El maestro cubano merece una atención esmerada

Por Alina Perera Robbio.

Los maestros, y también quienes se consagran en el ámbito de la Salud, son pilares de humanidad en Cuba. Es por eso que, en la mañana del martes, desde el Palacio de la Revolución, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, habló de ellos con sentida admiración.

Merecen una atención esmerada, lo cual no es imposible de hacer”, afirmó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, a propósito de esos artífices del espíritu que, como él recordó, trabajan en condiciones complejas, y para quienes pueden ser pensados acompañamientos muy concretos, no solo al más alto nivel, sino también en los territorios, donde ellos tienen un aula.

El mandatario fue enfático en la atención diferenciada que deben recibir los maestros. Por lo anterior, indicó a los presentes la futura pero no lejana presentación de una propuesta que incluya chequeos y consultas médicas periódicas, así como iniciativas nacidas de los gobiernos locales, sobre cómo ofrecer a los educandos opciones variadas y asequibles en ámbitos comerciales.

Las ideas fueron compartidas durante una reunión que tuvo lugar, con las autoridades responsables, a propósito del curso escolar 2023-2024, que ya casi comienza.

Fue un encuentro que también contó, desde la presidencia, con el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, así como con el vicepresidente de la República de Cuba, Salvador Valdés Mesa; ambos miembros del Buró Político.

La reunión se ha realizado a dos semanas de otra similar, también efectuada en el Palacio de la Revolución, en la cual la ministra de Educación, Naima Ariatne Trujillo Barreto, además de explicar tácticas y estrategias en pos del perfeccionamiento del sistema de enseñanza, anunció un recorrido a lo largo del país.

Este martes, una vez concluido el encuentro entre la dirección del país y las autoridades responsables con el curso escolar 2023-2024, el equipo de prensa de la Presidencia de la República de Cuba volvió a dialogar con Naima Ariatne Trujillo Barreto, en busca de detalles sobre los resultados que dejó el recorrido.

Al respecto, la titular afirmó que el resultado «ha sido extraordinario, primero porque pudimos verificar las principales preocupaciones que teníamos».

En segundo término, valoró que: «Tuvimos la oportunidad de intercambiar con una cantidad importante de trabajadores del sector, docentes, no docentes, decisores, y pudimos evaluar incluso, con la participación de los demás organismos que tienen corresponsabilidades, junto al Ministerio de Educación, para poder asegurar la gran fiesta de la familia cubana en septiembre».

La directiva argumentó la afirmación anterior: «Creo que el hecho de que todos nuestros niños, en condición de equidad y justicia, puedan acceder a todas las instituciones de nuestro sistema educativo, es un hecho para festejar».

MOTIVACIONES Y DIAGNÓSTICOS

La titular de Educación expresó que el recorrido a lo largo de Cuba, y realizado en estos días de agosto, dejó «muchísimas motivaciones, y también hemos identificado cosas muy interesantes, propuestas muy concretas que han hecho nuestros trabajadores, en las cuales pensamos que en la mayoría podemos dar respuestas».

Habló en términos de respuestas «incluso mucho más inmediatas de lo que hubiéramos podido imaginar, y que todas tienen que ver con el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de nuestros recursos humanos».

Lo anterior también tiene que ver, dijo, con las posibilidades de una cobertura de enseñanza con calidad.

La ministra resaltó el impacto que ha significado para los distintos territorios poder contar con un grupo de «acuerdos que concretamente hemos podido tomar con cada lugar en particular», lo cual ha permitido también ir en busca de ese equilibrio «que estamos buscando entre poder cubrir las necesidades que tenemos» y alcanzar «variantes de calidad que permitan un trabajo metodológico, efectivo en la escuela».

El itinerario, según la titular, permitió «verificar incluso el estado de aseguramientos como el uniforme, tan importante también en este momento; y hay compromiso de todos los que participamos, y también una respuesta extraordinaria de nuestro sector, que también está evaluando, junto a la familia, minuto a minuto, qué puede faltar, qué otra cosa puede estar pendiente».

Naima Ariatne Trujillo Barreto reflexionó sobre el hecho de haber vuelto a tener, en poco tiempo, «una reunión de trabajo al más alto nivel», lo cual es expresión, afirmó, de la voluntad política, y de que «nuestro sistema educativo puede estar en condiciones favorables».

Es un encuentro que, en su opinión, «ha permitido puntualizar nuevamente cualquier detalle que pueda quedar, porque estamos a horas de que se inicie el curso escolar, el primero después de las condiciones de la pandemia, con 46 semanas de extensión».

–¿Cuáles son los principales retos de este curso?

–Están asociados –respondió la titular– a que esa cobertura del personal docente tenga una evaluación permanente, para que las decisiones que hemos tomado ahora sean sostenibles en el tiempo, y que, en todas las aulas, en las que hemos tenido que pensar en una variante y que a lo mejor no es la que preferiríamos, exista la atención necesaria, y que eso tenga una sostenibilidad como la que a nosotros nos hace falta.

SOBRE LAS PRUEBAS DE INGRESO

El tema de las pruebas de ingreso también interesó a los periodistas. Al respecto, la Ministra de Educación comentó:

«Tendremos exámenes de ingreso dos veces. Por supuesto, para cortes distintos. En octubre serán los exámenes de ingreso de los que han concluido su 12mo. grado en el mes de julio. Hubo cursos de verano, como todos conocemos. Para el mes de septiembre hemos llevado refuerzos no solo con la atención de los profesores que trabajaron con ellos (los alumnos), sus mismos profesores del 12mo. grado, sino también a partir de la teleclase.

«Y después, en el mes de mayo, estaremos nuevamente en examen de ingreso, porque los que comienzan su 12mo. grado en septiembre, harán sus exámenes de ingreso en esa fecha».

«Esto ha sido acogido, a nuestro juicio, de una manera muy favorable, porque es la expresión de que tanto la Educación como la Educación Superior van a poder tener calendarios similares, y eso le asegura a la familia una continuidad inmediata, que no haya una ruptura quizá en términos de tiempo».

La Ministra subrayó que lo anterior implica «un reto para la Educación Superior, pero tanto en el sistema de la Educación General como en el de la Educación Superior estamos tomando las medidas para que esto tenga el impacto que esperamos».

Finalmente, la directiva ofreció a los periodistas un dato que encierra el valor que tiene para Cuba dar a sus hijos la instrucción y la educación que la sociedad tanto necesita para seguir siendo humanista: Cerca de 1.700.000 estudiantes estarán asistiendo en breve a las aulas, en los distintos niveles de la enseñanza general.

Puede que a alguien le parezca solo un número. En él, sin embargo, habitan desvelos y esperanzas de un país en pleno.

Foto: Estudios Revolución.

Tomado de Granma / Foto de portada: Dunia Álvarez Palacios / Granma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: