veintiuno. Porque Martí y Bolívar tienen mucho que hacer en esta América nuestra y en el mundo. Porque son el presente y el futuro”.

Edificar ese mundo mejor, posible y necesario

“Somos optimistas. Tenemos la capacidad, la voluntad y la necesidad de edificar un mundo mejor. Como el río, que traza su ruta desde la escorrentía dispersa en la alta montaña, hacia sus interminables sinuosidades en el llano, hasta llegar al mar, nuestros pueblos trazan cauces diversos y también llegarán al mar de la libertad. ¿Cuándo? Cuando lleguemos. Nadie lo dude, llegaremos”, concluyo en su  intervención el dirigente independentista de Puerto Rico.

Intervenciones de los asistentes

Como parte de las intervenciones de los asistentes, Graciela Ramírez jefa de esta corresponsalía y coordinadora del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, destacó la relevancia de contar en la sala con la presencia de los Héroes de Cuba y Puerto Rico: Fernando González Llort presidente el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y Oscar López Rivera Héroe de Puerto Rico, quienes compartieron largos años de prisión en cárceles de Estados Unidos por defender a sus pueblos. Pidió a Oscar López hacerle llegar a Ana Belén Montes el abrazo agradecido, el amor y el cariño como argentina y latinoamericana: “el ejemplo de Ana Belén, y el de ustedes nos fortalecen para enfrentar los grandes desafíos que impone la crueldad del bloqueo a Cuba. Nos inspiran en Argentina para luchar por la libertad de Milagro Sala y exigir el fin de la persecución a la vicepresidenta Cristina Kirchner, a la que pretenden proscribir de por vida de la política argentina, en medio de un año electoral muy complejo”. Destacó las palabras del presidente cubano Miguel Diaz-Canel en la VII Cumbre de la CELAC por el respaldo de Cuba a la descolonización de Puerto Rico, Malvinas e islas del Sur argentino.

Nuestra editora, también miembro de la Red en Defensa de la Humanidad, lucía el pullover entregado por la delegada brasileña Carmen Diniz, coordinadora del Capítulo Brasil del Comité Internacional: Dignidad tiene Rostro, con la imagen de Ana Belén Montes.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: