Sesiona en Washington reunión del G-20 con la mira puesta en Rusia

Ministros de Economía y Finanzas y los gobernadores de los Bancos Centrales del Grupo de los Veinte (G-20) se reunirán hoy en Washington, por primera vez desde que comenzó el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Como parte de la semana de reuniones de primavera boreal del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, los líderes financieros asistirán de forma presencial o virtual y se esperan pronunciamientos en torno a la situación de Rusia dentro de la economía global.

Según reportes de prensa, varios países occidentales quieren excluir al gigante euroasiático del G-20 a raíz del conflicto bélico. Pero Indonesia, que preside el grupo este año, se mantiene “imparcial”. Otros miembros como India o China tampoco la condenaron hasta el momento. El ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, confirmó su asistencia, pese a que Estados Unidos expresó su deseo de buscar la expulsión de Rusia del grupo.

Esta semana, un funcionario del Departamento del Tesoro del país norteamericano declaró que Washington boicoteará algunas reuniones del encuentro, si la nación euroasiática participa en ellas.

Estados Unidos y sus aliados “continuarán sus esfuerzos” para aumentar la presión económica sobre Moscú y apuntarán a aquellos que intenten eludir las sanciones, advirtió.

La postura estadounidense se suma a un comunicado previo del Ministerio de Economía de Francia, en el que advirtieron que varios países del G7 podrían abandonar la reunión del G20 cuando hable el representante ruso.

Antes, a fines de marzo, el mandatario estadounidense, Joe Biden, opinó que Rusia debería ser expulsada del G20 y señaló que si eso no se podía hacer en “Indonesia y otros no están de acuerdo, tendríamos que permitir que Ucrania también pueda asistir a las reuniones”.

Rusia fue expulsada del Grupo de los Ocho países más industrializados del mundo (G-8) en 2014, después de la incorporación de Crimea a la Federación por voluntad popular expresada en una referendo, pero mantiene su presencia en el G-20.

Rusia: EEUU trata de “enganchar” a Europa a su gas mediante la imposición de sanciones a Moscú

El representante de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Dmitri Polianski, afirmó que EE.UU. persigue el objetivo de aumentar el suministro del gas estadounidense en Europa al incentivar el rechazo de los países del continente de la materia prima rusa.

“Nuestros pragmáticos colegas estadounidenses buscan descaradamente extraer el máximo beneficio económico para ellos. Al empujar a los europeos hacia sanciones económicas cada vez más severas, Washington, que es el que menos sufre en ese escenario, tiene la intención de ‘engancharlos’ firmemente a su gas con el tiempo”, dijo el diplomático en una reunión del Consejo de Seguridad de la organización.
Al mismo tiempo, Polianski aseguró que “la economía rusa hace frente exitosamente la presión de las sanciones, encontrando en esta situación nuevas posibilidades para su desarrollo y nuevos socios seguros”.

“El único país que está perdiendo de todo lo que ocurre es, en todos los sentidos, Ucrania. Pero las autoridades en Kiev parecen no haberlo entendido, o pretender no haberlo hecho”, agregó el representante ruso.
 
Rusia sobre las negociaciones con Ucrania: La pelota está en su campo, estamos esperando una respuesta

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, expresó hoy que las autoridades de su país estaban preparadas para que Kiev se comportara de manera inconsistente durante las negociaciones para una solución del conflicto bilateral.

Recordó que la propuesta de iniciar las conversaciones salió de la oficina del presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, la cual fue aceptada por Moscú.

“Entonces, como siempre, comenzó el circo, literalmente y en sentido figurado, del régimen de Kiev: primero vienen, luego no vienen, a veces participan, a veces no participan. ¿Estaban preparados para esto en Moscú? Sí, por supuesto”, aseguró Zajárova, en declaraciones al canal de televisión Rusia 24.
En su opinión, durante los últimos años el enfoque de las negociaciones de Kiev se ha construido de la misma manera. Puso como ejemplo el camino negativo recorrido desde 2014 por los acuerdos de Minsk para poner fin al conflicto interno en ese país, los cuales no se implementaron.

La representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia indicó que Moscú ya perdió la confianza en los negociadores ucranianos, por lo que los resultados de las pláticas son verificados sobre el terreno.

En días recientes, el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, aseguró que las autoridades de su país están a favor de mantener el diálogo con Ucrania, pese a sus cambios de posición.

“No veo ninguna razón por la que no podamos continuar, aunque la parte ucraniana dé giros, a veces de 180 grados, rechazando lo que ella misma propuso hace un par de días, por ejemplo. Pero somos gente paciente y persistente”, dijo Lavrov a la televisión nacional.

Denunció que las últimas propuestas de acuerdo de paz presentadas por Kiev a Moscú se alejan de las entregadas y conciliadas por ambas delegaciones en las conversaciones del 29 de marzo en la ciudad turca de Estambul.

Mientras, el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, aseguró hoy que su país entregó a las autoridades de Ucrania un proyecto de documento con formulaciones claras y elaboradas para poner fin al conflicto bilateral.

“La pelota está en su campo, estamos esperando una respuesta”, subrayó el alto funcionario, quien se refirió a las advertencias del presidente ruso, Vladimir Putin, acerca de los cambios de opinión constantes de Kiev, los cuales tienen “muy malas consecuencias en cuanto a la eficacia de las negociaciones”.
El jefe de la oficina de prensa del Kremlin reiteró que la dinámica de la parte ucraniana deja mucho que desear, “porque no muestran mucha inclinación a intensificar el proceso de negociación”.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: PL.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.