Aniversario 94 del más nacedor de todos: Ernesto Che Guevara

Hablaré del amor
Héctor Celano

Salió a besar la vida
Apetitosos ojos juveniles entraron al paisaje
América lucía… seductora
Acampanado verde era el follaje.
Salió a besar, vayasaber qué Vida,

qué júbilo terrestre de la aurora,
tal vez, cabe pensar, salió a buscarse,
tan recién, tan de labios a la brisa,
tan devorado Sandokán de historias
que, al final, se lo tragó el paisaje.

Sólo hablo del AMOR
Salió a curar heridas
Una alquimia dispersa y redentora
le abanicaba el rastro
Cierto temblor cutáneo de su pueblo
estrangulado a sílabas
rasgó su corazón como un zarpazo.
Iba a curar, soñándose,
en algún leprosario olvidó los apuntes
¡con manos tan abiertas solo se lleva vuelo!
Y dio a la tempestad, desde lo adverso,

por el disturbio de voces que querían…

-Solo hablo del Amor-
El beso universal, fondeó la vida,
cavó las madrigueras donde el odio
regurgita a estertores la flema del espanto
y fue a la tempestad
amable
amando
¡vasto!

Ya no volvió a mirar las serranías primeras
sus maternales tierras
Ya, El Faro de La Isla
Asia
África… ¡Ya Bolivia!
Ya insolente vendaval humano
olivar cabalgando en la tormenta
el rayo de la infamia dio en su frente
y en cinco llantos
nos besó una estrella

Sólo hablo del AMOR
porque El Amor es esto,
esto que me parece cuando tiemblo
cuando siento que llega
se aproxima a un brazo del asombro
descuelga su sonrisa un  ¡VENCEREMOS!
dulcifica, conjura la impaciencia;
como puedo, lo invento en los portones
lo llevo a las veredas
donde acecha el vuelo enardecido de la rosa

Y si hablo del AMOR, no es otra cosa,
Desprendimiento, ubre de tibieza,
latir en otros,
aniquilar de veras el gusano burgués que nos consume,
entender la ecuación trascendiendo la regla
¿¡Y quién le toca la boina a tal entrega!?
¿Quién libera la brisa con labios afiebrados
si la revolución sucede hembra?
¡Un hombre es más que un hombre cuando lucha!

¡Ay del AMOR!
Y de Él Amor
Guerrillero Poeta Soñador
No mitigó el asma
ni abrevó el zumo del esfuerzo.
Yo, que empezaba a mirar cuando le dieron
con ojos juveniles,
recurro a estos escritos
dispongo de mis huesos

Me avergüenzo ante mí, únicamente,
por lo peyorativo de mis ecos
Con errores y aciertos hocico la derrota,
cargo sólo un se equivocó… mezquino,
llevo abiertas las grietas de la duda
Envinado de sol por la hendidura
carnosa
de mi gente que se apuña
traigo un CHE

que me crece y se prolonga
desde la nervadura del sonido

Otros GUEVARA suelen por mi sombra
dejo un ¡PRESENTE! con olor a lluvia
y disparo ternura, por ahora.

 

(*) Poema laureado con el Premio Internacional de Poesía “Ciudad del Che”, el 14 de junio de 1998, en Santa Clara, Cuba, por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) , fue escrito durante los primeros días de Octubre de 1987 y recitado inicialmente por el autor el día 8 del mismo mes en la Ciudad de Córdoba y el día 10 en la Ciudad de Carlos Casares, Argentina, al cumplirse el 20 aniversario del asesinato al Comandante Ernesto Guevara.

Héctor Celano nació el 30 de marzo de 1950 en La Matanza, Buenos Aires. Ha publicado más de 15 libros y se halla incluido en varias Antologías. Desde hace 6 años conduce las Crónicas del Milenio que transmite todos los lunes desde Buenos Aires para Radio Habana Cuba y son retransmitidas por radios amigas de Argentina y América Latina.

 

Crónicas del Milenio – Radio Habana Cuba

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.