Venezuela: Free Alex Saab, una jornada para exigir la liberación del diplomático venezolano

Por Geraldina Colotti.

El 16, en Venezuela y otras ciudades del mundo, fue el día de Alex Saab. En Caracas se desarrollaron tres debates para exigir la liberación del diplomático, secuestrado y deportado a Estados Unidos, quienes lo acusan de “conspiración”. Para la defensa y para el movimiento “Free Alex Saab”, el diplomático solo ayudó a la Venezuela bolivariana a escapar del bloqueo económico-financiero impuesto por EEUU y sus satélites, importando alimentos, combustibles y medicinas.

El primer debate, titulado “La lucha contra el bloqueo en 2022 y la liberación del diplomático Alex Saab”, fue auspiciado por la Cátedra contra el Bloqueo, instalada en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). La rectora de la universidad, Sandra Oblitas, abrió el encuentro. Con ella, el viceministro de políticas contra el bloqueo, William Castillo, la joven esposa de Saab, la italiana Camilla Fabri, Roigar López por el Movimiento Free Alex Saab e Indhriana Parada, que forma parte del grupo de abogados voluntarios en defensa de Saab.

Antes del debate, Parada adelantó algunos temas de su exhaustiva charla, en la que mostró todas las fases del secuestro de Saab, ocurrido hace 613 días en Cabo Verde, cuando el diplomático, que se dirigía a Irán para su misión humanitaria, fue obligado detenerse para abastecerse de combustible y desembarcado a la fuerza del avión, a pesar de su condición de diplomático. Siguió una dura detención, compuesta de presiones, torturas y privaciones, para convencerlo de declarar falsedades contra el presidente Maduro, hasta su deportación a Estados Unidos hace cuatro meses.

Una «entrega» como las practicadas por Estados Unidos tras los atentados de las Torres Gemelas en 2001 con las que supuestos «combatientes enemigos» eran ilegalmente secuestrados para ser torturados en prisiones secretas con la complicidad de estados subordinados a EE.UU. En este caso, la complicidad fue del gobierno de Cabo Verde, que -como explica la abogada- se ha prestado a numerosas violaciones de tratados internacionales para complacer la voluntad de Estados Unidos. Las violaciones aparecieron claras desde el principio, en ausencia de una orden de arresto real, que llegó mucho más tarde y en nombre de otra persona y luego continuaron con la negativa sistemática de Cabo Verde a responder a las solicitudes humanitarias enviadas por las instituciones internacionales.

El día 16 se trataba de establecer el cronograma del proceso judicial, que se inició en un juzgado del sur de Florida tras la deportación de Saab, porque se negó a negociar declarándose inocente. “Aunque ante la falta de pruebas -explica la abogada Pareda- se le imputaron 8 cargos, siete relacionados con lavado de dinero y uno por “conspiración”. En lugar de reconocer su condición de diplomático, se le aplicó una teoría llamada «deslegitimación del prófugo», a pesar de que Saab no había puesto un pie en los Estados Unidos durante más de 10 años».

Aunque los otros 7 cargos fueron desestimados más tarde, el de «conspiración» sigue, y caería si se reconociera la inmunidad diplomática. Sobre esto, la defensa apeló ante un tribunal de Atlanta, Georgia, que lo admitió y ahora, tras varios aplazamientos, “se espera un fallo para el 4 de abril, casi un año después de interpuesta la apelación”. La audiencia que tuvo lugar el miércoles entre la fiscalía y la defensa de Saab fijó el juicio para el próximo 11 de octubre y una nueva sesión de estatus para el 10 de junio, que será determinada por la decisión de la Corte de Apelaciones del 4 de abril de Georgia, relativa a la inmunidad diplomática. Mientras tanto, el de Saab se convierte en un caso de escuela para comprender el alcance y las implicaciones de las medidas coercitivas unilaterales impuestas a Venezuela.

Indhriana Parada explica: “Luego de las medidas coercitivas impuestas a Venezuela en 2015, el presidente Maduro promulgó un decreto de emergencia económica que permitió activar todo el aparato administrativo, al que siguió la Ley Contra el Bloqueo, acompañada de un Observatorio nacional sobre “sanciones” y por un viceministerio específico, encabezado por William Castillo. Paralelamente, se creó la Cátedra Antibloqueo, una carrera que abarca diversos campos disciplinares y que, desde la universidad pública, podría extenderse también a la educación segundaria”.

Castillo ilustró los efectos e implicaciones del bloqueo en todos los ámbitos de la vida del país y mostró las estrategias de recuperación que han motivado energías en todos los niveles: desde el de gobierno hasta el de las comunidades en resistencia. El tema de la guerra mediática también ha sido analizado. La ponencia de Roigar López titulada «Alex Saab: Operación asesinato moral con fusiles mediáticos y fines políticos» mostró la construcción de una campaña de desprestigio contra el diplomático y su familia, y amenazas a los activistas que lo defienden, «realizada por ONGs pagadas por Estados Unidos y por una delirante persecución mediática diseñada para crear una opinión negativa, como en el caso del portal Armando.info”.

Poniendo el nombre de Alex Saab en el buscador -dijo López- uno se encuentra con “15.600.000 ocurrencias. Haciendo un breve análisis de los 100 primeros resultados, aparecen 94 negativos y solo 6 noticias positivas”.

Tema también abordado en el encuentro internacional de la comunicación popular y alternativa, organizado por Conaicop, bajo la coordinación de Alcides Martínez. Por la noche, en el Teatro Alameda, de la parroquia San Agustín de la capital, se llevó a cabo un foro titulado «#NO+BLOQUEO», organizado también por el movimiento Free Alex Saab. Asistieron Laila Tajaldine, Olga Álvarez, Michel Caballero, Pedro Carvajalino, Mario Silva y el diputado Julio García Zerpa. Los analistas abordaron el tema en los campos de la geopolítica, de los medios, del derecho internacional y de la guerra de cuarta generación. 

García Zerpa, quien forma parte de la comisión parlamentaria de reparación a las víctimas del bloqueo, aclaró aún más la importancia y valentía de Saab. Por ello, los analistas han rechazado en su conjunto la noticia, difundida con gran estruendo por Estados Unidos, según la cual el diplomático venezolano era colaborador de la Dea. Pero, ¿de qué sirve, entonces, secuestrarlo y torturarlo y seguir manteniéndolo segregado cuando los verdaderos traidores de Venezuela están protegidos por Estados Unidos y liberados? La intención -se ha dicho- es crear confusión en el movimiento internacional, que se agrupa en torno a la familia de Alex Saab, protegida por Venezuela y siempre presente en los debates. Por eso, un grupo de militantes en la sala se puso de pie para rodear a Camilla Fabri Saab con la bandera venezolana.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.