China designa como nuevo canciller a su embajador en EEUU

El presidente de China, Xi Jinping, designó este viernes como nuevo ministro de Relaciones Exteriores al diplomático Qin Gang, quien hasta el momento se desempeñaba como embajador en los Estados Unidos (EEUU).

El nuevo titular de Exteriores sustituirá a Wang Yi, quien encabezó las labores de la Cancillería desde 2013 y se ha granjeado el respeto y la admiración de sus homólogos de otras naciones.

De acuerdo con medios de prensa, Qin Gang nació en Tianjin (noroeste) en 1966. Su paso por la diplomacia comenzó en 1988. Ha ocupado diversos puestos dentro de la Cancillería y en misiones chinas en el exterior.

Además, fue viceministro de Exteriores a partir de 2018 y asumió en 2021 como embajador en los EEUU.

En cuanto a Wang Yi (Beijing, 1953), tiene una amplia hoja de servicios desde su incorporación al Ministerio de Relaciones Exteriores en 1982. Entre otras tareas, fue embajador en Japón y trabajó como canciller durante una década.

En 2018 fue designado consejero de Estado y vicesecretario del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh). Durante el XX Congreso del Partido Comunista de China, fue electo miembro del Buró Político. 

El nuevo Canciller chino se opuso enérgicamente a la visita a Taiwán que en agosto pasado realizó la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de los EEUU, Nancy Pelosi.

Entonces manifestó: «Hace 25 años, el presidente (de la Cámara de Representantes) Newt Gingrich visitó la región de Taiwán. Fue un error. La parte china se opuso firmemente desde el principio. La parte estadounidense debería haber aprendido la lección, en vez de repetir el mismo error. Un error no se justifica por cometer un nuevo error de la misma naturaleza».

Añadió que no se debe «confundir la cuestión de Taiwán con el conflicto de Ucrania. La cuestión de Taiwan es un asunto interno de China». 

Subrayó que China está en su derecho de defender su soberanía y su integridad territorial (…) La actual situación la ha creado el lado estadounidense. Por supuesto, deben asumir su responsabilidad. Lograr la reunificación es la firme y fuerte voluntad de toda la nación china. No puede violarse la soberanía nacional de China. El pueblo chino no puede ser humillado. La reunificación de China no puede detenerse».

Tomado de Telesur / Foto de portada: Xinhua.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: