Homenaje a Alicia Jrapko en el Día Internacional de la Mujer

Por Bill Hackwell / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Estados Unidos.

Aquí están mis comentarios de apertura en el Homenaje Internacional a Alicia el 5 de marzo. El enlace al evento completo se encuentra al final de la página. En mi nombre, en el de los tres hijos y los seis nietos de Alicia, les agradecemos su presencia. Tras el fallecimiento de Alicia, esperaba que mucha gente enviara su recuerdo porque estar cerca y trabajar con Alicia siempre te hacía sentir que estabas haciendo algo positivo y que contribuías de alguna manera a un mundo mejor, uno con menos injusticia, menos racismo y más solidaridad humana, era una experiencia que la gente recordaba. Siempre fue tolerante y fácil de trabajar con ella, y tanto si se trataba de una campaña larga como de un encuentro corto, su estilo de liderazgo era atractivo; siempre hacía que la gente se sintiera incluida y apreciada.

Alicia era socialista… Fidelista para ser más exactos… pero eso no se interponía en su rara capacidad de reunir a diferentes círculos políticos para trabajar juntos por una causa común, como dijo una vez: «El éxito de nuestros esfuerzos en la lucha por la liberación de los Cinco Cubanos se basó en el hecho de que abrimos la puerta de par en par para trabajar con todo tipo de personas, algunas de las cuales no estoy seguro de que podamos llamar progresistas». Su sinceridad siempre se manifestó haciendo que las defensas de la gente para no colaborar desaparecieran. Danny Glover me dijo que nunca supo cómo decirle que no a Alicia.

Pero volviendo a la respuesta, lo que no esperaba era la avalancha de solidaridad y aprecio que hemos recibido y seguimos recibiendo de todo el mundo….. Alicia siempre se mantuvo centrada en el objetivo; en las metas, y nunca buscó elogios por sus esfuerzos, quizás por eso está recibiendo tantos ahora.

En todos los proyectos y campañas en los que trabajamos ella y yo teníamos una división del trabajo no escrita. Nunca empezamos a tratar de averiguar quién iba a ser responsable de qué, simplemente lo sabíamos. Su oficina estaba en la mesa de la cocina y la mía aquí, en la mesa del salón, y cuando necesitábamos resolver algo, salíamos de casa y nos íbamos a caminar los cinco kilómetros que rodean el lago Merritt, en el centro de Oakland.

Trabajar en este homenaje me hizo darme cuenta de lo poco que sabía en realidad sobre la profundidad de lo que hizo Alicia, porque de todas las grandes cosas había miles de pequeñas cosas que pasaron desapercibidas. Alicia habría tomado la iniciativa de organizar un evento como este y me ha hecho pensar que nunca conoces realmente que ha hecho una persona hasta que has tenido que hacer el trabajo fuerte sin ella.

Sé que hay muchos de nosotros a los que nos hubiera gustado contar una historia sobre Alicia hoy, pero hemos tenido que limitarla a unos pocos de sus colaboradores más cercanos. Esperamos tener un evento en vivo en el Área de la Bahía en un futuro no muy lejano y uno en Cuba cuando sea posible.

Dicho esto, de todas las personas con las que Alicia trabajó, ninguna fue más cercana que Graciela Ramírez, ahora editora en Cuba del Resumen y coordinadora del Comité Internacional por la Paz, la Justicia y la Dignidad en La Habana. Tanto Alicia como Graciela fueron empujadas a la lucha en Argentina durante la dictadura militar de su país, dictadura respaldada por los Estados Unidos en los años 70, y aunque no se conocían en ese momento no podrían haberse convertido en hermanas más cercanas de lo que lo hicieron… especialmente en la larga campaña por la liberación de los 5 cubanos, el trabajo constante para acabar con el bloqueo a Cuba y el establecimiento del Resumen Latinoamericano en inglés.

Así que ahora, en el espíritu del Día Internacional de la Mujer, verás en la intervención de Graciela cómo fue que estas dos poderosas mujeres se hicieron aún más fuertes y efectivas en la lucha al trabajar juntas como una sola.

Para ver el homenaje completo vaya a:

Foto de portada: Bill Hackwell / Archivo.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.