¿Se garantizan los derechos humanos en Cuba?: Una mirada desde la sociedad civil

Por Claudia Fonseca Sosa.

El Día Internacional de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Este histórico documento proclama los derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano, sin importar su raza, religión, sexo, idioma, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, etc.

Cada 10 de diciembre la ONU hace un llamado a la comunidad internacional, a la conciencia pública, e insiste en el necesario reforzamiento de políticas e iniciativas que contribuyan a la garantía de los derechos humanos de todos y para todos, su protección y promoción por los Estados y los distintos actores sociales.

***

A propósito del Día Internacional de los Derechos Humanos, Cubadebate conversó con Norma Goicochea Estenoz, presidenta de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU), organización no gubernamental que forma parte de la sociedad civil cubana.

¿Están garantizados los derechos humanos en Cuba? ¿Cómo analizar el tema desde la sociedad civil?

—En Cuba, todos somos parte de la sociedad civil. Hay una sociedad civil revolucionaria, que acompaña las políticas gubernamentales -incluidas todas las políticas para garantizar la protección y la promoción de los derechos humanos de la población cubana-, y en eso se insertan también muchos actores sociales.

“Luego, pienso que existen otros actores que –lamentablemente- se alejan de los principios de humanismo que caracterizan a la Revolución Cubana e, incluso, juegan con todas las acciones (o las acompañan) de los enemigos de Cuba, de la reacción, para ir en contra de este sistema revolucionario.

“Pienso que hay que partir de la definición de que la Revolución ha significado la protección de los derechos humanos de todos y para todos. Y, confesándome martiana y fidelista -eso lo tengo en el ADN-, siempre pienso en la forma en que el Programa del Moncada, en el histórico alegato “La historia me absolverá” de Fidel, quedó claro que entre los primeros elementos que tendría en cuenta la Revolución Cubana estaban la protección y promoción de los derechos humanos. Basta con revisar lo que se planteaba sobre el acceso a la educación y a la salud, sobre la distribución de la tierra, sobre dar acceso a todos los desposeídos…

“Entonces, cuando vamos a hablar de los derechos humanos en Cuba, hay que tener en cuenta que es un concepto que viene en el pensamiento de los líderes de la Revolución desde que asaltaron el Cuartel Moncada, y puede decirse que desde antes, durante todo el proceso de afianzamiento de la nacionalidad a través de las luchas revolucionarias”.

A propósito del Día Internacional de los Derechos Humanos, Cubadebate conversó con Norma Goicochea Estenoz, presidenta de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU), organización no gubernamental que forma parte de la sociedad civil cubana. Foto: Cubadebate

La Revolución Cubana ha tenido constantemente que estar enfrentándose al mito de que Socialismo equivale a ser enemigos de las libertades civiles y políticas. ¿Qué opina sobre esto?

—Considero que no es precisamente un mito sino una concepción ideológica que se trata de imponer, y que responde a un pensamiento, a una doctrina que está encaminada a tratar de minar las bases de las sociedades socialistas, y que trata también de demonizar lo que hacemos. Siempre ellos (los detractores) lo tratan de ver desde la filosofía y la ideología burguesa.

“Pienso que la Revolución Cubana –no voy a hablar de otro país, porque aquí nací y soy producto de esta Revolución- ha demostrado ser sinónimo de garantía y respeto de toda la población. ¿Qué es si no respeto a los derechos humanos el acceso de las personas negras como yo a todos los beneficios que ofrece la sociedad cubana, a las universidades, a trabajar, a tener posibilidades de superación profesional e –incluso- poder asumir determinadas responsabilidades administrativas?

“La Revolución, el Socialismo cubano, ha demostrado que es un sistema de todos y para todos; que no es perfecto –porque la perfección no existe-, pero es el sistema más justo al que se puede aspirar. Es un sistema basado en la justicia social, la igualdad, el humanismo, en darle un espacio dentro de nuestra sociedad a todas y todos. Un ejemplo de cómo nuestra sociedad respeta, garantiza, protege y promueve los derechos humanos de todos, y en su totalidad, es el Código de las Familias que acabamos de adoptar.

“Me gusta mucho referirme al Código de las Familias como el Código de los afectos o Código del cariño, porque es una norma que da espacios y que reconoce el papel que tienen en la sociedad los diferentes sectores de la población.

“Repito, no es un mito, ese pensamiento de ideología burguesa está entronizado, y muchos lo siguen en el marco de la lógica neoliberal de destruir al sistema socialista. Pero pienso que la práctica de la Revolución Cubana ha demostrado que eso no es así.

