Colombia: 11 cuerpos fueron encontrados tras combates entre el ELN y las disidencias de las FARC

Un total de 11 cuerpos fueron encontrados por las autoridades colombianas en una zona rural del departamento de Arauca, tras días de enfrentamientos entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y una facción de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los cadáveres fueron levantados en el municipio Puerto Rondón por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), perteneciente a la Fiscalía, luego de que el Ejército despejara la zona y permitiera su ingreso, según Caracol.

Nueve fallecidos fueron localizados el martes y dos el miércoles. Todos los cuerpos fueron enviados a Medicina Legal para que se determine la causa de muerte y se haga la identificación, recoge El Espectador.

Las disidencias que mantienen estos combates serían las relacionadas con el Bloque Suroriental o ‘Gentil Duarte’, que no se acogió al acuerdo de paz desde un inicio, y que está liderado por ‘Iván Mordisco’. Este grupo había manifestado días atrás su voluntad de participar en el cese al fuego bilateral acordado con el Gobierno como parte de la propuesta de ‘paz total’ del presidente Gustavo Petro.

Aunque se ha anunciado el cese de las hostilidades, esto no ha ocurrido en la práctica. Esta semana se conoció que la Columna Móvil Franco Benavidez, que forma parte de este bloque de las disidencias, cercó y amenazó a los funcionarios que se encontraban dentro de una comandancia de Policía en el departamento de Nariño, en el sur del país, y que grabaron a los guerrilleros custodiando el lugar.

Del mismo modo, se reportó el secuestro de dos soldados por miembros de las extintas FARC.

En cuanto al ELN, se espera que en una nueva ronda de conversaciones se determine con la delegación gubernamental las condiciones para sumarse al cese al fuego que quedó suspendido tras un malentendido entre las partes.

Una operación militar

En un comunicado del Ejército, recogido por los medios, se afirma que tras conocer lo ocurrido «se planeó y desarrolló una operación militar» para llegar al sitio «con el propósito de proteger a la comunidad y garantizar los derechos y libertades».

El texto también señala que se desactivaron «de manera controlada» áreas donde había más de 20 artefactos explosivos improvisados y 12 medios de lanzamiento de cilindros instalados por los grupos armados.

Las tropas se mantendrán en esa área rural para «restablecer la tranquilidad de la comunidad, garantizar la normalidad de las actividades y estabilizar el territorio».

Según la Comisión de la Verdad, desde enero del año pasado el ELN y las disidencias de las FARC se disputan el control territorial. En esa área fronteriza hay presencia de minas antipersona, reclutamiento de menores de edad para los grupos guerrilleros, confinamiento y desplazamiento de la población.

Tomado de RT / Foto de portada: Luis Robayo / AFP.
 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: