Puentes de Amor: Cuba necesita equipos para su desarrollo y no odio

De Estados Unidos a Cuba hay que mandar equipos para su desarrollo y no odio, afirmó hoy el activista Carlos Lazo, coordinador del movimiento Puentes de Amor.

Al saludar la entrega de una licencia a una empresa privada estadounidense para vender equipos pesados a la isla, Lazo expresó que cosas como estas son, de alguna manera, huecos que se le hacen al bloqueo.

Ojalá que vengan más noticias como esas, vendrán más, pero hay que seguir presionando y levantando la voz para poner el fin al bloqueo y dejen vivir a Cuba, subrayó durante una directa en las redes sociales.

Esos son pasos positivos que van en la dirección correcta, apuntó el profesor cubano residente en la ciudad de Seattle, quien recordó que de eso se trata, de construir puentes de amor.

Los que quieren que haya actividad económica, que los cubanos puedan hacer sus proyectos de vida en su país, los que quieren que quiten a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, son los que aman y construyen, apuntó.

En ese sentido, exhortó al presidente Joe Biden a que “se apure y no espere más porque hay muchos decepcionados con la política timorata de esta administración que prometió un cambio hacia Cuba”.

El bloqueo existe, pero Puentes de Amor también, señaló un internauta.

Mientras haya un cubano digno seguiremos luchando por el levantamiento del bloqueo, comentó otro.

Por primera vez en seis décadas Estados Unidos autorizó a una empresa privada la venta de motos, autobuses, camiones, equipos de construcción y agrícolas a Cuba.

Según anunció Katapulk, propiedad del cubanoamericano Hugo Cancio, recibió una licencia ampliada que le permitirá enviar a la isla equipos pesados fabricados en Estados Unidos entre 2018 y 2023.

Katapulk obtuvo en mayo una licencia del Departamento del Comercio para la exportación hacia la isla caribeña de automóviles de alta gama nuevos y de uso, lo que con la actual disposición extenderá el diapasón de sus ventas.

Recientemente, John Felder, un veterano y hombre de negocios con sede en Maryland que por décadas se movió en el envío de vehículos al Caribe, recibió también una licencia para exportar carros eléctricos y scooters a Cuba.

Tomado de Prensa Latina / Foto de portada: ODA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: