Presidente colombiano evalúa decretar emergencia económica

El Presidente de Colombia, Gustavo Petro, evalúa la posibilidad de decretar una emergencia económica en ese país suramericano, ante la próxima llegada del periodo invernal, que podría desencadenar una crisis climática debido al posible aumento de la actividad lluviosa.

Durante una visita del jefe de Estado al municipio de Santa Lucía, al sur del departamento del Atlántico, mostró preocupación por los efectos de la venidera temporada, por lo que instó a los organismos de Gestión del Riesgo, a dictar medidas preventivas, principalmente en zonas vulnerables.

«Los congresistas podrán opinar, los medios de comunicación y la sociedad. Pero si vamos a vivir un episodio peor que el del 2010, en términos de clima, entonces, necesariamente el país tiene que entrar en una emergencia económica”, subrayó el dignatario colombiano.  

Petro refirió que las consecuencias de la crisis climática que podría desencadenarse, se relacionan directamente con la hambruna, por lo que convocó a todos a estar preparados para enfrentar esa emergencia, cuando aún el país sufre los efectos de la pandemia de la Covid-19.

«Sí vamos a vivir un periodo peor que lo que se vivió en el año 2010, el país tiene que entrar en una emergencia económica. El problema es que ya venimos de una alargada por la pandemia, pero tendríamos una decretada por favores climáticos. Nos estamos jugando el pellejo de nosotros y de nuestros hijos», refirió el mandatario.

Según han alertado expertos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de Colombia, la temporada de lluvias que debe iniciar en septiembre y extenderse unos tres meses en el país, será más activa de lo que se espera, pronosticando hasta un 40 por ciento más de lo normal en la región Andina y un 20 por ciento superior en el Caribe.

El Ideam explica además que puede haber peligros de inundaciones en las zonas de La Mojana, el Golfo de Urabá, sur de Chocó y algunos sectores de Antioquia y Norte de Santander, así como saturación de suelos.

A lo anterior, se suma la recurrencia del fenómeno atmosférico oceánico La Niña, que azota el área y la expone al riesgo de mayores precipitaciones.

 

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: ColPrensa.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: