Policía peruana interviene violentamente en Universidad de San Marcos, Lima

La Policía Nacional de Perú (PNP) ingresó este sábado a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima (capital), donde se encuentran alojados ciudadanos de diferentes regiones que viajaron para sumarse a la marcha contra la presidenta designada Dina Boluarte.

Los elementos de la policía entraron con violencia y sometieron a los líderes estudiantiles y sociales que habían organizado que el campus universitario albergará a las caravanas de comunidades indígenas que llegaron para las protestas masivas contra el Gobierno peruano.

También han arrestado a varias personas, los han tirado al suelo, mientras se han llevado las donaciones y sus pertenencias, de acuerdo con las denuncias publicadas en redes sociales.

Una persona alojada en la residencia estudiantil de la Universidad San Marcos señaló que no hubo fiscal durante la operación violenta de desalojo de manifestantes en el campus.

Activistas en las fueras de la sede del centro educativo demandaron que se deje pasar a los abogados y congresistas para que puedan proteger los derechos de quienes están adentro. Cabe indicar que la Universidad San Marcos fue tomada por estudiantes el pasado 17 de enero en solidaridad con las personas que vienen protestando en contra del Gobierno y el Congreso de la República.

En el caso de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) el Consejo Universitario acordó acoger a estudiantes del sur del país. Los primeros alumnos en llegar fueron de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco.

Horas después de la intervención, un grupo de policías de choque se retiró de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos después del desalojo de manifestantes alojados ahí. En el interior quedan aún policías de investigación, peritos y de otras unidades.

El fiscal superior provisional y coordinador nacional de las Fiscalías en Prevención del Delito, Alfonso Barnechea, anunció a los medios en las puertas de la universidad que fueron 200 personas las detenidas en el operativo y que se han trasladado una veintena de fiscales a este lugar para verificar que se hayan respetado los derechos humanos de los ciudadanos.

Desde el miércoles pasado empezaron a llegar a esta universidad cientos de personas de Puno, Arequipa y Cusco, entre otros puntos del país, que venían a la capital peruana para participar en las grandes marchas convocadas que piden la renuncia de Boluarte, el cierre del Congreso, la convocatoria de una Asamblea Constituyente y el adelanto de elecciones generales.

Tras el ingreso de los agentes, policías con equipos antidisturbios se congregaron a las puertas del campus para acordonar la zona. El operativo contó con el apoyo de un helicóptero policial.

Tomado de Telesur y el Necio / Foto de portada: EFE.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: