Rusia acusa a nacionalistas de ataque a planta de Chernóbil

El viceministro de Defensa de Rusia, general del Ejército Nikolái Pankov, denunció este miércoles que los nacionalistas ucranianos cayeron en una provocación extremadamente peligrosa al atacar la subestación y las líneas eléctricas que alimentan la central nuclear de Chernóbil.

Durante una conferencia de prensa, el oficial precisó que ante ese sabotaje especialistas rusos tomaron medidas rápidas para cambiar a generadores diésel de reserva y mantener el servicio eléctrico en la planta, que permanece bajo custodia de las tropas de Rusia. Agregó que “la parte ucraniana está tratando por todos los medios de evitar la organización de cualquier trabajo de reparación y rehabilitación”.

A juicio suyo, “esto confirma una vez más el carácter absolutamente intencionado y provocador de las acciones de los nacionalistas”, dijo.

Sobre el tema, el viceministro de Energía ruso, Pavel Sorókin, aseguró que técnicos de Belarús resolvieron “el problema de restaurar el suministro de energía de forma permanente desde el sistema energético bielorruso”.

En la mañana de este miércoles, la Compañía Nacional de Energía Ukrenergo (operadora de la planta) informó que la referida central nuclear se había quedado sin electricidad debido a los ataques de las tropas rusas, cuando en realidad estas preservan su seguridad. Agregó que los combates imposibilitan los trabajos de reparación para restablecer el suministro eléctrico.

 

A través de Twitter, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, trató de infundir temores y culpar a Rusia al plantear que los generadores de electricidad que abastecen a la central tienen una capacidad de reserva de unas 48 horas.

Kuleba amplió que, luego de ese tiempo, “los sistemas de enfriamiento de la instalación de almacenamiento de combustible nuclear gastado se detendrán, lo que hará que las fugas de radiación sean inminentes”.

Sin embargo, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dio a conocer que el fallo del suministro eléctrico no supone lo que llamó “un impacto crítico en la seguridad”

En un comunicado, la OIEA declaró que “la carga de calor de la piscina de almacenamiento de combustible gastado y el volumen de agua de enfriamiento en la planta de energía nuclear de Chernóbil son suficientes para la eliminación efectiva del calor sin necesidad de suministro eléctrico”.

No obstante, el director general de esta agencia de la Organización de las Naciones Unidas, Rafael Grossi, solicitó a Rusia permitir la rotación del personal que trabaja para brindar seguridad al sitio, escenario de la mayor catástrofe nuclear civil en la historia humana, ocurrida en abril de 1986.

El ataque de los nacionalistas ucranianos a Chernóbil se produce en el contexto de la operación militar especial lanzada por Rusia el pasado 24 de febrero para proteger a la población del Donbás y desmilitarizar-desnazificar Ucrania.

Moscú ha precisado que sus objetivos son estrictamente militares, no civiles, y que no busca ocupar Ucrania ni derribar al Gobierno del presidente Volodimir Zelenski.

El Ministerio de Defensa de Rusia debió poner bajo su custodia a esta central nuclear y a la de Zaporizhia (la segunda mayor de Europa), que fue atacada por nacionalistas ucranianos, quienes prendieron fuego a un edificio auxiliar para generar un escándalo global.

 

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: Sputnik.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.