Cuando el pueblo abraza al pueblo: La vigilia por las víctimas del Hotel Saratoga

Por Laura V. Mor/ Fotos: Yaimi Ravelo/ Video: Victor Villalba Gutiérrez/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 13 de mayo de 2022.- 168 horas tuvieron en velo a cubanas y cubanos desde que el pasado 6 de mayo hubo una explosión en Habana Vieja al parecer por un escape cuando un camión cisterna recargaba un depósito de gas licuado en el Hotel Saratoga, que se preparaba para su reinauguración tras el cierre por la pandemia.

Con el hallazgo de la última persona desaparecida en las inmediaciones, comenzó el duelo oficial y también la vigilia. 24 horas donde el pueblo cubano se reunió para rendir un sentido homenaje que, de alguna manera, abrazara a esas familias, haciéndoles saber que no estaban solas en esta mala jugada del destino.

El Parque de la Fraternidad hizo honor a su nombre y acogió a decenas de miles de personas que durante la última semana siguieron minuto a minuto el arduo trabajo de rescate, con la esperanza de que hasta el último momento se encontraran con vida.

Eran las siete de la tarde cuando familiares y amigos de las víctimas se iban acercando con sus flores y velas a los 46 cubanos y cubanas que, desde las fotos, parecían mirarlos, como dándoles ese último abrazo.

El dolor se multiplica” había dicho Fidel… y esta noche así fue.

Hombres, mujeres, jóvenes, familias, abuelos desfilaban respetuosamente frente a esos carteles que mostraban los rostros de aquellos que esa fatídica mañana estaban en el Hotel Saratoga.

Allí estaban los médicos, los bomberos, los rescatistas, las fuerzas de seguridad, los compañeros de trabajo. Estaban también personas que, sin conocerlos, se acercaban a rendir ese homenaje genuino surgido de la más profunda empatía hacia el sufrimiento del otro.

En sus rostros se veía la angustia de saber que podría haber sido cualquiera de ellos, si casualmente ese día hubieran estado en una de las zonas más transitadas de La Habana. Se veía también ese sentimiento inexplicable que acompaña el dolor ajeno, como si fuese propio.

Eran las 9 de la noche y con la llegada del Presidente Miguel Díaz Canel junto a su esposa Lis Cuesta, La Habana se quedaba en silencio. Un minuto que acompañaba a cada madre, a cada hijo, a cada hermano, a cada abuelo, a cada amor que ese 6 de mayo sintió ese inexplicable desasosiego que deja el vacío de perder a un ser querido.

El dolor se multiplicó, pero también ese sentimiento de solidaridad y humanidad infinita que continúa caracterizando al pueblo cubano, generación tras generación.

Esta noche fue testigo de algo que hubiésemos querido no vivir, pero que nos recordó que otro mundo es posible…ese mundo que a veces puede parecernos un tanto lejano; pero que está ahí palpable, cuando, en momentos como este, el pueblo abraza al pueblo.

Autores

, ,

2 comentarios en «Cuando el pueblo abraza al pueblo: La vigilia por las víctimas del Hotel Saratoga»

  • el 14 de mayo de 2022 a las 3:05 PM
    Enlace permanente

    Un sentido artículo de una excelente cronista comprometida con el país que eligió para vivir y al que ama como propio es notorio

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.