“Si hablamos de garantías y de derechos, debemos mencionar también el Programa para el Adelanto de la Mujer en Cuba. ¿Se puede decir que en Cuba no se respetan los derechos de la mujer cuando nosotras tenemos ese programa, cuyo objetivo es posicionar a las féminas en el lugar que nos corresponde?

“Lo mismo sucede con el Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial. ¿No es este un ejemplo también de lo que hace nuestra sociedad para lograr que lo que pueda existir de racismo y de discriminación racial en Cuba se elimine, para garantizar de verdad que se aplique lo que establece el Artículo Primero de la Constitución de la República: esta es una República unitaria, con todos y para el bien de todos.

“La Revolución Cubana ha demostrado que nuestro socialismo… socialismo criollo, que tiene esa mezcla fabulosa que viene dada por el ADN cubano -que no se parece al de ningún otro lugar-, respeta todos los derechos humanos.
“Los que nos atacan, tratan de decir que no se respetan determinadas libertades, pero siempre digo que en todos los Estados del mundo existe una legislación, leyes que los ciudadanos de todos los países tienen que respetar, y si usted viola las disposiciones, pues entonces debe responder por eso donde quiera que esté.

“Esta es una Revolución que se ha hecho con el pueblo, por el pueblo y para el pueblo, por tanto, los que atentan contra esta Revolución que incluye a toda sociedad civil, contra esta Revolución que tiene como objeto y sujeto al hombre, pues no tienen cabida en nuestra sociedad. Es mi opinión personal, desde la óptica de la sociedad civil y desde la óptica como ciudadana cubana que soy.

“Siempre que hablo de estos temas, afirmo que lo hago siendo una buena cubana, -y subrayo buena cubana- porque si no fuera una buena cubana, no pudiera tener el altísimo privilegio que tuve de representar a este pueblo, que es un ejemplo para el mundo, y que sigue luchando y construyendo, porque en esa construcción sigue defendiendo sus derechos humanos”.

Cuba ha sido constantemente atacada con campañas de descrédito promovidas no solo desde EEUU, sino también desde Europa. Alegan que no se respetan en Cuba determinadas libertades. ¿Qué decir desde la sociedad civil cubana a esas campañas de descrédito?

—Como sociedad civil participamos muchísimo en los diferentes análisis que se hacen sobre el cumplimiento de Cuba en las diferentes convenciones de Naciones Unidas, y hay que ver lo que dicen las diversas sociedades que integran la sociedad civil cubana al respecto. Existen tantos argumentos para desmontar esas campañas enmarcadas en la ideología, en el pensamiento neoliberal de atacar las bases de la Revolución Cubana… Ese pensamiento que se engarza totalmente con las políticas de bloqueo que aplican los EEUU, y que lamentablemente, también siguen otros Estados que no luchan contra la extraterritorialidad del bloqueo.

“Recuerdo una vez que en Europa organizaron una exposición, en el Parlamento Europeo, que titularon Los fusilados en Cuba, y eran imágenes de niños como si la Revolución los hubiese fusilado. Lo cual es completamente absurdo. Por tanto, muchas veces esas campañas de descrédito se apartan totalmente de la verdad y son vergonzosas.

“La historia de Cuba, de su proceso de formación y consolidación de la nación, ha demostrado que en la Isla se respetan los derechos humanos desde la óptica del individuo y también desde la óptica del derecho internacional humanitario.

“Los que orquestan esas campañas olvidan, o mejor dicho, están empeñados en desvirtuar la historia, esa historia de respeto, promoción y protección de los derechos humanos de todos y para todos. Esas campañas de descrédito tratan de atentar contra la Revolución, pero a nosotros no nos tumban, tenemos dificultades sí, que seguiremos enfrentando para continuar adelante. Eso la sociedad civil cubana lo tiene muy claro.

“En Cuba sí hay un lugar donde se violan los derechos humanos, y es la ilegal Base Naval de Guantánamo. Pero nadie habla de Guantánamo. ¿Qué dicen los ideólogos burgueses, los que hablan de derechos humanos y libertad de prensa, de lo que sucede en Guantánamo? ¿Cuándo se han pronunciado por la libertad de Julian Assange? Una vergüenza para la humanidad son los dobles raseros que lamentablemente están presentes todo el tiempo al analizar el tema de los derechos humanos y el proceso cubano.

“Los cubanos tenemos muchísimas razones para sentirnos orgullosos. Y lo que hacemos en materia de derechos humanos es motivo de orgullo. ¿Qué es si no respeto a los derechos humanos todo el proceso legislativo que estamos llevando a cabo y en el cual participa la sociedad civil cubana desde las diferentes sociedades?
“Creo que el Código de las Familias es un ejemplo puro de democracia, dada su construcción colectiva. Pero también se han aprobado un conjunto de leyes, como el Código Penal, la Ley de Procesos penales…, que tributan también a la garantía, promoción y protección de los derechos humanos, y que se publican en las distintas plataformas de la Asamblea Nacional del Poder Popular. La población tiene la capacidad de opinar, tal y como he presenciado que sucede en Europa. Entonces, ¿lo que es válido para unos no lo es para otros?

“Con nuestro accionar desmontamos esas campañas, y políticas de descrédito burguesas. Lo que sucede es que no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

¿Se podría decir que luchar por el levantamiento del bloqueo es luchar por la garantía de los derechos humanos en Cuba?

—La sociedad civil cubana este año ha emitido dos declaraciones sobre el tema del bloqueo. Una de fecha 7 de julio, en la cual se ponen al desnudo las violaciones a los derechos humanos de las familias cubanas que significa el bloqueo. La otra, del 28 de octubre, como conclusión del XVIII Foro de la Sociedad Civil Cubana en contra del bloqueo.

“En ese Foro organizamos cuatro paneles. En el primero invitamos a las sociedades médicas y abordamos cómo el bloqueo transgrede las distintas disposiciones de las Naciones Unidas sobre las enfermedades no transmisibles. Escuchar las presentaciones de directivos de las sociedades de Pediatría, Oncología, Cardiología, Inmunología, realmente me conmovió profundamente. Porque demostraban cómo cada día la población cubana ve violado su derecho a la salud, su derecho a la vida, producto del bloqueo.

“Otro panel trató sobre el impacto del bloqueo en las políticas de inclusión del Estado para las personas con cierta discapacidad. También se abordó el impacto del bloqueo en las nuevas formas de gestión no estatal. Un panel discutió sobre las consecuencias del bloqueo en la concesión de asistencia humanitaria.

“Nosotros, desde la sociedad civil cubana, hablamos siempre del bloqueo como una violación de los derechos de los cubanos, que también transgrede muchas resoluciones de la ONU relacionadas con temas de equidad, igualdad, acceso e inclusión. El bloqueo afecta nuestro derecho a la vida, el derecho a una vida sana física y mentalmente.

Un elemento que se manejó en el Foro fue la capacidad de resiliencia del pueblo cubano, manifestada en todas las esferas de nuestra vida, de nuestra sociedad… factor esencial para enfrentar esa política inhumana, ilegal, arbitraria, unilateral, genocida de EEUU.

“El pueblo cubano en su continuo batallar ha de mostrado que el propósito del bloqueo, desde su génesis, es fallido. Ellos hablan de que el Estado cubano es fallido, pero para nada. Somos un país que sigue avanzando, en el que la sociedad civil cubana sigue acompañando las políticas desde una mirada crítica también. Nuestra sociedad civil le dice al Estado la percepción sobre los diferentes temas, con una mirada crítica pero constructiva.

“Debemos continuar comprometidos en la construcción de esta obra colectiva, porque la justicia social –la característica esencial de nuestro sistema- siga fortaleciéndose y eso significa protección y promoción de los derechos humanos de todos y para todos”.

Ahora la crítica va hacia el supuesto irrespeto en Cuba de las libertades religiosas, tras la inclusión del país en otra de las listas espurias de EEUU…

—En estos momentos se celebra el V Congreso Internacional  “Diálogo en torno a los derechos humanos”, que patrocina la Universidad de La Habana, la ACNU, la Unión Nacional de Juristas de Cuba, el proyecto sociocultural Quisicuaba, y dos instituciones del Estado (Ministerio de Justicia y Ministerio de Trabajo y Cenesex, adscrito al Ministerio de Salud Pública).

“El doctor en ciencias Enrique Alemán, director del proyecto sociocultural Quisicuaba, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, coordinador de la Plataforma interreligiosa cubana, y presidente de la Asociación de Espiritistas de La Habana, ofreció una conferencia magistral que tituló “Estado laico y libertad religiosa en Cuba”, mediante la cual demostró cómo en Cuba históricamente se ha respetado totalmente la libertad religiosa.

«El turista que visita Cuba y camina por las calles de La Habana o cualquier otra provincia puede presenciar que en ese ajiaco que somos los cubanos existen todas las fes, y se profesan de una manera libre y espontánea.

“La Revolución Cubana enfrenta constantemente todo tipo de campaña. Nos ponen en todas las listas, ahora sobre libertad religiosa, pero también en la de países que patrocinan el terrorismo. A un país que ha sido víctima del terrorismo de Estado. Yo diría que EEUU es el país que patrocina el terrorismo, o no crees que el bloqueo es una política terrorista, cuyo fin es causar hambre y miseria al pueblo cubano.

“El bloqueo viola nuestro derecho humano de elegir y construir nuestro sistema, por el que hemos apostado y que además hemos refrendado en la Constitución. Es además una violación de nuestra libertad de expresión. Es terrorista querer subvertir el orden en Cuba y querer generar hambre y necesidades para que la población salga a la calle con el objetivo de tratar de hacer caer nuestro sistema político, económico y social.

“La insistencia de colocarnos en esas listas arbitrarias demuestra la intención política enraizada que tienen los EEUU desde la época de la doctrina de la fruta madura e incluso antes. El único objetivo es tratar de revertir nuestro sistema porque no somos un país que se somete a sus políticas. Tenemos conciencia como nación, que se construyó desde nuestros padres fundadores, que se consolidó con los líderes históricos de la Revolución, y que sigue consolidándose con la participación de todos.

“Existen ejemplos genuinos de democracia en Cuba, como las elecciones municipales del Poder Popular, el referendo popular para la aprobación de una nueva Constitución, el proceso para adopción del nuevo Código del Trabajo, entre otros. La praxis de la Revolución Cubana demuestra día a día lo que es el respeto, no solo de los derechos económicos, sociales y culturales, sino también de los derechos civiles y políticos. La sociedad civil cubana ha demostrado cada día cómo las violaciones de todos los derechos que nos asisten vienen dadas, en primer lugar, por la permanencia del bloqueo, esa política fallida.

“No puede ser un Estado fallido este que tiene esa fuerza del pueblo y ese respeto internacional. La Revolución sigue teniendo ese enfoque de ciencia, de construcción colectiva de un mejor país, adaptado a toda la dinámica internacional. Repito, la sociedad civil cubana tiene muchísimas razones para seguir aportando a la construcción de esa República con todos y para el bien de todos que nos planteaba José Martí.

“Nosotros como sociedad civil estamos en estos momentos difundiendo un llamado que hizo la organización People’s Forum de EEUU al presidente Joe Biden, donde le pide al mandatario estadounidense que, a raíz del efecto devastador que tuvo el huracán Ian en el occidente del país, levante el bloqueo al menos por seis meses, para que nos permita recibir ayuda humanitaria y para que facilite que podamos comprar insumos y materiales de la construcción en EEUU, y que eso también facilite que se puedan hacer transacciones financieras desde EEUU hacia Cuba. Estamos inmersos en un movimiento, contactando organizaciones de la sociedad civil y personalidades de todo el mundo, pidiéndoles que se unan a este llamamiento”.

***

Aun cuando el país ha sido constantemente satanizado sobre estos temas, Cuba sí tiene mucho que mostrar en materia de derechos humanos. Son reconocidos a nivel mundial los resultados del sistema de salud cubano, en educación, cultura, deporte y participación en instrumentos internacionales.

Llegamos al 10 de diciembre de 2022 en medio de un proceso de actualización el entramado regulatorio y legislativo del país, tras la aprobación de una nueva Constitución de la República, y luego de un abarcador proceso popular que culminó con la adopción del nuevo Código de las Familias.

El Gobierno cubano mantiene su firme voluntad de continuar fortaleciendo y perfeccionando la promoción y protección de los derechos humanos para todos, a pesar de la obsoleta política de bloqueo económico, comercial y financiero que por seis décadas han mantenido sucesivas administraciones de los EEUU contra el país.

Cuba ha sido elegida en varias ocasiones para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, órgano compuesto por 47 Estados miembros, responsables de la promoción y protección de todos los derechos humanos en el mundo.

Nuestro país se conduce en el Consejo de Derechos Humanos con voz propia y constructiva, con su experiencia de nación en desarrollo defensor del diálogo y la cooperación, contrario a los enfoques punitivos y la selectividad, en favor de la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos.

Tomado de Cubadebate.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: